La Redacción

HOY, IGUAL QUE AYER, COMO SIEMPRE…. UNIDOS O DERROTADOS

Publicado en País Domingo, 24 Febrero 2019 20:23

Un día como hoy, hace 73 años, la fórmula Perón-Quijano ganaba las elecciones presidenciales por un aplastante 52,8% contra la fórmula Tamborini-Mosca. Jamás en la historia argentina había estado tan nítidamente demarcada la línea que divide al Movimiento Nacional de los sectores que componen el campo antinacional. La oligarquía terrateniente, la alta burguesía comercial, la gran prensa extranjerizante y la Embajada de los Estados Unidos con Braden a la cabeza, en alianza con el comunismo y el socialismo cipayo, tenían sus candidatos bien definidos. El pueblo argentino también: Perón.

El 17 de octubre del 45´ la nueva clase obrera argentina ingresaba triunfante a la historia política del país sumergiendo sus patas en la fuente de la Plaza de Mayo para rescatar al Coronel. El 24 de febrero del 46´ expresaba eso electoralmente con Perón como estandarte y se zambullía de lleno en la Casa Rosada, el Congreso, los municipios, etc. Los trabajadores se hacían con el control de parte del Estado. Naturalmente, ese Estado tomó una orientación nacional-popular que buscó una Argentina más libre, justa y soberana integrada a América Latina.

Los/as peronistas tenemos facilidad para ponernos nostálgicos ante los recuerdos de las victorias pasadas, pero nos encaprichamos testarudamente en olvidar las razones que nos llevaron a ellas.

Aquel 24 de febrero se expresó electoralmente una gran alianza de clases que quería romper con la Argentina Semicolonial. Esto se desprendía de la realidad económica y cultural de ese país explotado por los intereses foráneos. Los trabajadores, sectores nacionalistas del ejército, una porción de la clase media, una fracción nacional de la iglesia, algunos industriales y dispersos intelectuales nacionalistas o socialistas arrepentidos convergen para derrotar a la rosca oligárquica en connivencia con el imperialismo.

Así, el Partido Laborista, el Partido de los Independientes recientemente creado y antiguos yrigoyenistas nucleados en la UCR Junta Renovadora catapultaron la candidatura de Perón-Quijano. Era la fórmula de los desposeídos, de los olvidados.

Recuerda Jauretche que “…En vísperas de la elección de febrero de 1946 visité mi pueblo e indagué a un hermano mío sobre la posición política de la gente de nuestras relaciones habituales, pregunté por quince o veinte personas conocidas y todas estaban por la Unión Democrática. Se impuso la pregunta lógica:

-¿Entonces aquí ganará Tamborini?

Mi hermano contestó:

-¡No! Ganamos nosotros, y lejos. Me has preguntado por los conocidos, pero esta elección la ganan los desconocidos…”

Hoy, igual que ayer, como siempre, la historia parece repetirse. Hay un largo trecho hasta octubre, demasiado largo como para no aprender de la experiencia del pasado. Además, lo dice la marcha: Todos unidos triunfaremos.

El corresponsal de TeleSUR, André Vieira, y otros reporteros de diversos medios de comunicación presentes en la frontera, desmintieron la supuesta entrada al país de dos camiones con «ayuda humanitaria» informada por la oposición.

Para un gobierno que aplica una partida presupuestaria mayor para el pago de la deuda externa y plantea medidas de ajuste sobre el salario de los trabajadores, no es de sorprenderse que el 80% de los docentes se encuentres bajo la línea de la pobreza.

SANDINO Y LA AMÉRICA MORENA

Publicado en América Latina y el mundo Viernes, 22 Febrero 2019 13:10

 

Para principios de siglo XX, Nicaragua consagraba todas sus renta al pago de las deudas que mantenía con la banca estadounidense. La marea de manufacturas y capitales extranjeros barrían con la producción local, mientras sus exportaciones tradicionales de algodón y café les eran vendidas al país del norte a precio de ganga. De cada cinco niños nacidos, solo tres llegaban a su madurez.

