País

Ante la proximidad de un nuevo aniversario del golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976, se hace imperioso recordar la noche más oscura de la historia argentina reciente. Escrutar y estudiar el pasado es condición necesaria para comprender los dramas del presente y proyectar un mejor porvenir. Ya se ha dicho que la conciencia histórica es la base de la cultura política y de la conciencia nacional. En los tiempos difíciles que corren nos vemos obligados a recurrir a ellas.

Leer más …

Marchamos

Escrito por Sábado, 09 Marzo 2019 19:18 Publicado en País

En todos los puntos de todo el país, nos reunimos argentinas y argentinos para conmemorar el día de la mujer, bajo el lema “Ni una menos”. Carteles y banderas abundaban y no eran necesariamente homogéneas. Es una buena señal, ningún movimiento que reclama por algo justo tiene una coincidencia amplia en absolutamente todos los puntos. Hubo, sí, grandes acuerdos: la violencia (la inseguridad, el femicidio), la despenalización del aborto, la injusticia social (brecha salarial, entre otros) y de género.

Leer más …

 

El aumento de las tarifas de gas se ha vuelto impagable para quienes más sufren el ajuste que está llevando a cabo el macrismo. Según Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas), unos 87 mil usuarios tuvieron que dar de baja el servicio de conexión de gas.

Un ciudadano informa a AM750: “…En la audiencia pública de hace dos martes las propias empresas plantearon un aumento de 34 por ciento, con el que acumulan un 2400 por ciento desde 2015”. Esto deja entrever como desde que asumió Mauricio Macri a los argentinos y a las argentinas les cuesta vivir cada día un poco más. La caída del poder adquisitivo, la inflación acumulada de más del 100%  y el derrumbe de la moneda nacional y la economía son un claro ejemplo del interés del Gobierno Nacional.

A menos de un mes para el otoño y de que comiencen los días fríos, estas familias inclusive tendrán que optar el uso de la leña o garrafas. Actualmente en el país, los servicios públicos parecen ser privilegios, viéndose imposibilitados de pagarlos que tienen que renunciar a ellos arriesgando su calidad de vida.

(Revista Universitaria)

                                                                                              ___

 

Al menos unas 87 mil familias de la provincia de Buenos Aires dieron de baja su conexión al gas de red por el aumento desmedido de las tarifas que alcanzó una suba del 2400 por ciento con relación a los precios de 2015. La información fue confirmada por las propias empresas distribuidoras y la Defensoría del Pueblo bonaerense, desde donde advirtieron que al no poder pagar muchos hogares evalúan comprar garrafa o volver a la leña. “La gente está siendo expulsada de los servicios públicos”, sostuvo el defensor Walter Martello, quien aclaró que la desconexión implica un atraso de “hasta 20 años” en cuanto a la seguridad y calidad de vida.   

El dato surge del propio balance de la empresa donde admitieron que 87 mil usuarios han dejado de tener conexión. En la audiencia pública de hace dos martes las propias empresas plantearon un aumento de 34 por ciento, con el que acumulan un 2400 por ciento desde 2015”, informó el defensor en diálogo con la AM750. Según Martello, este no será el último aumento del año ya que las propias empresas indicaron que el 34 por ciento alcanzaba para cubrir la suba del primer semestre.

Al tiempo que se dispara la tarifa de gas, muchos bonaerenses tuvieron que darse de baja por la imposibilidad de pagar los aumentos. Antes, solicitaron pagar en cuotas y hasta financiarse en el circuito informal. “Mientras tanto, leña porque se hace insostenible”, lamentó el funcionario que explicó que con el aumento del 34 por ciento quienes pagaban 230 pesos en 2015 de cargas fijos pasarán a pagar unos 3000.

Uno puede discutir si está bien o no el cuatro tarifario que permitía que una persona pagara 200 pesos por el servicio pero efectivamente no está bien que se paguen 3000”, opinó Martello.

