Opinión

Compartimos la entrevista realizada por Revista Universitaria a Marisa Carrizo, Secretaria General del Sindicato de Prensa de Mendoza (SiPreMen), sobre los despidos masivos que se efectuaron en la Agencia Nacional de Noticias Télam.

RU: Respecto al despido masivo de trabajadores que ha habido en la agencia Nacional de Noticias Télam, ¿nos podrías contar como se inició el conflicto, cuál es tu opinión como Secretaria General del Gremio de Prensa en Mendoza, qué medidas va a tomar el sindicato y cómo sigue la situación a partir de las últimas novedades en las que se plantea la posibilidad de que los trabajadores despedidos sean reincorporados?

MC: “Específicamente con lo de Télam, vemos que ha prosperado un Amparo, que han interpuesto los compañeros del SiPreBA. A nosotros nos pasó algo semejante cuando echaron en el 2014 a compañeros del “UNO”, del diario concretamente, también interpusieron un Amparo y la justicia decidió el restablecimiento con el consentimiento de la gente. En este caso el juez, ha establecido que no se pueden realizar despidos masivos como han hecho sin el procedimiento preventivo de crisis, procedimiento de crisis significa que, la empresa tiene que demostrar que está en crisis y eso significa la intervención también de los sindicatos. No se cumplió con ese procedimiento previo y se echo masivamente, hasta se deja entrever una discriminación ideológica y sindical. Tenemos entendido que son cinco personas (los despedidos) pero están en la misma situación que el resto”.

Nosotros acá tenemos a siete personas que están en la agencia Télam, de los cuales a dos, les llegó el telegrama de despido con la respectiva indemnización, tenemos un compañero fotógrafo que hasta ahora no le llego el telegrama de despido, pero tiene un monto importante en su cuenta que entiende que es la indemnización. Ha pedido a fines de junio un telegrama aclaratorio de su situación, no le ha llegado nada, lo que demuestra la desprolijidad, la falta de consideración total con que se ha hecho este procedimiento, creo que es una falacia, una mentira de que es gente de la gestión anterior, que son militantes kirchneristas, es mentira porque es gente que tiene años, es más, uno de los compañeros creo que tiene más de veinticinco-treinta años de tarea. Es decir, no tiene absolutamente nada que ver”.

Lo que vemos en este proceso de Télam, y lo que vemos en la actividad general, es un ajuste feroz, el mismo que se está dando en toda la sociedad y que el interés es, justamente, cambiar redacciones que están perfectamente encuadradas, ¿qué significa eso?, que están bajo convenio, que los empresarios tiene que respetar el pago, por ejemplo, de los aportes por ley, me estoy refiriendo a jubilaciones, obra social, etc.  Es lo que el Presidente de la Nación define como “el costo laboral”, que en la Argentina los empresarios tienen problemas porque hay un costo laboral alto. Justamente por eso, porque tienen que pagar cargas sociales, lo que decimos es el sistema social, el sistema de contención social que tiene nuestro país y que no lo tienen otros países de América Latina, porque acá ha habido procesos sindicales, procesos políticos, que en su momento, indudablemente lo han garantizado. Te estoy hablando en la época del Peronismo”.

RU: ¿Una de las legislaciones laborales más avanzada de América Latina, no?

MC: “Totalmente, han tenido que tener una gran fortaleza política en su momento, cosa  que es tan difícil de conseguir como para imponer todos esos cambios y esos beneficios que al fin y al cabo es contención, porque que un trabajador tenga obra social, al igual que en la jubilación, que un trabajador esté bajo convenio, es una legislación superior a otras instancias. Con un convenio vos siempre vas mejorando las condiciones y eso es lo que no quieren los empresarios, no quieren los convenios, quieren el menor costo laboral posible.  Y esto que tanto impulsa el Gobierno Nacional de que “Va a haber más inversiones si bajamos el costo laboral”, mentira, siempre va la rentabilidad empresaria. No se distribuye, la única manera de distribuir es a través de una legislación que garantice la vigencia de este sistema laboral que tenemos, estos beneficios laborales que tenemos, que quieren echar por tierra con la Reforma Laboral. ¿Por qué? Porque quieren al monotributista, ¿Querés obra social?, ¿Querés jubilacion?, pagatela como Chile”.

RU: ¿Vinculás este ajuste a la deuda que ha tomado el Gobierno Nacional?

MC: “La plata de los retiros voluntarios de Télam y un montón de otras situaciones, el decreto que salió la semana pasada para terminar con contratos eventuales, con los contratos por convenios con la Universidad, todo eso, tiene que ver con esto. Te puedo decir por ejemplo, “Radio Nacional Mendoza”, tenemos compañeros con contratos eventuales, hace años y eso es fraude laboral, porque la ley establece que una persona puede trabajar tres meses a prueba por contrato pero no 10 años, ni siquiera un año, todo eso es fraude laboral. Y tarde o temprano van a tener que pagar, para eso está esa plata que les han dado, para achicar. Te das cuenta, cuando quieren tocar al sector económico, al que tiene poder económico, a su grupo de pertenencia, no lo quieren hacer”.

El verdadero objetivo es eso, evitar esa distribución de recursos que tenemos instalada en este momento por dentro. Terminar con ese orden legal, en perjuicio de los trabajadores y en beneficio de la rentabilidad empresaria, por ese lado pasa el ajuste en el Estado. Nos está pasando con empresas, como por ejemplo, diario Los Andes, que despidió el año pasado, en agosto a 7 personas”.

RU: ¿Ahora han despedido más trabajadores?

MC: ”Sacó un retiro voluntario (Diario Los Andes), que dijo que era de el uno cuarenta (1.40), es decir, como una indemnización y un 40% más. No era así, es muy perjudicial para los trabajadores”.