De esa tierra infortunada, nació el profeta Sandino.

Mecánico de profesión, tomó las armas para resistir la intromisión norteamericana en su país. Bajo la densa retórica cuasi esotérica con la que infundía esperanza a sus tropas, asomaban las ideas de un mestizo latinoamericano, antiimperialista y democrático.

Bajo su mando se entreveraron campesinos arruinados con obreros de las minas de propiedad estadounidense e indios semi esclavizados de las haciendas cafetaleras. Todos cohesionados por la defensa de su patria.

Con frecuencia se autoproclamaba hijo de Bolívar y afirmaba que la patria por la que luchaba no tenía fronteras en la América Española. «Somos noventa millones de latinoamericanos y sólo debemos pensar en nuestra unificación».

Asesinado y arrojado a una fosa común por soldados bajo las órdenes de Anastasio Somoza, con su muerte se inauguró un reinado de terror que azotó al país centroamericano durante cuarenta años.

En tiempos donde la ofensiva estadounidense redobla sus esfuerzos contra los focos de resistencia imperialista en América Latina (casos de los gobiernos de Ortega en Nicaragua y Maduro en Venezuela) vale la pena acordase de aquellos que como Sandino, reconocieron en el camino de la libertad la senda de la integración de la América Morena.

Mendotransa morada

Publicado en Opinión Lunes, 18 Febrero 2019 12:08

Compartimos el siguiente informe de investigación realizado por el diario EL OTRO. Aclarando que línea editorial de Revista Universitaria puede no coincidir con las opiniones vertidas en la siguiente nota, compartimos la información bregando por el esclarecimiento de situaciones como está, en donde se expone la posibilidad de un manejo arbitrario de los fondos públicos del Estado provincial en favor de la agrupación radical Franja Morada (Revista Universitaria).

- — -

MENDO TRANSA MORADA por EL OTRO Diaro

La Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza, a cargo de Natalio Mema, destinó un millón y medio de pesos a la UNCuyo para iniciar una campaña de difusión de Mendotran y la tarjeta SUBE. Casi la totalidad de ese dinero se utilizará para contratar a estudiantes universitarios, quienes serán seleccionados discrecionalmente por el propio Mema y el rector de la universidad pública. Una nueva caja política en manos de Daniel Pizzi y Franja Morada.

El 30 de noviembre del año pasado, la Secretaría de Servicios Públicos del Gobierno de Mendoza y la Universidad Nacional de Cuyo firmaron un convenio (leer aquí) para implementar la Campaña de Comunicación e Información a los usuarios de Mendotran, y el paso del uso de la tarjeta magnética RED BUS a la tarjeta SUBE, tanto en el Gran Mendoza como en el departamento de San Rafael.

En el marco de este acuerdo, el secretario cornejista Natalio Mema destinó $1.513.280 desde las arcas provinciales hacia la UNCuyo, monto que deberá repartirse de la siguiente manera: $1.404.000 para personal, $11.000 destinados a seguros y $98.280 para gastos administrativos.

De esta forma, el rector Daniel Pizzi dispondrá de una caja política para pagar “honorarios” a 36 alumnas y alumnos de la Universidad, quienes serán “facilitadores” y “promotores” de Centros de Información Mendotran y Unidades de Gestión SUBE.

De acuerdo con el convenio, Pizzi y Mema seleccionarán arbitrariamente a los estudiantes rentados, lo que les permitirá el manejo discrecional de dinero público para beneficiar a militantes de la agrupación estudiantil oficialista Franja Morada.

Es decir que, para cumplir con un servicio público tan indispensable como la comunicación del nuevo e improvisado sistema de transporte, la Universidad contratará, por fuera de la legislación laboral, a jóvenes militantes que cumplirán tareas en condiciones de flexibilización y precarización. “Las personas seleccionadas por la UNCuyo que perciban honorarios, con motivo y a los efectos de este Convenio, no tendrán relación laboral alguna con la UNCuyo ni con la Secretaría”, se aclara expresamente en el acuerdo.