El defensor explicó también que frente a este 2400 por ciento de aumento los salarios subieron, en el mejor de los casos, un 150 por ciento. “En la Defensoría verificamos que la gente deja de pagar la factura del servicio público, solicita cuotas a la empresa, que les dan hasta seis pero tampoco alcanza. Entonces van al circuito informal y se le genera el próximo mes un espiral porque tienen que pagar la tarifa, la cuota de la financiación y la cuota del endeudamiento por lo cual son expulsado de los servicios públicos por mucho tiempo. Es gente que no va a poder volver nunca más”, explicó el funcionario, para quien la vuelta a la garrafa o leña significa un “atraso de hasta 20 años”.

(Página 12)

Leer más …

La situación de crisis de nuestro país ya no es ningún secreto, ni para propios ni para extraños. La revista Forbes, que cada año actualiza un listado de personas millonarias en el mundo y se especializa en finanzas y negocios, publicó una advertencia que asombra por lo realista: “la Argentina está a un paso del colapso económico”. Tampoco es un secreto quiénes y de qué manera son responsables de esta crisis: la misma publicación asevera que esto se debe a la fuga de capitales y el endeudamiento sideral. Y es que el gobierno de Mauricio Macri, desde que asumió, se ha dedicado a promover la bicicleta financiera que garantiza esta transferencia de renta al exterior y toma de deuda por grandes cantidades. El gobierno de Cambiemos lleva al país a la ruina económica y social, y quienes sufren más crudamente las consecuencias son las grandes mayorías populares. Solo resta que estas tomen plena conciencia política de la situación para encontrar una salida de la crisis (Revista Universitaria).

 - — -

La revista especializada en finanzas y negocios realizó un durísimo pronóstico sobre la economía argentina.

Forbes, la revista norteamericana especializada en finanzas y negocios, realizó un durísimo pronóstico sobre el país, al advertir que «la Argentina está a un paso del colapso económico».

El influyente medio que cada año distribuye el listado de millonarios en el mundo aseguró que la situación del país se agrava «debido a la fuga de capitales» y explicó que «empresas como Coca Cola piden un procedimiento preventivo de crisis», tras citar otros casos como Carrefour o Avianca.

«La situación económica de Argentina se puede explicar por su nivel de endeudamiento, que aumentó 20 puntos porcentuales del PIB entre 2017 y el segundo trimestre de 2018, alcanzando una deuda pública de 77.4% del PIB, de acuerdo con la Cepal», indica la publicación en su edición mexicana.

Sin embargo, admitió que el gobierno de Mauricio Macri tuvo el año pasado un acierto, al superar la meta fiscal acordada con el Fondo Monetario Internacional, al alcanzar un déficit fiscal de 2,4% en el 2018, en vez de 2,7%.

En la nota, puntualiza que entre diciembre de 2015 y marzo de 2017 se perdieron 3,198 empresas en Argentina; es decir, siete por día, de acuerdo con datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

(Ámbito)

Leer más …

 

Al igual que una película de terror o suspenso en donde las tecnologías parecen dominar el mundo y quienes se encuentran detrás de éstas actúan impersonalmente para esconderse del miedo de sus víctimas. En el mundo del revés todo puede suceder.

Leer más …

Cuando la mentira ya no alcanza

Escrito por Viernes, 01 Marzo 2019 17:41 Publicado en País

En otras épocas de la historia argentina, la implementación de un programa económico de las características del actual, hubiera necesitado de una feroz represión que contuviera con violencia a la creciente movilización social. Y aunque ya se hayan cobrado la vida de varios, el modelo económico del gobierno de Mauricio Macri se ha sostenido fundamentalmente sobre los cimientos culturales de la prensa hegemónica y la universidad colonizada.

Las informaciones mentirosas o desdibujadas reproducidas hasta el hartazgo por los grupos de prensa concentrados y sus repetidoras a lo largo y ancho del globo, penetran como “balas” psicológicas en nuestras cabezas. En épocas de pos verdad, donde lo que importan son las apariencias, nos encontramos en el trabajo o en el almacén comentando alguna noticia convenientemente escandalosa sin consultar su veracidad. Afirmamos sin tapujos que “la gente no quiere trabajar” o que “se robaron todo”. No nos ruborizamos en lo más mínimo al afirmar que este es “un país de mierda”.