La novedad que tenemos desde el viernes, es que como no les fue tan bien con los retiros voluntarios, dos personas, dos compañeros, excelentes periodistas, de hace muchos años los dos, les quisieron cambiar las condiciones de trabajo después de que uno de ellos se especializara en economía, después de hacer posgrados, de tratar de perfeccionarse, igual la otra compañera, los dos de la sección economía, a uno lo pasan a políticas y el otro querían que fuera a redes. Es un cambio de condiciones de trabajo y querían cambiar el horario y los francos. Ellos no se resistieron, quisieron mantener la relación laboral, pero advirtiendo que no lo aceptaban y los echaron. Y los echaron con causa, es decir, para no pagar la indemnización. Indudablemente vieron que no les fue bien, que tuvieron solamente 20 retiros voluntarios, querían más, porque tampoco era atractivo, era una barbaridad el retiro en 24 cuotas, entre otras cosas”.

RU: Finalmente se ven casi obligados a irse del trabajo…

MC: “Claro, quien quiere un retiro voluntario, un monto de dinero ahora, cuando lo que te importa es la fuente de trabajo. Y sobre todo cuando te queda mucho tiempo por trabajar porque alguien que, a lo mejor le queda poco tiempo para jubilarse lo piensa, yo creo que siempre es mejor la fuente de trabajo pero, lo piensa. Pero las personas muy jóvenes ¿Qué hacen con el retiro?”

Creo que el fondo de la cuestión es ese. Indudablemente todo esto esta alentado por organismos internacionales que tienen una visión muy distinta cuando se habla de distribución, lo único que les interesa es la concentración, que se concentre más la riqueza de lo que ya está concentrada en este momento en el mundo, en donde muy pocas personas son las que tienen la mayoría de los recursos. Es la gran puja y el salario, la jubilación, la obra social es la alternativa de distribución, de distribuir un poco los recursos, con las grandes mayorías”.

Esto funciona una advertencia al resto de la redacción. Nos objetan cualquier cosa de las decisiones que tomamos y están en la calle, pero lo que espero también con lo de Télam, es que no sea un paso previo para la declaración de la crisis en donde las indemnizaciones son del 50%”.

RU: ¿Qué posibilidades hay que los reincorporen y de que declaren la crisis dentro de dos meses para luego volverlos a despedir?

MC: “Y…puede llegar a pasar, o sea, los pueden echar y con el 50%. A ver, la plata de las indemnizaciones estaba, no se está demostrando que haya crisis. Vos podrás decir…”es que lo que puso el fondo (FMI)”, lo que sea, pero hay gente acá que se que ha cobrado o le depositaron muy buena plata, gente que tenía muchos años y eso apareció así, de un día para el otro, no veo donde está la crisis. Pero vos sabes, a veces, como las situaciones se pueden dibujar, se puedan dar vuelta y esperemos que realmente sea una reinstalación efectiva en los puestos de trabajo y que se respete.  Que sea un freno para este proceso que, justamente desde que esta Macri, están avanzando en el vaciamiento de los medios públicos”.

Esto que paso en Télam es un ejemplo, pero sabemos que corremos serios riesgos acá, por ejemplo en “Radio Nacional” con todas sus delegaciones en todo el país, que este ajuste alcance por ejemplo, a los contratos eventuales que tenemos ahí. Fraude laboral como decía recién, gente que hace años que esta, son periodistas de hace años y están contratados. Han sacado en Radio Nacional, en todo RTA, los retiros voluntarios que es lo que hicieron antes en Télam. A ver, acá hay una cuestión muy clara, nosotros hablamos porque nos paso esto en febrero del año pasado, que nos echaron a gente, a Matias Ricardi, compañero de “Libertador”, un compañero del sur que logramos restablecer, simplemente porque estuvo presente en una reunión con Lombardi; y Lombardi se comprometió directamente,  por eso lo restablecieron, no le quedó otra. Pero a los otros, que también nos dijeron que los iban a reincorporar, a dos compañeros del sur y a Matias Ricardi, no lo hicieron”.

Hablamos con Pablo Ciarliero que era, en ese momento, Subdirector de Radio Nacional a nivel Nacional y el segundo de Ana Gerschenson la Directora de Radio Nacional. Ciarliero es el que mandan a Télam, lo sacan de Nacional y lo mandan a Télam y hace este recorte, o sea es un tipo que anda recortando…y él nos decía, que nos lo dijo Lombardi en su momento, que ¿cómo se justificaba que Nacional tuviera una planta de 1600 personas, cuando otras radios por ejemplo, no me acuerdo si dijo “Continental” o una de Buenos Aires, con la mitad o 600 personas hacían radio en todo el país?. Si vos tenés un locutor y a alguien que hace boletines y nada más y un operador, seguro podes utilizar menos plata. Si vos querés hacer radio, si querés reflejar la realidad de cada provincia, de cada ciudad, así no se puede”.

Levantaron “FM Baxada” en Entre Ríos, que era una FM que se dedicaba a la transmisión de noticias locales. Como han recortado horas extras, por ejemplo “FM Radio Nacional Esquel” creo que fueron los 5 días de Semana Santa, que fue un feriado muy extenso, como no pagaron horas extra la radio directamente no trabajó y conectan directamente con “Radio Nacional Buenos Aires. Entonces vos estás en Esquel, estás en Bariloche y sentías como estaba la Panamericana, como estaba la temperatura en Bs. As. y no lo que pasa en el lugar y no les interesa, a pesar de que lo hemos discutido allá, con la gente de recursos humanos”.