La Campaña se extenderá durante seis meses, en paralelo con el proselitismo electoral hacia las PASO. En ese período, los “facilitadores” y “promotores” de la Franja realizarán actividades de capacitación, atención al usuario y registro para proveer de tarjeta SUBE a la población, en Stands Mendotran y Unidades de gestión SUBE

La vicegobernadora Laura Montero, a cargo del Ejecutivo, firmó el pasado 7 de febrero el decreto 223, donde ratificó el convenio celebrado entre la Provincia de Mendoza y la UNCuyo. Pese a los innumerables cuestionamientos dirigidos al secretario de Servicios Públicos, el funcionario aún tiene quien lo respalde: el decreto fue refrendado por el ministro de Economía –y frustrado candidato a gobernador-, Martín Kerchner, jefe político de Mema.

 

 

Acuerdo con el FMI y la reforma del Banco Central

Publicado en Opinión Domingo, 17 Febrero 2019 19:13

 

 

 

Compartimos con nuestros lectores esta nota sobre la nueva función del Banco Central, una dependencia que desde la asunción de Cambiemos en el poder no vela por orden económico interno de nuestro país; muy por el contrario, ha sido utilizada como una sucursal que asegura el pago de la deuda contraída con el FMIRecuperar el BCRA para los argentinos será una tarea que deberá darse el próximo gobierno, siempre y cuando no sea un candidato de Cambiemos y un pichón de los organismos financieros internacionales.

La decisión de Cornejo de desdoblar  las elecciones en la provincia de Mendoza hizo estallar la interna en el frente Cambia Mendoza.

Las causas de fondo que generan la crisis vitivinícola

Publicado en País Domingo, 17 Febrero 2019 12:42

La estrepitosa caída del consumo, el cierre de fábricas, el encarecimiento del crédito, los tarifazos, entre otras medidas llevadas adelante por la alianza Cambiemos, han tenido como consecuencia la devastación del mercado interno. La esperanza de la “reactivación de las economías regionales”, como promesa de Macri en campaña, queda pisoteada al ver estado de las principales producciones agrícola – ganaderas de las provincias argentinas.

En el caso de la producción vitivinícola de Mendoza, si bien todo el sector atraviesa una crisis, la peor parte se la llevan los pequeños y medianos productores de uva. Es que, ante la caída de las ventas de vino y la gran cantidad de stock que espera ser vendido en las bodegas, se ven en la obligación de vender su cosecha a precios miserables o bien, perderla completamente.

Mientras tanto, los grupos bodegueros más importantes que manejan hasta el 80% del mercado de comercialización del vino (hablamos de los grupos Catena Zapata, Peñaflor, Baggio o la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentina), siguen ajustando sobre los pequeños productores vitivinícolas, mientras especulan sobre el precio de la botella.

Dejando intacta la estructura oligopólica bodeguera y sosteniendo el modelo de ajuste que ha determinado la crisis del sector, el gobernador Cornejo no debiera sorprenderse de generar el rechazo que genera entre los productores mendocinos, a quienes acusa de ser “funcionales al PJ”.

Más que nunca se hace necesario bregar por una transformación productiva de la industria de la vitivinicultura, que rompa con la usura y la especulación de los grupos bodegueros sobre el trabajo de los productores y encarar una tecnificación de la producción a niveles como nunca antes se había dado en la provincia. Todo esto contemplando los derechos laborales del peón de campo, quizá el sector trabajador más marginado y desoído.

Y de más está decir, que se vaya Macri. (Revista Universitaria).

- — -

LAS CAUSAS DE FONDO QUE GENERAN LA CRISIS VITIVINÍCOLA por Diario LOS ANDES 

A pocos años del 2015, la última crisis excendataria de la industria del vino, surge de nuevo el mismo problema. Hoy sobran, unos 300 millones de litros de vino tinto varietal, que está en manos  –más del 70%- de las grandes fraccionadoras (las que envasan más de 1 millón de litros de vino por mes promedio), según datos estimados del gobierno. Ese es el problema que enfrenta la industria vitivinícola.  