Quien escucha, asiente y reafirma lo dicho, en un acto de indignación mutua. Incluso entre nuestros familiares y amigos (que son el mejor reflejo de nuestra clase social) resulta muchas veces digno de admiración rematar alguna conversación con alguna de estas frases célebres.

Inseminada la idea en nuestra mente, se forman a partir de ella emociones y conductas que rechazan toda información que contradiga esa “verdad relativa”. Es la formación del “sentido común”. Existen fuertes presiones sociales sobre quienes asumen posturas ideológicas autónomas (de “buen sentido”) de la cosmovisión y sistema de valores del status quo. Sobre quienes piensan y sienten distinto a lo que dicen que debiéramos pensar y sentir.

Pero la usina cultural que formula las falsedades que luego son reproducidas a modo de vulgata por los medios concentrados de comunicación, es la Universidad. De donde se esperan las respuestas a los problemas que atravesamos como país, surgen las cadenas de nuestra dominación. Los científicos de la Economía avalan el ajuste mientras los teóricos de la sociedad critican los “populismos de izquierda”. Sin saber muy bien que significa ni una ni la otra, el resto de nosotros avalamos el ajuste y criticamos los populismos.

Estos dos factores (medios monopólicos y colonización pedagógica) conforman dos pilares claves de la colonización cultural, forma mucho más eficaz que los medios coercitivos o violentos para la sumisión de nuestro pueblo. En el caso actual, esta dominación vía cultural ha determinado en gran medida la llegada a la Casa Rosada de una alianza política que sostiene el interés de la banca financiera internacional (que es propietaria y teledirige a la prensa hegemónica en todo el mundo) en conjunto con un sector la oligarquía terrateniente tradicional. Logro conseguido con el apoyo de amplios sectores asalariados y estudiantiles que votaron en 2015 a Cambiemos en rechazo al kirchnerismo y toda su política satanizada por la prensa y la Universidad.

Pero en su cuarto discurso de apertura de las sesiones legislativas, Macri encuentra a ese armazón mediático que blindaba a su gobierno, seriamente debilitado. Los anuncios de 700.000 mil nuevos puestos de trabajos o la reducción de la inflación y la pobreza, chocan con una realidad indisimulable. No hay miseria que pueda ser tapada con el bombardeo comunicacional diario. Los reiterativos llamamientos a la esperanza de los argentinos son ridiculizados en cada nuevo intento del presidente.

Decimos esto, porque no es solo soberbia y cinismo. Hay un respaldo político que le permite a Macri decir tamañas barbaridades en el Congreso nacional. Basta con leer los titulares de los periódicos de mayor tirada o sus portales de internet para comprobar como a pesar de todo, siguen encubriendo (no sin cierto esfuerzo ante tal desparpajo) la política de ajuste y extranjerización de nuestra economía. Todo sea contra el mal mayor, la amenaza latente del “populismo”.

Aunque la mentira ya no alcanza para hacer zafar a Macri, tampoco basta con la verdad para hacerlo caer. Porque pese a la crisis, existe todavía una cultura política que no nos es propia, que es impuesta y que genera que millones de argentinos y argentinas puestos a elegir, sostengan al gobierno que los dejo sin empleo, que redujo el poder adquisitivo de sus salarios o que les impidió continuar con su negocio.

Resulta utópica toda exigencia cultural, cuando el hambre apremia en el pueblo. La agenda de la recomposición del trabajo y del salario es la que deberá signar al próximo gobierno que expulse a la infamia macrista. Pero esa tarea implica necesariamente enfrentarse contra los poderosos, su prensa y su cultura. Solo así, dentro de décadas los libros de historia  tomarán el discurso dado el día de hoy por el monigote como ejemplo de la imbecilidad y entreguismo de su gobierno.

Leer más …

Revista Universitaria hará la cobertura de la presentación del PROYECTO DE REGULACIÓN DE CUOTAS DE LAS UNIVERSIDADES PRIVADAS Y EL BOLETO EDUCATIVO GRATUITO surgido a raíz de las últimas movilizaciones de estudiantes de universidades e institutos de Educación superior privados en la provincia. La misma se realizara en la Legislatura de Mendoza el día miércoles 27 a las 09:30Hs y contara con la participación de Legisladoras/es provinciales y nacionales.

