Retomar desde donde dejamos: 22 de Noviembre día de la Gratuidad Universitaria

Bajo el gobierno de Juan Domingo Perón, el 22 de Noviembre de 1949 se sanciona el Decreto N° 29.337, suprimiendo el cobro de los aranceles universitarios, permitiendo a miles de argentinos y argentinas acceder a los estudios superiores.


Cabe destacar el carácter interventor y Nacional del Estado peronista sobre la educación que, promueve garantizar así, “el apoyo a los jóvenes estudiantes que aspiren a contribuir al bienestar y prosperidad de la Nación, suprimiendo todo obstáculo que les impida o trabe el cumplimiento de tan notable como legitima vocación”[1].
Sin embargo, la Universidad ha corrido siempre a contramano de los procesos de liberación y emancipación de nuestro continente. Siempre, ha sido conducida por sectores enfrentados a las clases populares. Yrigoyen les otorgó a través del poder político la Reforma Universitaria en 1918, sin embargo al no modificarse los planes de estudio estos mismos que habían aplaudido y votado a Yrigoyen, en 1930 participaron en el golpe de Estado para derrocarlo. Lo mismo sucedió con el peronismo, que eliminó el arancel en las Universidades Nacionales, garantizando la gratuidad, y en 1955 los estudiantes universitarios fueron la punta de lanza de los partidos tradicionales que propugnaban el golpe.
Son estos ejemplos los que nos hacen pensar en la importancia de rediscutir no solo el papel de la universidad, sino su contenido, dejar de ver con las anteojeras del extranjero, como diría Jauretche y comenzar a ver con las enteojeras propias, a través de un pensamiento situado, que entienda el ayer para analizar el aquí y ahora.
Por esto es necesario retomar de donde habíamos dejado, enfrentar aquellos sectores dentro de la universidad que defienden intereses en contra de las mayorías y entender que pese a ellos, hubo quienes lucharon para que aquella casa de altos estudios dejara en un segundo plano los intereses oligárquicos y antinacionales que primaban para darle un verdadero contenido Nacional y Popular.
Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo Perón, incluso Cristina Fernandez de Kirchner, quien destino un gran presupuesto a las Universidades Nacionales, y permitió tras políticas económicas que beneficiaron a la mayoría, nuevamente el acceso de estos sectores a la educación superior.
Pero tras 60 años de gratuidad, hoy la educación pública y gratuita esta en peligro, La escalada brutal del dólar, los recors de transferencia de renta nacional al exterior, endeudamiento y déficit comercial, los tarifazos, el ajuste a la educación, las altas tasas de interés orientadas a beneficiar a los especuladores y no a la producción, bajo un blindaje mediático, es el camino que nos propone el FMI de la mano de Macri y Cornejo.
La lucha hoy reclama “por una Universidad pública, gratuita, feminista, inclusiva y con profundo contenido nacional latinoamericano”.

______________________________________________

 

[1] Decreto N° 29.33722 de noviembre de 1949

 

 

Valora este artículo
(0 votos)