Es decir, los que compran tienen vino en sus bodegas, por lo tanto, para simplificar el problema, a las puertas de una vendimia que ya comenzó, el stock presiona los precios de la uva a la baja. A lo que se suma, la macro, es decir, las tasas altas que hacen más atractivo el mercado financiero que invertir en capital. Otra vez el productor tiene un producto que vale poco, y sin dinero para levantar la cosecha.

Porque si bien hay prestamos baratos del FTyC, la mayoría de los productores pide adelanto en las bodegas para levantar la cosecha que luego se descuenta de la entrega o elaboración. Algo no menos complicado en esta situación. Ahora, ¿cómo llegamos en tres años de nuevo al mismo problema? El mercado tiene algunas respuestas. Los argentinos tomamos cada vez menos vino, y cuando lo hacemos preferimos productos de mejor calidad.

El mercado interno, responsable por el 75% de nuestras ventas, se achicó. Para graficar la situación, se pasó de comercializar 1.280 millones de litros en 1999 a los actuales 835 millones de litros con lo que se cerró el 2018, esto implica una reducción del 34,7% de ese mercado.  Pero también la industria acompañó ese cambio y tras la salida de la devaluación, el sector captó grandes inversiones internacionales que cambiaron la visión de la vitivinicultura, de la mano de la explosión del malbec.

Las exportaciones de vino fraccionado –que es lo que agrega valor a la cadena– tuvieron sus mejores años entre 2008 y 2010, cuando se exportaron 228 millones de litros principalmente embotellado.  Pero a partir de allí todo se fue achicando: el negocio del granel que sacaba presión al mercado de traslado desapareció con la pérdida de competitividad, a lo que se sumó el deterioro de los negocios de embotellados que tuvieron que comenzar a salir de los mercados conquistados, porque la inflación y el dólar planchado hicieron imposible mantener el negocio. Entonces Argentina salió del negocio de vinos de buena relación precio calidad entre los 6,99 dólares la botella y los 9,99 dólares, para comenzar a concentrarse en otros espacios. Otra gran pérdida de comercialización de volumen.    

Varios analistas sostienen que si el cóctel dólar – inflación no da tregua, la situación para los exportadores no va a mejorar. De hecho, un informe del INV muestra que tras las devaluación de 2018, mientras las  exportaciones de vino fraccionado para el primer  semestre del 2018 disminuyeron 5,9% respecto a igual período del año 2017, en el  segundo semestre, la variación pasó a ser positiva con un 0,3%. Es decir, que la salida exportadora de los excedentes, ya sea por medio de granel o fraccionado, no será la tabla de salvación.  

A esto hay que sumarle las previsiones para esta cosecha. Esta semana se dará a conocer la estimación del INV. Algunos calculan que la vendimia que llega tendrá un volumen que rondará entre los 23 y los 24 millones de quintales, de ser así también tendría su impacto en el mercado.   

Tensión entre el Gobierno y los bodegueros

El viernes Cornejo se enojó. Así podríamos titular uno de los últimos capítulos de la novela por la crisis vitivinícola. Además de los problemas estructurales que tiene la industria, se suman los de un año electoral, donde todos tienen sus posiciones y aprovechan para presionar.  

Se sabe que desde hace un tiempo Cornejo tiene una relación compleja con algunas cámaras a las que acusa de ser funcionales al PJ. Y eso salió a relucir el viernes, en lo que varios han terminado describiendo, como la reunión con el sector más “áspera” de los últimos años. Para solucionar el problema vitivinícola, el gobierno preparó un proyecto de ley que prevé endeudamiento por $ 4.000 millones, mil anuales durante cuatro años para compra de uva y vino.

Así les pidió a todas las cámaras que salieran a hacer lobby con la oposición, ya que según se sabe sólo lo enviará a la legislatura, si se consigue el apoyo opositor, algo bastante vidrioso al momento. Así las cosas, el viernes pasado citó a la cúpula de las cámaras bodegueras para saber cómo avanzaban las negociaciones, pero aprovechó el encuentro para marcarle algunos puntos.