Leer más …

PARO INTERNACIONAL DE MUJERES 8M

Escrito por Martes, 26 Febrero 2019 14:26 Publicado en País

 

Desde Revista Universitaria invitamos al PARO INTERNACIONAL DE MUJERES 8M, que se convocara en la provincia de Mendoza en la calle San Martin y Vicente Zapata a las 18HS.

Bregamos por una amplia participación de las principales centrales sindicales como la CGT y la CTA, al igual que de los gremios estudiantiles de la provincia, entendiendo que son las políticas llevadas adelante por Mauricio Macri a nivel nacional, y por Cornejo a nivel provincial, las que someten cada día más al pueblo argentino y a las mujeres en su conjunto, y que solamente podrán ser conquistados nuevos derechos para las mayorías cuando  las calle  encuentren a quienes trabajan y a quienes estudian marchando en unidad.

Leer más …

El Libertador Suramericano y la vigencia de su legado

Escrito por Lunes, 25 Febrero 2019 17:29 Publicado en País

 

Un día como hoy, en 1778, nacía en Yapeyú, Corrientes, el General Don José de San Martín.

En tiempos donde la patria está en peligro es indispensable rememorar la obra de quien supo liderar la revolución del criollaje oprimido contra la monarquía absolutista española y recordar su capacidad para comprender la necesidad de sublevación del pueblo al calor de la ansiada libertad.

El gobierno de Mauricio Macri no solo nos condena a una debacle política-económica, sino que nos extirpa con ella la ilusión de un futuro mejor para los argentinos y las argentinas. Para lograr su cometido, anhelan despojarnos del conocimiento de nuestra historia, y de la mano de esta, la actividad política revolucionaria como la que ejerció San Martín.

El General señalaba en la última de las máximas que le escribió Merceditas el “amor por la Patria y la Libertad”. Pero lo que recibió su única hija de su padre, fue legado para todo un pueblo. Para la liberación primero hay que tener sentido de pertenencia y para eso hay que conocer lo propio. Vale decir, comprender la historia para actuar en el presente, defendiendo el interés nacional con un profundo amor colectivo.

La vigencia del pensamiento del Libertador, sirve para identificar a los personajes antinacionales y antipopulares que hoy conducen los destinos d latinoamericanos. En referencia a la austeridad abusiva que exigían desde la monarquía española para con los criollos, San Martín decía “el rey nos decía que si no podíamos comprar leña que nos emponchemos, que si por pobre no podíamos alimentar a nuestro caballo que no lo tengamos, que si alimentarnos era costoso que comamos menos. Entonces decidimos ahorrar gastos y nos liberamos del rey”.

Muchas similitudes se observan entre lo que se le exigía a los criollos y criollas de hace más de 200 años con el sacrificio que exigen en la actualidad desde la Rosada. Es hora de recuperar los sentimientos emancipadores y actuar de forma en que sea inadmisible no defender nuestro suelo de las garras de quienes hoy nos dominan a base de la miseria del pueblo.

¿Ha llegado la hora de que el tan vapuleado pueblo argentino se “ahorre gastos”  innecesarios y en un sentir nacional de unidad se libre del “virrey” Macri y de la monarquía fondomonetarista?

En ese camino, nada mejor que la figura del General Don José de San Martín como personaje político, el cual nos servirá de guía para reconstruir la patria.

Leer más …

HOY, IGUAL QUE AYER, COMO SIEMPRE…. UNIDOS O DERROTADOS

Escrito por Domingo, 24 Febrero 2019 20:23 Publicado en País

Un día como hoy, hace 73 años, la fórmula Perón-Quijano ganaba las elecciones presidenciales por un aplastante 52,8% contra la fórmula Tamborini-Mosca. Jamás en la historia argentina había estado tan nítidamente demarcada la línea que divide al Movimiento Nacional de los sectores que componen el campo antinacional. La oligarquía terrateniente, la alta burguesía comercial, la gran prensa extranjerizante y la Embajada de los Estados Unidos con Braden a la cabeza, en alianza con el comunismo y el socialismo cipayo, tenían sus candidatos bien definidos. El pueblo argentino también: Perón.

