Pizzi ¿con los docentes o con Washington?

Ya van cinco semanas turbulentas en las cuales el reclamo por mayor salario para los docentes y el rechazo a las políticas de ajuste y endeudamiento que afectan directamente a nuestra Educación han tomado forma de asambleas, tomas, paros, clases públicas, jornadas de protesta, movilizaciones, etc. ¿Y el Rector de qué lado está?

 

Por un momento, un estudiante desavisado podría creer que como Pizzi manifestó su apoyo a la lucha casi de manera desapercibida en una sesión de Consejo y pretendió marchar junto con los gremios, docentes y estudiantes por este reclamo, es un gran luchador por el presupuesto Universitario. Bien, a ese estudiante tenemos el deber de decirle que no es así, y los hechos nos dan la razón.

En primer lugar, el Rector luego de dar declaraciones desafortunadas al referirse al paro docente, realizó el pedido de conciliación obligatoria a la delegación del Ministerio de Trabajo en Mendoza para levantar el paro[1]. Es decir, apeló a un recurso legal para levantar el paro en vez de apoyar la lucha docente. Por suerte recibió el apoyo del gobernador de la provincia que no se caracteriza por el buen trato a los y las docentes, quien dijo que “los paros docentes contribuyen a la pobreza”[2].

Luego, Pizzi tuvo una reunión con el Presidente junto con los demás rectores del CIN, en la que el cínico que hoy se encuentra en la Casa Rosada les prometió que harán el máximo esfuerzo presupuestario y “pidió respaldo de los rectores para explicarle a la opinión pública que de ningún modo hay una situación de emergencia en el sector universitario”[3]. Esto también es falso, ya conocemos el recorte y la subejecución que sufre el presupuesto Universitario todos los años por parte de la SPU, que 57 Universidades Nacionales no iniciaron el segundo semestre porque no hay plata ni para salarios, menos para becas; y que son 20 Universidades las que se han declarado en emergencia presupuestaria. Entonces HAY una situación de emergencia en el presupuesto Educativo y particularmente Universitario.

Finalmente, y este es el broche de oro, frente a todo este conflicto Daniel Pizzi parece tener otras prioridades. El secretario de Bienestar participará de un Congreso en Washington[4]. La propuesta apunta a aumentar la vinculación entre universidades estadounidenses y argentinas y cuenta con el auspicio del Departamento de Estado de los Estados Unidos y el Ministerio de Educación de la Nación. Como buen macrista que es, se está yendo todo al carajo en la Universidad y Pizzi se preocupa más por mantener más firmes que nunca la relación con el Departamento de Estado de los Estados Unidos que por los docentes y estudiantes que permiten que ésa funcione.

Entonces, no nos equivocamos cuando decimos que el hampa de las finanzas no sólo se encuentra en el gobierno Nacional, sino que además tiene su lugarteniente en la Universidad Nacional de Cuyo, Daniel Pizzi. Por eso, es nuestro deber como estudiantes que defienden la educación pública, gratuita, inclusiva y con un profundo contenido latinoamericano, enfrentar a Pizzi, Macri y todo aquel que atente contra esto ya sea cultural, entregándonos al Departamento de Estado de los Estados Unidos, o económicamente, recortando cada vez más el presupuesto educativo.

Valora este artículo
(0 votos)