Es que el gobernador les pidió que a cambio del endeudamiento, las bodegas se comprometieran a comprar la misma cantidad de uva del año pasado, algo que varias cámaras del sector no pudieron comprometer.  Esto, más la sospecha del uso político en su contra de este problema, generó el enojo de Cornejo.  

El gobernador le dijo que la vitivinicultura es un sector “privilegiado” y que ha recibido mucho del Estado: allí les recordó la reactivación de la lucha antigranizo, el dinero puesto para combatir Lobesia Botrana –que al parecer no está siendo pagado por algunos productores-, la presión política por la quita del impuesto interno al vino y beneficio a los espumantes que se consiguió el año pasado.

A lo que se sumó la asistencia financiera para reconversión vitícola a tasa cero y el incremento año a año para crédito de cosecha y acarreo y el bono fiscal que entre la primera versión y esta segunda la vitivinicultura logró beneficios por más $ 300 millones. Criticó, además el uso que le ha dado el sector privado a los fondos aportados entre el Estado y privados para la gestión del plan estratégico y que importaron vino sólo para no pagar los precios que la ley de oferta y demanda preveía.  

Los vitivinícolas salieron del cuarto piso con el mandato de conseguir el apoyo de la oposición. Ahora, si no lo consiguen, la lectura política es que Cornejo se va a despegar del sector y que sólo tendrán algunos beneficios por reasignación de partidas del presupuesto a los productores. A ellos les darán una ayuda directa, pero nada para los industriales. Sólo se beneficiará a quienes exporten excedentes. Al menos, es lo que explican desde el gobierno.  

Por otro lado, también varias entidades se han declarado en estado de alerta y movilización y amenazan con sacar a la calle a los productores, de la misma forma que lo hicieron con el tractorazo en 2015.  La crisis se impuso en un año político en el que todo se hace mucho más complejo y difícil.

Sólo 18 litros per cápita

Con el cierre de los datos de comercialización de diciembre,  se conoció una nueva caída en el consumo per cápita de vinos. Ahora este indicador se ubica en los 18,77  litros. Es el dato más bajo de la historia. Algo que no es de esperar que crezca.

Sólo para hacer la comparación con algunos países del mundo: en Estados Unidos el consumo per cápita es de 11,6 en Canadá del 16,6 en Sudáfrica del 8 litros. Como muestra el gráfico, atrás quedaron los años en los que el consumo per cápita en Argentina llegaba a los 92 litros.

Si bien la industria logró recuperarse luego de la fuerte crisis de consumo producida a comienzo de los ‘70, no volvió a mostrar aumento del consumo desde ésa década.

Claves

-          Cada vez se consume menos vino. Se pasó de 26 litros per cápita en 2009 a 18,7 en 2018

-          Las exportaciones de vino fraccionado no explotan: se pasó de exportar 215 millones de litros (2009) a 186 millones de litros (2018). 

-          Sobran 300 millones de litros de vino tinto varietal, los cuales más del 70%  está en manos de grandes fraccionadoras. 

-          En el gobierno sostienen que parte del problema está enmarcado en un tema político.

(Diario Los Andes)

Dolina caracterizó al macrismo como un infierno

Publicado en País Sábado, 16 Febrero 2019 13:51

Estamos viviendo un infierno” y, también, “Hay que enojarse y enojarse mucho”, aseguró Alejandro Dolina sobre el gobierno de Macri. Por AM 750 habló de los tarifazos, la represión, la crisis económica y del blindaje mediático que protege al macrismo: “…hay planes para mentir en forma organizada”, destacó.

 

Desde el Frente Social Estudiantil invitamos a todas/os los estudiantes de las Universidades de Mendoza a participar del Torneo de Fútbol 5: “Cortito y al pie”, entendiendo el deporte amateur como un mecanismo para forjar lazos sociales y de amistad entre los/las participantes.