El 17 de octubre del 45´ la nueva clase obrera argentina ingresaba triunfante a la historia política del país sumergiendo sus patas en la fuente de la Plaza de Mayo para rescatar al Coronel. El 24 de febrero del 46´ expresaba eso electoralmente con Perón como estandarte y se zambullía de lleno en la Casa Rosada, el Congreso, los municipios, etc. Los trabajadores se hacían con el control de parte del Estado. Naturalmente, ese Estado tomó una orientación nacional-popular que buscó una Argentina más libre, justa y soberana integrada a América Latina.

Los/as peronistas tenemos facilidad para ponernos nostálgicos ante los recuerdos de las victorias pasadas, pero nos encaprichamos testarudamente en olvidar las razones que nos llevaron a ellas.

Aquel 24 de febrero se expresó electoralmente una gran alianza de clases que quería romper con la Argentina Semicolonial. Esto se desprendía de la realidad económica y cultural de ese país explotado por los intereses foráneos. Los trabajadores, sectores nacionalistas del ejército, una porción de la clase media, una fracción nacional de la iglesia, algunos industriales y dispersos intelectuales nacionalistas o socialistas arrepentidos convergen para derrotar a la rosca oligárquica en connivencia con el imperialismo.

Así, el Partido Laborista, el Partido de los Independientes recientemente creado y antiguos yrigoyenistas nucleados en la UCR Junta Renovadora catapultaron la candidatura de Perón-Quijano. Era la fórmula de los desposeídos, de los olvidados.

Recuerda Jauretche que “…En vísperas de la elección de febrero de 1946 visité mi pueblo e indagué a un hermano mío sobre la posición política de la gente de nuestras relaciones habituales, pregunté por quince o veinte personas conocidas y todas estaban por la Unión Democrática. Se impuso la pregunta lógica:

-¿Entonces aquí ganará Tamborini?

Mi hermano contestó:

-¡No! Ganamos nosotros, y lejos. Me has preguntado por los conocidos, pero esta elección la ganan los desconocidos…”

Hoy, igual que ayer, como siempre, la historia parece repetirse. Hay un largo trecho hasta octubre, demasiado largo como para no aprender de la experiencia del pasado. Además, lo dice la marcha: Todos unidos triunfaremos.

Leer más …

80% de los docentes se encuentran bajo la línea de la pobreza

Escrito por Sábado, 23 Febrero 2019 10:55 Publicado en País

Para un gobierno que aplica una partida presupuestaria mayor para el pago de la deuda externa y plantea medidas de ajuste sobre el salario de los trabajadores, no es de sorprenderse que el 80% de los docentes se encuentres bajo la línea de la pobreza.

Leer más …

Las causas de fondo que generan la crisis vitivinícola

Escrito por Domingo, 17 Febrero 2019 12:42 Publicado en País

La estrepitosa caída del consumo, el cierre de fábricas, el encarecimiento del crédito, los tarifazos, entre otras medidas llevadas adelante por la alianza Cambiemos, han tenido como consecuencia la devastación del mercado interno. La esperanza de la “reactivación de las economías regionales”, como promesa de Macri en campaña, queda pisoteada al ver estado de las principales producciones agrícola – ganaderas de las provincias argentinas.

En el caso de la producción vitivinícola de Mendoza, si bien todo el sector atraviesa una crisis, la peor parte se la llevan los pequeños y medianos productores de uva. Es que, ante la caída de las ventas de vino y la gran cantidad de stock que espera ser vendido en las bodegas, se ven en la obligación de vender su cosecha a precios miserables o bien, perderla completamente.

Mientras tanto, los grupos bodegueros más importantes que manejan hasta el 80% del mercado de comercialización del vino (hablamos de los grupos Catena Zapata, Peñaflor, Baggio o la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentina), siguen ajustando sobre los pequeños productores vitivinícolas, mientras especulan sobre el precio de la botella.

Dejando intacta la estructura oligopólica bodeguera y sosteniendo el modelo de ajuste que ha determinado la crisis del sector, el gobernador Cornejo no debiera sorprenderse de generar el rechazo que genera entre los productores mendocinos, a quienes acusa de ser “funcionales al PJ”.