Lo hablábamos cuando estaba Fernandez Oliveira de Recursos Humanos Nacional de Buenos Aires, — ustedes recortan horas extra en el interior, no mandan, por ejemplo, gente para cubrir las transmisiones deportivas de Godoy Cruz en Mendoza, entonces la audiencia del interior no escucha a Godoy Cruz. Ahora ustedes nos recortan cuando van a cubrir acá, en Buenos Aires, a Boca. Entonces hay una discriminación, porque al fin y al cabo, obviamente somos un sindicato, nos interesa la fuente de trabajo, lo vamos a defender y es una cuestión central pero hay otro aspecto, la calidad informativa,  el derecho a la información, lo que le concierne saber a la gente y fundamentalmente como no vas a priorizar la información del entorno, lo que pasa en donde vivís, desde lo más sencillo, la temperatura para saber cómo tenés que salir vestido, hasta las decisiones que toman en tu comuna-. Nosotros vamos a San Rafael, hay una radio cabecera que es “LV4” que es muy importante, porque en el sur, que es la radio cabecera del principal departamento del sur y hay una gran cantidad de población que escucha “LV4”, te estoy hablando en los distritos, te estoy hablando del 25 de Mayo, Cuadro Benegas y dependen de la información de “LV4”y de la FM que tenía también “LV4”. Ni hablar “LV19”, “Radio Malargüe”, “Radio Frontera” todo el pueblo escucha LV19, quiere saber del intendente, que paso con el pronóstico, todas las noticias locales. ¿Cómo vas a recortar al punto que en determinado momento, como no le pagas horas extra al personal, directamente conectas con Nacional Buenos Aires?, eso es vaciamiento de los medios públicos”.

Dicen Télam, “Ah, estaba lleno de kirchneristas”. Mentira, había gente que hace años que trabajaba y que “hemos sacado una pesada carga…” lo dijo Lombardi, que también teníamos acá, “se ha priorizado el periodismo y no a la propaganda política”, “se ha priorizado a los periodistas y no al militante”. Una mentira. Primero, cada periodista puede pensar como se le de la gana, el tema está en que sea profesional en el momento de escribir. ¿Qué es ser profesional? Considerar los distintos flancos de una realidad; una mentira absoluta. Sacan a 300 personas, dicen “Aaah gente, sobrecarga” y Télam empezó a cumplir muchas funciones, hasta creo que tenían un espacio para videos y difusión, no era la solamente la vieja agencia que escribía un cable, lo difundía y lo disparaba a todo el país. El tema de las redes ha ocupado otro espacio, todos los medios la utilizan, entonces al ir variando el arco de posibilidades de tareas, necesitas más gente, necesitas gente capacitada y todo eso es lo que han invisibilizado y lo han centrado en una mentira como decir “eran todos militantes”.

RU: ¿Estos fueron los argumentos para aplicar el ajuste?

MC: “Claro, son todos argumentos para decir, “recortamos, porque en realidad era gente que militaba y hacia propaganda acá”, una mentira. Si entramos en esa, cuántos podemos señalar que vienen haciendo propaganda a la actual gestión”.

RU: ¿Te parece que el objetivo es desprestigiar la actividad política y la actividad sindical?

MC: “El sindicato es mala palabra, indudablemente. Si haces una medida de fuerza…”Estas afectando el derecho de la gente… ¿Cómo vas a cortar calles?” A ver, pregunto, cuando los movimientos sociales, cuando los sindicatos hacen una medida, paran o hacen un corte, ¿Cuál es la escala del derecho? ¿Qué derecho está por encima del otro? ¿Que prima, el derecho a circular o el derecho a comer?”.

Por eso hay que pelear. La otra vez compartíamos un acto con la gente del SUTE, Hnríquez y él decía algo que es cierto: “A veces al sindicalismo, la gente lo ve, como algo desde ya corrupto. Ahora, ¿qué ha pasado?, que aún siendo la gente la perjudicada, los mismo docentes, por ejemplo, que votaron a este gobierno, no ven o no entienden el mensaje de que, cuando se ataca esta política dicen, que son solo los sindicatos los que están viviendo de las obras sociales o los vagos, se combate a eso y no el fondo”.

No se dan cuenta que cuando se establece ese techo, el incremento paritario del 15%, me están perjudicando a mí y siguen siendo los sindicatos “los malos”. ¿Por qué no hemos logrado, persuadir o que ese discurso, que el objetivo de la lucha sea compartida y aceptada por la mayoría de la sociedad? Porque en la sociedad la clase media, se creen muy fuera de eso, muy desligada de eso, y son los primeros perjudicados”.

Leer más …

A partir de la posible instalación con fuerza de ley, en la Provincia de Mendoza, de la plataforma digital UBER para prestar servicio de transporte es que entrevistamos al Secretario General del Sindicato Obreros de Taxis de Mendoza, Osvaldo Llanos para conocer su opinión sobre cómo afectaría esto a los conductores de taxi.

RU: ¿Cómo afecta la situación laboral de los taxistas el desembarco de la empresa UBER en la Argentina y particularmente en la provincia de Mendoza?

OL: “Todos tenemos conocimiento de que UBER es una empresa foránea, evasora, que hace dos años que viene evadiendo en Buenos Aires. Cuando nos dijeron que se iba a reformar la “6062” (Ley de Tránsito de Mendoza), nosotros presentamos un proyecto sobre el tema de mandatarias[i] como para que abran licitaciones, que permitan combatir el transporte ilegal, y ahora nos encontramos con el desembarco de UBER”.

