ALUMNOS DE UNIVERSIDADES PRIVADAS PIDEN QUE EL ESTADO REGULE LAS CUOTAS

 

Compartimos con ustedes una breve nota que sintetiza el conflicto producto de las recientes movilizaciones, ante la problemática educativa en la provincia, que responde en particular a las dificultades por las que atraviesan las universidades privadas, pero que incumbe a toda la comunidad universitaria y educativa.

 

Alumnos universitarios mendocinos nucleados en diferentes centros de estudiantes se reunieron con legisladores nacionales por Mendoza para solicitarles intervención ante un despiadado ajuste.

Un acontecimiento tuvo un importante condimento, donde convergieron quienes concurren a universidades públicas y privadas. Un aspecto no menor, porque al decir de los educandos, la problemática educativa de ese nivel está sufriendo inusitado e inmerecido maltrato institucional que afectaría a ese grueso de jóvenes que trabajan para poder estudiar o provienen de familias también trabajadoras.

Al encuentro solo concurrieron diputados nacionales de la oposición, con la llamativa ausencia de los del oficialismo, a los que también se les solicitó su presencia, aseguraron desde los centros de estudiantes.

El Ciudadano presenció el cónclave y al final del mismo habló con algunos jóvenes quienes expresaron: “Hemos sido escuchados y haremos un seguimiento del compromiso que han asumido con nosotros los diputados nacionales, porque necesitamos ser atendidos y entendidos por toda la comunidad en general y que ella nos acompañe, en un reclamo justo y necesario. Las cuotas que debemos abonar en las facultades privadas aumentaron en los últimos tiempos más de un 25% que hace que sea inalcanzable, y muchos chicos no pueden alcanzar o sostenerse en el sistema educativo universitario”.

Al pedírseles mayores precisiones detallaron: “Aquí converge todo: inflación, paritarias docentes a la baja, aumentos de costos de transporte y el remate final es lo que se cobra en esa cuestionada cuota. En una palabra, vemos que el Estado hace todo para que cada vez sea más inaccesible el ingreso a la educación universitaria, tanto en lo público y ni hablar en lo privado. Incluso con una situación que creció en los últimos años, donde tenemos chicos que por trabajar en el día no pueden cursar en al universidades públicas. Entonces cursan en las privadas donde pagan un arancel que sostiene a la universidad pública y a la privada”.

La Provincia y la Nación tienen una actitud discriminatoria con todos los que queremos realizar nuestros estudios universitarios. Nos ponen en una suerte de libre mercado, donde el que puede pagar que estudie, el resto que quede afuera y eso no le interesa al Estado. La universidad se ha transformado en un privilegio, en donde concurren selectos grupos con un poder adquisitivo que no es el de la mayoría. Esto es una mala y grave señal a nuestras familias y a nuestro futuro. Necesitamos que se revierta”.

Diputados nacionales trabajan para que el estado regule las universidades privadas

Los legisladores por Mendoza José Luis Ramón, Guillermo Carmona, Rubén Miranda y Omar Félix están elaborando un proyecto de ley que, según dicen, está muy avanzado y sería presentado en comisiones respectivas de la Cámara de Diputados de la Nación para su tratamiento. Al respecto, esto le dijo Omar Félix (PJ): “Venimos trabajando junto a los estudiantes en un tema que afecta a quienes concurren a universidades privadas por los aumentos sostenidos de las cuotas. Con un dato a tener en cuenta, en Mendoza, donde las universidades públicas no tienen horario nocturno, lleva a que muchos trabajadores tengan que ir a las privadas. Esto hace que el problema transversal afecte en los aumentos de cuotas a sectores con precarios ingresos de familia. Por eso estamos elaborando un borrador con un proyecto de ley nacional que contemple esta situación”.

Por su parte, el diputado nacional Rubén Miranda (PJ) expresó: “Es muy importante esta convocatoria que han realizado distintos centros de estudiantes, con un detalle a destacar, aquí están universidades públicas y privadas. Esto no nos debe sorprender, porque el denominador común es el ataque a la educación que ya se muestra en todo el país. Creo que no es casual, porque cuando ni la Provincia, mucho menos la Nación se preocupan de estos temas está clara la dirección que imponen al sistema educativo. Le debo agregar, en el caso de Mendoza, el traslado a las facultades con un desastroso MendoTran, no pensado precisamente para la clase trabajadora, menos aún para quienes quieren estudiar. Todo esto, más otros puntos están contenidos en un proyecto de ley que estamos preparando en Buenos Aires con el aporte fundamental de la opinión y sugerencias de todos los estudiantes universitarios. La idea es que el Estado intervenga en las cuotas o aranceles que cobran las universidades privadas”.

 

Finalmente, el legislador de la Nación Guillermo Carmona (PJ), sostuvo: “Estamos ante la afectación del derecho a la educación, porque cuando hay desregulación y se trata a la educación como a una mercancía, como ocurre con las universidades privadas, se termina con abusos y restricciones al acceso y permanencia en el sistema universitario de miles de jóvenes argentinos en general y mendocinos en particular. Inclusive, con grave perjuicio a personas adultas que deciden iniciar una carrera. En nuestro proyecto de ley hablamos de universidades públicas con gestión privada que tienen que estar reguladas por estado en cuotas que sean expresamente autorizadas por las autoridades nacionales, donde las universidades justifiquen el valor de la cuota en función al servicio que prestan. Es inaceptable la exorbitancia de cuota que paga un alumno por inscribirse, mensualidad o para rendir, y la miseria que recibe de salario un docente de esas universidades. Nosotros proponemos desde la Cámara de Diputados de la Nación que se termine con estos abusos, pensando y fortaleciendo esa educación que merece la gente”. (El Ciudadano)

Valora este artículo
(0 votos)