Más que nunca se hace necesario bregar por una transformación productiva de la industria de la vitivinicultura, que rompa con la usura y la especulación de los grupos bodegueros sobre el trabajo de los productores y encarar una tecnificación de la producción a niveles como nunca antes se había dado en la provincia. Todo esto contemplando los derechos laborales del peón de campo, quizá el sector trabajador más marginado y desoído.

Y de más está decir, que se vaya Macri. (Revista Universitaria).

- — -

LAS CAUSAS DE FONDO QUE GENERAN LA CRISIS VITIVINÍCOLA por Diario LOS ANDES 

A pocos años del 2015, la última crisis excendataria de la industria del vino, surge de nuevo el mismo problema. Hoy sobran, unos 300 millones de litros de vino tinto varietal, que está en manos  –más del 70%- de las grandes fraccionadoras (las que envasan más de 1 millón de litros de vino por mes promedio), según datos estimados del gobierno. Ese es el problema que enfrenta la industria vitivinícola.  

Es decir, los que compran tienen vino en sus bodegas, por lo tanto, para simplificar el problema, a las puertas de una vendimia que ya comenzó, el stock presiona los precios de la uva a la baja. A lo que se suma, la macro, es decir, las tasas altas que hacen más atractivo el mercado financiero que invertir en capital. Otra vez el productor tiene un producto que vale poco, y sin dinero para levantar la cosecha.

Porque si bien hay prestamos baratos del FTyC, la mayoría de los productores pide adelanto en las bodegas para levantar la cosecha que luego se descuenta de la entrega o elaboración. Algo no menos complicado en esta situación. Ahora, ¿cómo llegamos en tres años de nuevo al mismo problema? El mercado tiene algunas respuestas. Los argentinos tomamos cada vez menos vino, y cuando lo hacemos preferimos productos de mejor calidad.

El mercado interno, responsable por el 75% de nuestras ventas, se achicó. Para graficar la situación, se pasó de comercializar 1.280 millones de litros en 1999 a los actuales 835 millones de litros con lo que se cerró el 2018, esto implica una reducción del 34,7% de ese mercado.  Pero también la industria acompañó ese cambio y tras la salida de la devaluación, el sector captó grandes inversiones internacionales que cambiaron la visión de la vitivinicultura, de la mano de la explosión del malbec.

Las exportaciones de vino fraccionado –que es lo que agrega valor a la cadena– tuvieron sus mejores años entre 2008 y 2010, cuando se exportaron 228 millones de litros principalmente embotellado.  Pero a partir de allí todo se fue achicando: el negocio del granel que sacaba presión al mercado de traslado desapareció con la pérdida de competitividad, a lo que se sumó el deterioro de los negocios de embotellados que tuvieron que comenzar a salir de los mercados conquistados, porque la inflación y el dólar planchado hicieron imposible mantener el negocio. Entonces Argentina salió del negocio de vinos de buena relación precio calidad entre los 6,99 dólares la botella y los 9,99 dólares, para comenzar a concentrarse en otros espacios. Otra gran pérdida de comercialización de volumen.    

Varios analistas sostienen que si el cóctel dólar – inflación no da tregua, la situación para los exportadores no va a mejorar. De hecho, un informe del INV muestra que tras las devaluación de 2018, mientras las  exportaciones de vino fraccionado para el primer  semestre del 2018 disminuyeron 5,9% respecto a igual período del año 2017, en el  segundo semestre, la variación pasó a ser positiva con un 0,3%. Es decir, que la salida exportadora de los excedentes, ya sea por medio de granel o fraccionado, no será la tabla de salvación.  

A esto hay que sumarle las previsiones para esta cosecha. Esta semana se dará a conocer la estimación del INV. Algunos calculan que la vendimia que llega tendrá un volumen que rondará entre los 23 y los 24 millones de quintales, de ser así también tendría su impacto en el mercado.   

Tensión entre el Gobierno y los bodegueros

El viernes Cornejo se enojó. Así podríamos titular uno de los últimos capítulos de la novela por la crisis vitivinícola. Además de los problemas estructurales que tiene la industria, se suman los de un año electoral, donde todos tienen sus posiciones y aprovechan para presionar.  