 

El Estado les dio la mano para que se instalaran. Nosotros nos pusimos en contra, pero lo que pasa es que acá el sector empresario no ayudó nunca a enfrentar esta situación, dado que no ha hecho inversiones, no ha renovado unidades, precarizó el trabajo, no se enfrentó al transporte ilegal. Nosotros nos veníamos adelantando a este acontecimiento que iba a ocurrir. Por eso presentamos el proyecto de mandatarias, para pedir que los trabajadores tengan estabilidad laboral, que tengan obra social, que tengan todos los servicios que tienen que tener pero, nos encontramos con que el Gobernador acordó con UBER”.

 

RU: ¿Cómo va a ser la situación laboral de los nuevos trabajadores que presten el servicio a través de UBER?

OL: “Cada chofer que sea de UBER tendrá que ser dueño, con registro profesional, seguro contra terceros, seguro contra pasajero transportado. Nosotros no estamos en contra de las plataformas, sólo queremos autos habilitados cómo los remises y los taxis. Lo que deseamos es que el Estado regule los valores (precio) como para que se dé una competencia leal y no desleal como realmente se viene dando, terminar con el transporte ilegal para el beneficio del ciudadano y del turismo también. La única manera de combatirlo es que se regule”.

 

Nosotros estamos en contra de UBER, pero también estamos un poquito molestos con el sector empresario que no ha hecho las cosas en tiempo y forma. Espero que el Estado tome cartas en el asunto y que la ley sea realmente pareja para todos.”

RU: ¿En qué estado está la “Ley de Movilidad” en la Provincia de Mendoza?

OL: “Para explicar un poquito más el tema mandatarias, lo que buscamos es blanquear a todos los que hoy son evasores, por ejemplo, hay tipos que administran 70 ú 80 coches pero están a nombre de 70 ú 80 personas. En cambio, sí el trabajador estuviera en relación de dependencia con esa empresa, esta  tendría que hacer los aportes como corresponde. La ley dice ahora que, el empleador deberá presentar cada seis meses el libre de deuda del sindicato, obra social, blanquear a los trabajadores, etc. Esto dará lo que buscamos, la estabilidad en la actividad laboral.  Sí esta gente se hubiese presentado como empresa de transporte, se sabría dónde están, quiénes son, qué galpón tienen, cuántos son, etc. Se ponen detrás de una aplicación, y cuando la gente se va a tomar un vehículo busca precio, pero no sabe a lo que se arriesga. Esas son las cosas que nosotros queremos. Pero ahora hay que esperar, ver la ley y, cuando realmente se sancione el Senado, veremos la reglamentación y cuáles son los pasos que seguir, buscando la manera y la forma de siempre estar al lado los trabajadores y de que tengan los beneficios que les corresponden y que estén en blanco”.

RU: ¿Qué política se va a dar el sindicato?

OL: “Nuestro convenio habla del 30% de ingresos brutos, ¿qué quiere decir?, si un trabajador recauda $ 750 para él, deberá figurar en el recibo un valor de $ 22000 para arriba. Entonces, lo que hacen estos empresarios, por ejemplo, con un coche que recauda diariamente $ 2500 en todo el día,  ellos lo hacen tributar por $ 600, y le hacen un recibo al trabajador por $ 3000 o por $ 4000. Lo que sucede es que el trabajador no puede tener una obra social genuina, no puede sacar un crédito, los recibos realmente no son de carácter serio. Esas son las cosas por las que nosotros venimos luchando hace mucho tiempo y a través de esta ley esas cosas se pueden mejorar”.

RU: ¿Cuál es tu opinión respecto de las elecciones de conducción de la CGT?

OL: “La conducción de la CGT, los dirigentes se han juntado y han propuesto que hasta el 2020 siga el triunvirato. Nosotros somos muy orgánicos de la CGT a nivel nacional, pero nosotros como se CGT Regional Mendoza hacemos nuestro trabajo como corresponde y cuando llegue el momento el confederal dirá quién será la conducción nueva. Hasta el momento, lo que sabemos por las noticias, es qué esta conducción se puede quedar hasta el 2020, pero también tenemos al otro sector que está buscando la manera de hacer la gran unidad para tener una sola conducción y no triunvirato.”

 



[i] El Mandatario Registral de Automotores y Créditos Prendarios, o también conocido en el medio popular como Gestor de Automotores, se especializa en la inscripción de los automotores en todas las reparticiones públicas y privadas, generando y controlando la documentación obligatoria pero, sobre todo, asesorando a su mandante.

Leer más …

La política universitaria del macrismo es una invitación al exilio. Podrá sonar con cierta crudeza este planteo, o quizá algunos – sobre todo los camuflados “críticos al gobierno”, pero no tanto – dirán que es una exageración. ¿Volveremos al exilio masivo de científicos? ¿Veremos nuevamente a ingenieros manejando taxis o lavando platos? Por como viene la mano, todo parece indicar que si…

Leer más …

Campeón mundial de tasa de interés

Escrito por Domingo, 15 Julio 2018 21:56 Publicado en Opinión

Compartimos la nota de “Página 12” escrita por Alfredo zaiat.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

Fuerte devaluación, corrida cambiaria, derrumbe de acciones y bonos, aumento del riesgo de default y ajuste recesivo del FMI

La economía macrista lidera el ranking internacional de la tasa nominal en moneda doméstica más alta fijada por la banca central. La tasa en dólares de la deuda local de corto plazo también es altísima. En el ranking de inflación, es la segunda más elevada detrás de Venezuela.

