ENTREVISTA A GIULIANA FRECENTESE, CANDIDATA A SECRETARIA GENERAL DEL CENTRO DE ESTUDIANTES DE LA FACULTAD DE EDUCACIÓN

RU: ¿Cuál es la importancia de las próximas elecciones a Centro de Estudiantes en la Facultad de Educación?

Es un momento decisivo para elegir nuestras autoridades gremiales ya que estamos atravesando una profunda crisis en nuestra educación pública y gratuita en todos sus niveles. Mientras la deuda pública asciende a 140.830 millones de dólares y se prioriza el pago de los intereses de la misma ordenado por el FMI, el presupuesto educativo para el 2019 sufrirá un recorte en términos reales del 29,4%. No es casualidad que en 57 universidades nacionales no se haya dado inicio al segundo cuatrimestre, solamente las universidades sufrirán un recorte del 23.43%, sin contar el recorte y subejecución  presupuestaria del corriente año.

Los y las estudiantes de la Facultad de Educación debemos comprender este contexto ya que estamos y estaremos afectados por estas medidas, incluso durante el desarrollo de la vida profesional en el nivel inicial, primario, CENS, etc. Algunos programas como el fortalecimiento Edilicio de Jardines Infantiles tendrá una reducción del 68,4% en términos reales, la partida dirigida a infraestructura y equipamiento tendrán una caída de un 77,1%; el Fondo Nacional de Incentivo Docente sufrirá un recorte de 22,5% en términos reales, la Ley de Financiamiento Educativo ya fue desechada. Todo esto demuestra que la política macrista es destruir la educación.

Este contexto también pone en evidencia quienes son las agrupaciones que aparentan defenderla, pero que en los hechos representan la apoyatura estudiantil al gobierno de Macri, Cornejo y Pizzi. Tal es el caso de Franja Morada que forma parte de manera  directa del gobierno nacional, y Libres del Sur (conducción actual del CEFE), quienes dicen enfrentar a Macri, pero tienen participación real en el gobierno de su aliado Cornejo (su senador provincial Mancinelli votó el Ítem Aula o el Código Contravencional por ejemplo) y apoyaron explícitamente a Pizzi en la Universidad.

RU: ¿Cómo se traduce todo esto en propuestas concretas para la Facultad de Educación?

En la Facultad, así como en la Universidad toda, entendemos que defender la Universidad Pública y Gratuita debe materializarse en hacer públicos los servicios de fotocopiado, siendo administrados por los gremios estudiantiles. En la Facultad de Educación, el mismo se encuentra manejado por un concesionario privado teniendo un mercado cautivo por el beneficio exclusivo de contar con el banco de apuntes y con un precio inaccesible para los estudiantes que necesitan avanzar en sus estudios requiriendo el material pertinente para rendir y promocionar materias.

Pareciera algo natural el hecho de que la fotocopiadora sea administrada de esta manera, entregando mediante el Centro de Estudiantes, unas cuantas becas para cumplir  sin poner en tela de juicio, este último, su verdadera función como gremio. Sin embargo, existen ejemplos concretos llevados a la práctica de cómo, por una decisión política, la fotocopiadora de los estudiantes puede ser un hecho. Tal es el caso en donde la AUN conduce dentro de un frente, los centros de estudiantes de Filosofía y Letras y de Ciencias Políticas. En esta última,  tras 5 años de servicio, el Centro de Estudiantes logró aumentar su patrimonio propio de $4200 a $353.04 un 8.405%. Se han entregado a la fecha no menos de $ 750.000 en becas, se implementó el presupuesto participativo por carrera y el banco de apuntes está totalmente democratizado, cualquier persona puede llevárselo de manera digital.

Entendemos que solo con el apoyo de los y las estudiantes de la Facultad de Educación en las próximas elecciones del 7 y 8 de noviembre  es que podemos realizar, una vez más, esta tarea en la facultad  y convertir al CEFE en un verdadero gremio de representación estudiantil, con una fuerte vocación de servicio.

 

Valora este artículo
(0 votos)