Puntos de coincidencia entre las reivindicaciones de los “chalecos amarillos” y el movimiento obrero argentino

 

El objetivo que se propone está nota es poder establecer algunos paralelismos entre los reclamos llevados adelante por los “chalecos amarillos” en Francia y los reclamos del movimiento obrero argentino. Frente a los embates de las políticas económicas, sociales y laborales que llevan adelante los gobiernos de Macri y Macron, dedicados a favorecer a pequeños sectores de la población vinculados a la especulación y la renta financiera en detrimento de las grandes mayorías. 

Pretendemos tomar algunos de ellos para establecer un punto de comparación frente a algunas reivindicaciones del campo nacional en pos de conseguir una vida más justa y soberana.

Indigencia cero (urgente)

 A fines del 2018, algunos datos arrojaban que 1 de cada 10 franceses son pobres, siendo Francia el tercer país con el mayor PBI de Europa, pero aun así un 21% de la población no puede procurarse tres comidas diarias al día, y 1 de cada 5 que no percibe ayudas sociales, vive debajo del umbral de la pobreza.

 Según el Observatorio Francés de la Coyuntura Económica reconoció que las medidas económicas de Macron benefician mucho a los “ricos” o “muy ricos” y poco a los “pobres” o “muy pobres”.

 En Argentina el índice de pobreza, en el primer semestre de 2018, fue de un 27.3%, alcanzando un total de 12 millones de personas, aumentando con respecto al segundo semestre del año 2017. Esto producto del impacto del aumento de precios, la inconstancia en el tipo de cambio, la falta de empleo, el no cierre de paritarias dignas y el cierre de miles de puestos de trabajo.

 Lo único que le ha importado a Macri en estos tres años de gobierno es mantener el negocio de la timba y la especulación financiera, contrario a los intereses del pueblo que es quien termina pagando los costos de la fiesta de unos pocos.

 Por su parte Macron es un tipo que proviene de una clase vinculada a las finanzas, los bancos. Es un especialista en inversión bancaria y estuvo ligado al banco francés Rothschild & Cie, vinculado a la familia Rothschild que a lo largo de su historia como banqueros se han convertido en una de las dinastías bancarias más importantes, usureras de pueblos y países en todo el mundo.

 Las políticas de Macri y Macron están destinadas a favorecer a algunos pequeños sectores concentrados de la sociedad vinculados a los servicios, las finanzas y los grandes terratenientes, nunca a favor de las grandes mayorías y los más desprotegidos.

 Favorecer el pequeño comercio entre pueblos y centros de las ciudades. (moratoria sobre la construcción de centros comerciales alrededor de grandes ciudades que arrasan el pequeño comercio)

 Entendemos que en los centros de las grandes ciudades se da, debido a la gran población que hay en los mismos, una gran concentración de pequeños comercios que suelen ser los más perjudicados ante la instalación de grandes comercios que arrasan con los mismos, llevándolos, en el peor de los casos a la quiebra.

 La instalación de grandes centros comerciales en las ciudades, termina desestabilizando al pequeño comercio, ya que tiene una gran oferta de productos, monopoliza la comercialización fijando precios y rompiendo con la cadena de pequeños comercios céntricos. Pero no solo las grandes cadenas de supermercados afectan al pequeño comercio, sino también la apertura de importaciones que compite en precio con los productos regionales.

Es acá donde juega un papel importante el Estado, en sus diferentes niveles, ya que debe ser el encargado de regular la instalación de grandes supermercados en zonas céntricas, pero además debe facilitar al pequeño comerciante o emprendedor la posibilidad de acceder a un crédito con baja tasa de intereses que le permita instalarse, aplicar impuestos progresivos que vayan de la mano con las ganancias que produce el comerciante y no que lo ahoguen. Además aplicar altos impuestos a los productos exportados que compiten en precios con los producidos en el país, para generar un mayor consumo interno y una activación de la economía.

 Esta debería ser una política de gobierno que se lleve a cabo con total compromiso, no es casualidad que los chalecos amarillos lo reclamen en Francia y que también sea un reclamo de los pequeños comerciantes argentinos y mendocinos. La aplicación de estas políticas va a depender del carácter del gobierno que conduce, y Macri y Macron en Francia no tienen muchas intenciones de modificarlo.

Que los grandes (McDonald´s, Google, Amazon, Carrefour y demás) paguen mucho y los pequeños (autónomos. Microempresas y pymes) poco

 Podemos analizar este punto y establecer una relación con el anterior y con lo que refiere al impuesto a las ganancias, entendiendo que existen grandes comercios en el mundo, y en los que respecta a Argentina y Francia, que producen grandes ganancias comparados con cualquier pequeño emprendimiento familiar que no produce lo mismo y que no se encuentra en todo el planeta.

 No queremos decir con esto que un McDonald tenga que dejar de existir, sino que los impuestos que pague sea un porcentaje racional. En este caso dicha empresa, cotiza en bolsa y ha superado a fines de 2018 las ganancias estimadas por Wall Street. No sucede lo mismo con una pyme de un productor de conservas que recién comienza y que seguro necesitará de un crédito con bajos intereses y eso es tarea fundamental del Estado para estos pequeños emprendimientos.

 Es fundamental hacer análisis de este tipo, para poder comprender con ejemplos más concretos las políticas económicas que lleva adelante cada gobierno y a quién beneficia con las mismas. En el caso de Macri y Macron sabemos, como ya dijimos, que están abocados a beneficiar a los grupos más concentrados de la economía, facilitándoles el aparato del Estado para llevar a delante sus negocios, que de otra manera no lo podrían hacer.

Fuentes:

 

https://www.lanacion.com.ar/2176184-pobreza-indigencia-indec

https://rinacional.com.ar/sitio/carta-abierta-los-pequenos-medianos-comerciantes-mendoza/ 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)