En el ranking internacional de tasa de interés nominal fijada por la banca central, Argentina es campeón mundial. No hay país que registre una tasa rectora más alta del 40 por ciento anual, nivel ratificado en la última reunión del Consejo de Política Monetaria de la entidad conducida por el broker Luis Caputo. La tasa de las Lebac se ubica en un escalón superior, en el 47 por ciento anual y puede subir algunos puntos en la próxima licitación de pasado mañana. La tasa de adelanto en cuenta corriente sin acuerdo se ubica en promedio en el 70 por ciento y la de algunas tarjetas de crédito supera el ciento por ciento. Son niveles de tasas que no bajarán en el corto plazo, no sólo por el temor del Central a una nueva vuelta de la corrida cambiaria, sino por las restricciones pactadas en el acuerdo stand-by con el Fondo Monetario Internacional.

Aunque el populismofobia se espante con Venezuela, la economía macrista tiene tasas de interés aún más altas, puesto que el Banco Central de la administración Maduro informa que el promedio ponderado de las tasas de interés de los créditos otorgados por destino económico, excluyendo las tarjetas de crédito, es de 21 por ciento anual. Para tranquilidad de las almas bellas conservadoras, la tabla de posiciones no es de tasas reales, o sea restada la inflación. En el indicador de aumentos de precios, Venezuela se ubica al tope a una distancia sideral del segundo, que es Argentina. En las previsiones de crecimiento económico 2018, Venezuela es la peor (-16 por ciento) y Argentina la segunda peor (0,5/1,0 por ciento en la proyección optimista, que baja a –1,4 por ciento en la pesimista). 

En los rankings de tasa de interés e inflación, el gobierno de Macri se colocó en el foco del mundo, al hacer un primer y segundo puesto; y en las perspectivas de crecimiento, en los últimos lugares de la tabla.  

Torniquete

The Spectator Index es el responsable de la elaboración de esos rankings, como de la difusión de información estadística comparada de diferentes temas, que distribuye a través de su cuenta de Twitter. Las cifras de inflación, tasa de interés y PIB en comparación internacional deja al descubierto que la administración macrista ha lanzado a la economía hacia una pendiente, que tiene ahora las manos del Fondo Monetario Internacional como impulsor adicional.

El Banco Central se ató de pies y manos en el acuerdo stand-by con el FMI, comprometiéndose a no bajar la tasa de interés hasta estabilizar el mercado cambiario y monetario. Como en el actual esquema económico-financiero eso no es un escenario probable, la eventualidad de una alteración de esa política recesiva tendrá que venir con un pedido de “waiver” al Fondo. Perdón que de ser otorgado incluirá nuevas medidas de ajuste y reformas estructurales, como la privatización parcial del sistema previsional y de la banca pública.

Fijar tasas de interés elevadísimas fue la reacción inmediata para frenar una corrida cambiaria que disparó el dólar a 30 pesos. Pese al fortísimo ajuste y torniquete monetario, con suba además de encajes bancarios, la cotización del billete verde descendió muy poco. Todo el andamiaje monetario-cambiario es muy endeble, jugado a su suerte cada treinta días en el vencimiento de las Lebac. Pasado mañana, el Banco Central intentará renovar 535 mil millones de pesos de esa deuda de cortísimo plazo, equivalente a unos 19 mil millones de dólares. 

En el mercado secundario, las Lebac a 30 días se estuvieron negociando a una tasa implícita del 50 por ciento anual, lo que obligaría al Banco Central a subir unos puntos más del 47 pactado en la licitación anterior. De ese modo, el círculo vicioso entre nivel de la tasa de interés y cotización del dólar se despliega con intensidad, agudizándose a medida que aumenta la desconfianza acerca de la capacidad de gestión –económica y política– del Gobierno. 

Bola

El stock de Lebac suma un billón de pesos, monto que ha descendido muy poco pese a compras en el mercado secundario por parte del Banco Central y al intento fallido de ofrecer la posibilidad de comprar Letes con Lebac del Ministerio de Hacienda y Finanzas. Las entidades financieras acumulan poco más del 40 por ciento del total de Lebac, y el devengamiento de intereses de ese activo les permite exhibir utilidades abultadas en los balances, según el último informe sobre el sistema financiero del Banco Central. En mayo, contabilizaron una ganancia en conjunto de 14.555 millones de pesos, 76 por ciento más que en igual mes del año pasado.

Tasas de interés tan altas, además de garantizar utilidades crecientes a las entidades, realimenta la bola de nieve de las Lebac, que más que compensan las diferentes iniciativas para reducir su stock. Esto significa que los intereses devengados por tasas altas diluyen los rescates de Lebac que hace el Banco Central.

La trampa que la anterior conducción del BC diseñó era visible para quienes no estaban sumergidos en la magia macrista. El disparate de emitir en forma desaforada deuda en pesos de cortísimo plazo irrumpió como uno de los principales factores perturbadores de la estabilidad monetaria y cambiaria. No hay forma de desarmar la Bomba Lebac si no es con un canje masivo y compulsivo por un bono en pesos de mediano plazo; pero esa alternativa generaría un incremento sustancial de la deuda del Tesoro a una tasa elevada y provocaría un brusco deterioro patrimonial de las entidades, acompañado de un estrangulamiento de la liquidez bancaria que pondría en aprietos el giro diario de las entidades. O sea, seguir refinanciando las Lebac al actual nivel de tasas preanuncia un estallido cambiario; pero terminar en forma abrupta con esos pasivos del Central derivaría en un colapso financiero.        

Círculo rojo

Liderar el ranking mundial de tasa de interés en moneda doméstica no es el único lugar destacado que alcanzó el gobierno de Macri. En pocos meses, casi duplicó la tasa en dólares que debe ofrecer para que en la plaza local los inversores sigan refinanciando los vencimientos de Letes. De octubre de 2017 a julio de 2018, la tasa a un año en dólares subió de 3,10 a 5,50 por ciento anual. 