Se sabe que desde hace un tiempo Cornejo tiene una relación compleja con algunas cámaras a las que acusa de ser funcionales al PJ. Y eso salió a relucir el viernes, en lo que varios han terminado describiendo, como la reunión con el sector más “áspera” de los últimos años. Para solucionar el problema vitivinícola, el gobierno preparó un proyecto de ley que prevé endeudamiento por $ 4.000 millones, mil anuales durante cuatro años para compra de uva y vino.

Así les pidió a todas las cámaras que salieran a hacer lobby con la oposición, ya que según se sabe sólo lo enviará a la legislatura, si se consigue el apoyo opositor, algo bastante vidrioso al momento. Así las cosas, el viernes pasado citó a la cúpula de las cámaras bodegueras para saber cómo avanzaban las negociaciones, pero aprovechó el encuentro para marcarle algunos puntos.

Es que el gobernador les pidió que a cambio del endeudamiento, las bodegas se comprometieran a comprar la misma cantidad de uva del año pasado, algo que varias cámaras del sector no pudieron comprometer.  Esto, más la sospecha del uso político en su contra de este problema, generó el enojo de Cornejo.  

El gobernador le dijo que la vitivinicultura es un sector “privilegiado” y que ha recibido mucho del Estado: allí les recordó la reactivación de la lucha antigranizo, el dinero puesto para combatir Lobesia Botrana –que al parecer no está siendo pagado por algunos productores-, la presión política por la quita del impuesto interno al vino y beneficio a los espumantes que se consiguió el año pasado.

A lo que se sumó la asistencia financiera para reconversión vitícola a tasa cero y el incremento año a año para crédito de cosecha y acarreo y el bono fiscal que entre la primera versión y esta segunda la vitivinicultura logró beneficios por más $ 300 millones. Criticó, además el uso que le ha dado el sector privado a los fondos aportados entre el Estado y privados para la gestión del plan estratégico y que importaron vino sólo para no pagar los precios que la ley de oferta y demanda preveía.  

Los vitivinícolas salieron del cuarto piso con el mandato de conseguir el apoyo de la oposición. Ahora, si no lo consiguen, la lectura política es que Cornejo se va a despegar del sector y que sólo tendrán algunos beneficios por reasignación de partidas del presupuesto a los productores. A ellos les darán una ayuda directa, pero nada para los industriales. Sólo se beneficiará a quienes exporten excedentes. Al menos, es lo que explican desde el gobierno.  

Por otro lado, también varias entidades se han declarado en estado de alerta y movilización y amenazan con sacar a la calle a los productores, de la misma forma que lo hicieron con el tractorazo en 2015.  La crisis se impuso en un año político en el que todo se hace mucho más complejo y difícil.

Sólo 18 litros per cápita

Con el cierre de los datos de comercialización de diciembre,  se conoció una nueva caída en el consumo per cápita de vinos. Ahora este indicador se ubica en los 18,77  litros. Es el dato más bajo de la historia. Algo que no es de esperar que crezca.

Sólo para hacer la comparación con algunos países del mundo: en Estados Unidos el consumo per cápita es de 11,6 en Canadá del 16,6 en Sudáfrica del 8 litros. Como muestra el gráfico, atrás quedaron los años en los que el consumo per cápita en Argentina llegaba a los 92 litros.

Si bien la industria logró recuperarse luego de la fuerte crisis de consumo producida a comienzo de los ‘70, no volvió a mostrar aumento del consumo desde ésa década.

Claves

-          Cada vez se consume menos vino. Se pasó de 26 litros per cápita en 2009 a 18,7 en 2018

-          Las exportaciones de vino fraccionado no explotan: se pasó de exportar 215 millones de litros (2009) a 186 millones de litros (2018). 

-          Sobran 300 millones de litros de vino tinto varietal, los cuales más del 70%  está en manos de grandes fraccionadoras. 

-          En el gobierno sostienen que parte del problema está enmarcado en un tema político.

(Diario Los Andes)

Leer más …