Lisandro Vergara — Juan Cruz Zuloaga

 

La Regional Mendoza de Franja Morada se expidió públicamente acerca del polémico decreto que modifica la doctrina de las FF.AA. Lo que pretende mostrarse como una posición “superadora” de las posturas a favor y en contra de la medida, termina siendo una omisión mentirosa a la política represiva de este gobierno, que enmascarándose en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo (?), pone a las Fuerzas Armadas al servicio del ajuste exigido por el Fondo Monetario Internacional.

Merece aclararse previamente, que el reciente Decreto 683/2018 de Macri, modifica el Decreto 727/2006 publicado durante el gobierno de Néstor Kirchner, que reglamenta la Ley de Defensa Nacional Nº 23.554 de 1988.

El comunicado de Franja Morada afirma que la reforma no dice en ningún lado permitir a las FF.AA involucrarse en las tareas de seguridad interior. En realidad, ya el decreto del año 2006 preveía en su primer artículo el empleo del instrumento militar y a las disposiciones que definen el alcance en Operaciones de Apoyo a la Seguridad Interior [1]. Este apoyo a la seguridad interior de las FF.AA. se daría únicamente en las situaciones excepcionales, según lo establecido por la Ley de Seguridad Interior Nº 24.059.

Pero en su tercer artículo, el decreto de Kirchner señalaba que el Sistema de Defensa Nacional no podrá contemplar en su formulación doctrinaria, en la planificación y adiestramiento, en la previsión de las adquisiciones de equipos y/o medios, como así tampoco en las actividades relativas a la producción de inteligencia, hipótesis, supuestos y/o situaciones pertenecientes al ámbito de la seguridad interior (…) [2]. Es decir, disociaba expresamente a las Fuerzas Armadas de las tareas de la seguridad interior.

El decreto de Macri, modifica este último artículo afirmando que el MINISTERIO DE DEFENSA considerará como criterio para las previsiones estratégicas, la organización, el equipamiento, la doctrina y el adiestramiento de las FUERZAS ARMADAS, a la integración operativa de sus funciones de apoyo logístico con las FUERZAS DE SEGURIDAD [3]. Es decir, dispone expresamente a las Fuerzas Armadas para las tareas de seguridad interior.

Por lo tanto, la Franja Morada miente y desinforma al aseverar que el decreto no contempla la intervención de las FF.AA. en tareas de seguridad interior.

Pero luego se contradice diciendo que las FF.AA no pueden combatir el narcotráfico, lo que se puede permitir mediante este apoyo logístico en los objetivos estratégicos, es que Gendarmería pueda accionar contra delitos complejos. Algunas consideraciones:

1º Si dan apoyo, intervienen.

2º Lo que abarca y lo que no el “apoyo logístico” que dan las FF.AA. queda a consideración de estas y de su jefe, el Presidente. Solo digamos que al movilizar equipamiento militar de “apoyo logístico”, se arrastran también soldados, camiones y fusiles.

3º Es cierto que el decreto no expresa en ningún momento nada acerca del combate al narcotráfico. El que lo dijo fue Macri. Que es el Jefe de las Fuerzas Armadas. Y el autor del decreto.

Continúa la publicación asegurando que esta reforma, al igual que la del 2006, coincide en llevar las políticas de Defensa Nacional hacia nuevas prioridades.  Entonces, ¿intervienen o no intervienen al final? Si es así, ¿son las prioridades de este gobierno la lucha contra el narcotráfico o el terrorismo? ¿No es acaso su prioridad la aplicación del programa del FMI sin importar los costos sociales?

Descreemos de los sectores que declaran que las FF.AA. se están preparando para violar Derechos Humanos y desmentimos la desinformación, señalan en clara alusión a las decenas de organizaciones políticas y organismos de DDHH de todo el país (Madres de Plaza de Mayo entre otras) que se expresaron públicamente preocupadas por las implicancias de la medida. Por otra parte, señalando a las malintencionadas declaraciones de la oposición ¿no se reconocen así mismo como oficialismo? ¿Habrán por fin mostrado la hilacha?

Finalmente, la mejor y única crítica que pudieron formularle al gobierno fue la cuestionarle el orden de prioridades. ¿Se puede ser tan cínico?Parece ser que los últimos tres años no ocurrieron; que las vidas cobradas de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel y Facundo Ferreira fueron vanas; que la violenta represión a las movilizaciones de trabajadores, estudiantes y jubilados son en realidad “desinformaciones” de sectores golpistas; que la política de ajuste que el gobierno viene implementando y ha profundizado a partir del acuerdo con el FMI no exige la represión a la protesta social.

Desconocer la peligrosidad de las Fuerzas Armadas al servicio del Fondo Monetario Internacional , escudándose en el chiquitaje legal y omitiendo la ya probada voluntad política de este gobierno de llevar el ajuste hasta las últimas consecuencias, si no es ingenuo, es servil y gorila. La defensa de los Derechos Humanos puede, para los morados, dejarse de lado momentáneamente mientras se siga cobrando por ventanilla todos los meses. Hasta acá llega el progresismo de los autoproclamados herederos de Alfonsín.

COMUNICADO https://www.facebook.com/franjamoradamendoza/photos/a.599621206815910.1073741825.599621116815919/1606140289497325/?type=3&theater



[1] Decreto 727/2006

[2] Ídem

[3] Decreto 693/2018