Síntoma de la creciente desconfianza es el debilitamiento de la capacidad del Tesoro de obtener dólares en el mercado local. Las ofertas de inversores para comprar Letes son cada vez más bajas, las colocaciones son entonces por montos descendentes, lo que deriva en cancelación neta, pese a que la tasa que se pacta es cada vez más alta. 

La economía macrista se quedó sin acceso al mercado voluntario de crédito internacional, lidera el ranking mundial de tasas de interés y tuvo que subir muy fuerte la tasa de corto plazo en dólares. Hubo tantas pruebas de amor al mundo de las finanzas para terminar en una situación tan vulnerable: la capitulación ante los fondos buitre, la liberación absoluta del movimiento de capitales especulativos, la desregulación total del mercado cambiario, la habilitación de millonarios negocios en comisiones a bancos internacionales por la colocación de deuda y, como broche de oro de esa política de subordinación, el abrazo desesperado al Fondo Monetario Internacional. 

Al acelerado desorden financiero, bursátil y cambiario se suma el incremento de la probabilidad de incumplimiento en el pago de la deuda, de acuerdo a la cotización del Credit Default Swap. En ese mercado, los CDS –seguros contra una cesación de pagos– de la deuda argentina son más elevados que los de Grecia. El riesgo implícito de un nuevo default (CDS) de la deuda argentina casi se duplicó, al pasar de 3,73 por ciento de fines del año pasado al actual 6,76 por ciento. El aumento del peligro de insolvencia está originado en la Bomba Letes, que el Ministerio de Hacienda y Finanzas sigue alimentando, y en la Bomba Lebac, que el Banco Central ya no sabe cómo administrar.  

Otro indicador de la fragilidad financiera es el indicador riesgo país, que se ubica entre 580 y 600 puntos, 64 por ciento más elevado que un año atrás.

El presidente Macri, antes de quejarse de las exigencias y de la falta de respaldo del círculo rojo local, debería inquietarse por cómo está siendo tratado por el círculo rojo de las finanzas internacionales. Fue halagado hasta la exageración para ahora ser despreciado en forma fulminante. En el viejo parquet de la Bolsa de Comercio, que lo recibirá este jueves por motivo de un nuevo aniversario de la institución, se diría “comprar con el rumor (expectativa) y vender con la noticia (realidad)”. Lo más notable de este proceso es que Macri se haya creído los elogios que cosechó en sus giras por el exterior, más aún proviniendo del mundo de los negocios corporativos, aunque su padre Franco nunca ponderó las cualidades de entender la actividad empresaria del hijo Mauricio, quien encontró refugio en Boca Juniors y su trampolín político con el exitoso ciclo Bianchi-Riquelme. 

En fuga

Pese al discurso voluntarista de analistas vinculados a la actividad financiera, esas pruebas de amor al mundo de las finanzas fueron el pecado original de la actual debacle. La apertura financiera irrestricta es la razón de que los activos argentinos hoy sean los más castigados de los mercados emergentes. Las acciones se derrumbaron en promedio casi 50 por ciento en dólares, los bonos bajaron de 25 a 30 por ciento en dólares, los Fondos Común de Inversión ya perdieron unos 160 mil millones de pesos de activos, y el peso es la moneda que más se devaluó de ese lote de países. El mismo vértigo espectacular del endeudamiento tiene ahora la fuga de capitales especulativos. Lo que fue bonanza ficticia de dólares financieros hoy es derrumbe del mercado, en una tendencia que no está emitiendo señales de revertirse de acuerdo a previsiones de grandes fondos internacionales.

La agencia Bloomberg publicó un relevamiento realizado a 20 destacados inversores, brokers y head manager del mercado financiero internacional acerca de las perspectivas de los emergentes. El saldo para Argentina fue el peor: se ubicó en la parte inferior de la lista para todas las clases de activos (moneda, acciones y bonos). El artículo explica que “dado que la Reserva Federal sigue impulsando las tasas de interés y el presidente Donald Trump sigue aumentando las amenazas arancelarias, el piso para los mercados emergentes sigue estando lejos”. Para señalar que “es probable que las devaluaciones de las monedas y la liquidación de acciones de países en desarrollo continúen en la segunda mitad de 2018”. 

Otro artículo publicado en The Wall Street Journal es lapidario con las perspectivas financieras. Afirma que Argentina liquidó más de 10 mil millones de dólares en reservas en abril y mayo “en un intento, en gran medida infructuoso, de detener la caída del peso”. Lo califica como el peor de todos los mercados emergentes por cantidad de pérdida de reservas y de depreciación de la moneda doméstica respecto al dólar.

El último informe del Instituto de Finanzas Internacionales, que reúne a los bancos más importantes del mundo, también ofrece cifras fulminantes acerca de la fuga de activos argentinos realizados por fondos del exterior. Calcula que entre abril y mayo, la huida de capitales especulativos sumó unos 7000 millones de dólares en términos netos. Advierte acerca de los riesgos de refinanciación de la deuda en dólares en 2019, ubicando a la Argentina, junto a Colombia, Egipto y Nigeria, en el lote de los más complicados para la renovación de los vencimientos. Para agregar que “dada su alta dependencia de la deuda nominada en moneda extranjera, Argentina, Hungría, Turquía, Polonia y Chile parecen ser los más vulnerables a grandes oscilaciones en los flujos de capitales”. 

La economía macrista pasó de ser niña mimada a ser la peor del barrio de las emergentes.

