80% de los docentes se encuentran bajo la línea de la pobreza

Para un gobierno que aplica una partida presupuestaria mayor para el pago de la deuda externa y plantea medidas de ajuste sobre el salario de los trabajadores, no es de sorprenderse que el 80% de los docentes se encuentres bajo la línea de la pobreza.

 

Según el último reporte, del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, los incrementos del salario docente en todas las provincias (promedio ponderado de 20,2%) se ubicaron muy por debajo del índice inflacionario publicado para el período septiembre 2017– septiembre 2018 (40,5%).

Tras los flacos aumentos salariales que fueron ampliamente superados por la inflación, el sueldo de las y los docentes argentinos quedó entre los más bajos del mundo según la OCDE. Donde el salario anual de los docentes con diez años de antigüedad que imparten enseñanza en escuelas primarias de la Argentina se encuentra en el puesto 34 de los 37 países analizados por la OCDE.

De los 33 países mejor posicionados que la Argentina, los primeros cinco triplicaban los valores salariales anuales de nuestros docentes, en tanto que los siguientes quince los duplicaban”, ilustró el director del CEA, Alieto Guadagni.

Así como los docentes no consiguieron sostener su poder adquisitivo. Esta situación afecta aún más a los maestros de provincias en las cuales no se alcanza la media nacional del 20 mil pesos mensuales. Tal es el caso de Mendoza, donde Cornejo se ha tomado una vendetta personal contra los educadores aplicando el cuestionado y anticonstitucional ítem Aula y cerrando paritarias a la baja por decreto.