Entrevista a Nicolás Trotta rector de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET)

Desde Revista Universitaria compartimos la entrevista realizada a Nicolás Trotta, rector de la UMET. La misma fue realizada en el marco del Congreso Nacional y Provincial de Políticas Públicas en la Universidad de San Juan bajo el lema «Juventud, nuestro rol en el presente y la responsabilidad por el futuro de la patria». Nicolás expuso sobre la mirada latinoamericanista sobre los efectos de las políticas liberales en el desarrollo de la juventud. Cabe recordar que Evo Morales recibió el Doctorado Honoris Causa de la UMET por la promoción y la defensa de los derechos de los trabajadores, la integración latinoamericana, los derechos humanos y la consecución de la paz entre los pueblos, valores que esta Universidad reivindica desde su creación e incorpora en su labor cotidiana.

 

Revista Universitaria: Nicolás, ¿qué opinión tenés sobre el avance de corte neoliberal qué se está viendo en Latinoamérica? ¿Qué  implicancias culturales y políticas traería en América Latina?

Nicolás Trotta: Uno ve con preocupación el avance de estas expresiones neoliberales con mucha más preocupación de hecho que en Brasil esté a punto de ganar las elecciones no una expresión neoliberal sino una expresión totalmente fascista, discriminadora de las minorías, de la mujer. En caso de Brasil tiene una población mulata y negra que compone el 51% de la sociedad. Jair Bolsonaro tiene una mirada absolutamente discriminadora hacia el Brasil. Esta implicancia nos debe llamar la reflexión de cómo es posible retroceder tan rápido a partir de lo que ha sido los proceso de cambio que quizás la deuda pendiente más importante es la una conciencia social de como profundizar, como lograr una mirada colectiva y no que nos termine reinando esa sensación del bienestar del solo rendimiento individual, la realidad es que el beneficio colectivos se logra en países como el nuestro  de una marcada realidad estadocentrica. El rol del Estado es tan importante para beneficiar  o para perjudicar a la sociedad a partir de políticas públicas como vivió la Argentina y América Latina desde el inicio del siglo XX con un rol mucho más activo con una voluntad de destruir riquezas y oportunidades, también con cuestiones pendientes como es el caso de Argentina que no se avanzó en una reforma tributaria, no se logró una mayor regulación de nuestra economía, no se logró una mayor participación del Estado en sectores estratégicos de nuestra economía quizás se avanzó tarde en la nacionalización de YPF que se debería haber hecho antes. Una crítica constructiva de las cosas que no se profundizaron que hoy uno ve con preocupación lo que ha sido el gobierno de Macri en un fuerte avance de la política neoliberal 2.0 que ha traído tanto perjuicio a la mayoría de los argentinos.

R.U: Teniendo en cuenta que venís de un ámbito universitario ¿Cuál crees que debe cumplir el rol de la Universidad Argentina  antes esta crisis social, política y económica en estos últimos tres años?

N.T: Yo creo que la Universidad junto con sus distintos claustros debe ser la vanguardia de plantear el país que queremos por mi parte plantear el país que queremos implica resistir toda las políticas de ajustes no de una mirada corporativa “tenemos que defender el presupuesto de la universidad” sino lo que tiene que hacer la universidad es defender el modelo social, política y cultural que permita a la Argentina  una mejor construcción de realidades, una mejor distribución de riqueza y oportunidades, no una mirada endogámica hacia dentro de la Universidad sino como la Universidad mira la sociedad, como logra instaurar en la agenda social la disputa pendiente que tiene hoy nuestro país. Creo que es rol principal de la Universidad, ni hablar del claustro estudiantil pero también los restantes claustros “los docentes, los investigadores de las Universidades no deben estar ausentes de estas discusiones profunda que hoy transita la Argentina, lo que es la política de endeudamiento, la política de precarización laboral, el crecimiento de la pobreza, la liberalización de la economía, la reapertura indiscriminada de nuestra economía y ahí la universidad como un espacio de enorme legitimidad social, partir de sus docentes tienen que formar parte de estas discusiones.

R.U: Esta semana se trató el presupuesto 2019, hemos visto que viene con un recorte, diseña por parte de FMI tiene intenciones de generar un ajuste en la sociedad ¿Qué opinión tenés acerca del presupuesto 2019 y qué objetivo político tiene el gobierno que cumplir?

N.T: Creo que el presupuesto 2019 que tiene media sanción en la cámara de diputados es un presupuesto que no ha sido diseñado por el ministerio de economía sino a lo que responden a los intereses de Washington desde el Fondo Monetario Internacional y cualquier diputado que termine acompañando este presupuesto lo que hace es profundizar las políticas de ajuste y legitimar el acuerdo que implica enormes retrocesos para la Argentina es ese sentido yo creo que el presupuesto nacional  el enorme ajuste  de la economía va implicar que lo peor de este gobierno está por venir y lo que nos ha dado el gobierno está el momento dista de ser algo bueno sino ha sido todo muy malo entonces de ello  creo debe implicar también para la sociedad en su conjunto para la Universidad , para la dirigencia política opositora ser claro en no acompañar el presupuesto que cristaliza y profundiza el ajuste del gobierno.

R.U: ¿Cuál es el rol qué la oposición, en las próximas elecciones del 2019 y cómo debería manejarse y qué crees qué debería suceder?

N.T: Yo creo que la oposición debe imaginar un programa que permita salir a la Argentina de la crisis y definir cuál es la mejor mujer o mejor hombre para encabezar  el esquema de unidad para superar crisis yo creo que lo más difícil para el 2019 frente al fracaso de la política de Macri no va ser ganar las elecciones sino va a ser lograr un gobierno multipartidario con distintas expresiones sociales que permitan salir de la Argentina de la crisis entre otras cuestiones va implicar estar en el borde de un nuevo default económico, un nuevo default de deuda y frente a eso no va ser imposible que una única fuerza política resuelva los problemas que ha generado Macri y su gobierno entonces el desafío no es solo la unidad para ganar las elecciones sino también la unidad de la oposición para superar la crisis a partir del 11 de diciembre.

Modificado por última vez en Miércoles, 07 Noviembre 2018 15:13
Valora este artículo
(0 votos)