Recesión

Con el actual nivel de tasas de interés la economía cruje y no se vislumbra un cambio de escenario con un acuerdo stand-by con el FMI, que se convirtió en la guía de la política económica. El equipo económico pactó con los técnicos fondomonetaristas la necesidad de mantener tasas de interés altas por varios meses. E incluso si el Banco Central quisiera disminuirlas debería conseguir primero el visto bueno del Fondo.

El Gobierno, con su red de propaganda pública y privada, promete que luego de un segundo semestre de estancamiento, en el próximo año comenzará la recuperación. Esa previsión está en contra de las evidencias históricas de las consecuencias de una fuerte devaluación y acuerdo con el FMI sobre la economía argentina.

Un ajuste cambiario como el gatillado en diciembre del año pasado y que todavía no culminó está asociado a procesos recesivos traumáticos, con caída del consumo y la inversión. La devaluación que se traslada en gran medida a los precios, con salarios que no acompañan en la misma proporción, debilitan aún más la demanda interna, ya suficientemente castigada por la recesión con caída del empleo y tasas de interés elevadísimas.  

El impacto en la economía del desborde cambiario (devaluación) acompañado de la asfixia monetaria (tasa de interés altas) recién está empezando a castigar el frente social y laboral. Este escenario de crisis relativamente contenida es con un dólar moviéndose en el rango de 28 a 30 pesos, pero un nuevo salto de la cotización, que no se puede descartar, aceleraría la caída de la economía macrista.

 

Leer más …

Compartimos una nota que fue publicada en “Infonews” en la que se advierte sobre la entrega total de nuestra soberanía a los Estados Unidos por parte de este Gobierno. Ya no les alcanza con someternos a un avasallamiento absoluto sobre nuestra economía, sobre nuestra industria, sobre nuestros recursos naturales, sobre nuestra cultura, sino que también ahora quieren entregar nuestra soberanía territorial a una fuerza militar foránea.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

Lo hizo el Cemida (Centro de Militares para la Democracia Argentina). Según indicaron, el convenio firmado por el Ministerio de Defensa habilita ese tipo de acciones.

Los acuerdos firmados por el gobierno argentino con Estados Unidos encendieron la alarma de los expertos argentinos. En este caso, Elsa Bruzzone, del Cemida (Centro de Militares para la Democracia Argentina), aseguró que según un reciente convenio entre el Ministerio de Defensa y el estado de Georgia, militares norteamericanos podrían intervenir en asuntos internos de nuestro país.

Según afirmó en diálogo con el canal Annur TV, «en el convenio que realiza Estados Unidos con los países, del cual nosotros venimos a ser ahora el país número 73, se establece que si estos militares norteamericanos consideran que a situación en un país es grave porque puede haber estallidos sociales, protestas, porque puede tambalear un gobierno, y consideran que el Estado con el que han hecho el acuerdo no está capacitado para resolverlo, pueden intervenir militarmente por encima de la decisión del gobierno del momento y de las fuerzas armadas y de seguridad existentes».

«Podríamos ver nosotros desembarcar contingentes de militares norteamericanos para ocupar el país, reprimir a nuestra población», continuó la especialista.

Y agregó: «Esto es muy perverso, dado que la Ley de Defensa y la Ley de Seguridad Interior prohíben que las Fuerzas Armadas argentinas intervengan en tareas de seguridad interior. Entonces se hace este convenio con la Guardia Nacional del estado norteamericano de Georgia».

Bruzzone aclaró que para que esto entre en vigor, debe ser aprobado por el Congreso. «Supongamos que el Congreso de la Nación lo avalara. Toma carácter de ley por la maldita reforma del 94 de nuestra Constitución. Esto posibilitaría lisa y llanamente la entrega del país a una fuerza armada extranjera, a un país extranjero», señaló.

«Si el convenio fuera convalidado, podrían intervenir en una situación como la de 2001. Por eso nosotros alertamos a las organizaciones políticas, a las organizaciones sociales a estar movilizados y a exigir que el Congreso esté atento porque entre gallos y medianoche están pasando cosas muy graves, acuerdos graves que son lesivos para el país, para nuestra existencia como nación y como pueblo», concluyó.

Link de la nota: http://www.infonews.com/nota/316907/denuncian-que-el-gobierno-firmo-un-acuerdo

Leer más …

“Ni ganada ni perdida”

Escrito por Viernes, 13 Julio 2018 22:11 Publicado en Opinión
 
 
“Durante el kirchnerismo existió un crecimiento industrial sin modificación de la estructura productiva”, afirma el investigador del Conicet Martín Schorr.
 
“Durante el kirchnerismo existió un crecimiento industrial sin modificación de la estructura productiva”, afirma el investigador del Conicet Martín Schorr. 

Ni todo lo ocurrido bajo el kirchnerismo fueron aciertos de líderes preclaros, ni fueron tampoco sus errores: fue una disputa entre sectores sociales, cuyo resultado es siempre contingente e incompleto”. Así se presenta Entre la década ganada y la década perdida. La Argentina Kirchnerista, ensayos de Economía Política (Ed. Batalla de Ideas), libro compilado por el investigador del Conicet y la Unsam Martín Schorr. Junto a otros cinco académicos buscan una lectura alejada de la habitual polarización sobre el anterior ciclo de gobierno. 

En diálogo con Cash, Schorr sostiene que “no tiene sentido plantear el proceso kirchnerista en términos de década ganada o perdida. Los primeros suelen hacer referencia sólo al primer momento del kirchnerismo, y soslayan cuestiones estructurales negativas no revertidas, mientras que los detractores solo se concentran en la última etapa y pierden de vista el crecimiento previo, pero nuestro objetivo es rescatar luces y sombras de un proceso que fue muy contradictorio y conflictivo”. 

En donde la visión de Schorr sí es tajante, es en relación a la actualidad, bajo una definición que tal vez sea el adelanto de su próximo libro, pues señala que “si bien el 2015 era complejo luego de dos años de congelamiento en materia salarial y distributiva, hoy estamos muy lejos de esa realidad, se agravó mucho la situación en estos dos aspectos que se tornaron claramente regresivos, y se amplió además enormemente la transferencia de ingresos a la clase dominante, fundamentalmente a exportadores y al sector financiero, además de consolidarse la restricción externa, pero en este caso ligada al endeudamiento internacional y a la fuga de capitales financieros. 

¿Hubo retroceso en estos dos años y medio de macrismo?

–No solo eso, cambió fuertemente la base social de ganadores y perdedores. Los grandes ganadores son hoy el sector financiero, los no transables como las empresas de servicios públicos o la medicina prepaga, y solo el sector productivo que cuenta con ventajas comparativas, es decir mayormente ligado al sector primario. El macrismo se sacó de encima rápidamente dos grandes dificultades para su proyecto, como lo es arbitrar claramente en contra de los trabajadores y hacia una transferencia ingresos a otros sectores del poder económico, ya que además del capital industrial concentrado, la delantera la tomaron las privatizadas, el sector financiero, y la oligarquía. En cambio, durante el kirchnerismo, los mayores actores eran los sectores de la producción primaria pero también industrial, debido al fuerte mercado interno, justamente por el otro protagonista principal, los trabajadores, que por lo menos hasta 2008 experimentaron una fuerte recomposición salarial, aunque luego esto se estancó porque la estructura productiva empezó a condicionar esta distribución. 

¿Esta falta de modificación de la estructura productiva es una de las principales objeciones al kirchnerismo?

–Existió un crecimiento industrial sin modificación de esa estructura productiva, debido a que no se corrigió el tipo de sectores productivos ni el mapa de los actores dominantes, por lo que concluimos que no se revirtió, sino que de hecho se profundizo, el proceso de extranjerización y predominio del capital extranjero. Esto se debió entre otras cuestiones a no haber corregido los legados normativos de los años noventa, es decir la legislación sobre inversiones extranjeras y tratados bilaterales, con lo que sin dudas existió un crecimiento industrial muy importante que motorizó la economía, pero no cambió su fisonomía, ya que los intentos por generar una burguesía nacional estuvieron muy asociados a la prebenda y en algunos casos a prácticas espurias con el aparato estatal. Y esto es lo que trajo finalmente el regreso de la restricción externa en 2011.

¿En ese año empieza otra etapa?

–Sí, en realidad hubo tres fases. La primera es la de Néstor, asociado al viento de cola, que no fue determinante pero tampoco neutro, y gracias también a la devaluación efectuada por Duhalde, que produjo un deterioro del salario real del 30 por ciento, con consolidación de los sectores vinculados a la producción industrial y de commodities y el retroceso de fracciones ligadas al sector financiero, con lo que los dólares de la exportación fueron los que sostuvieron el superávit y el virtuosismo del crecimiento. De hecho, recién en 2007 se iguala el año 2001 previo a la crisis. La segunda etapa esta acompañada por la crisis internacional de 2008 y por evidentes problemas estructurales vinculados a la fuga, la restricción externa, las dificultades energéticas, y el predominio extranjero, mientras que la última etapa comienza con el declive de los dólares comerciales por el deterioro en los términos de intercambio, que lleva a profundizar el control de las importaciones y al mal llamado “cepo”, que eran controles de cambios, donde a partir de 2013 se incorporan también los dólares financieros, aunque no como la actual deuda que genera el macrismo, sino por medio de acuerdos con China y Rusia. Ahí la fracción que sostiene el modelo económico si bien no es el actual JP Morgan, sí es financiero, lo cual tuvo implicancias en la estructura productiva, porque ese capital estaba atado a acuerdos de incorporación de tecnología de esos países.

Frente a la tradicional y actual recurrencia al FMI o a los mercados financieros globales, ¿no fue ésa una salida alternativa? 

–Bueno, el conflicto con los buitres dificultaba acceder al mercado financiero clásico, creo que esa era la única opción, frente a lo endeble de la estructura productiva a causa del deterioro en los términos de intercambio.

Sin ser una década ganada ni una década pérdida, ¿con cuál de esas opciones se sienta más cómodo?

–Creo que esas definiciones no ayudan. Existe una gran complejidad. Por un lado, aparecen dos elementos que no son menores, como la reestatización de las AFJP, otra discusión es cómo se usaron los fondos, y el otro la de YPF, que si bien no fue parte de una estrategia de renacionalización y se la puso al mando de un neoliberal como Miguel Galuccio, es cierto que legó a la principal empresa del país en manos del Estado, algo muy importante. También existió una apuesta interesante por mejorar la distribución del ingreso, pero al no discutir la estructura ni la especialización productiva, a partir de 2011 esa misma estructura le vetó al kirchnerismo su estrategia distributiva. Y eso fue porque se consolidó una industrialización deforme, que consume mas divisas de las que genera, y con un claro predominio del capital extranjero, donde además se mantuvieron 55 de 60 tratado bilaterales de inversión, y donde en el año previo al mal llamado “cepo” este capital remitió la mitad del superávit comercial. Si bien esta fuga de capitales no fue como en los noventa o como en la actualidad, que es a partir de la timba financiera, lo cierto es que la ganancia extraordinaria del capital concentrado agrario e industrial se fugó, con independencia de su origen extranjero o nacional. Y a esto hay que agregarle un problema nuevo como es la crisis energética, ya que hasta la estatización de YPF en 2012 se siguió con la política energética de los noventa, que consumió buena parte de las divisas.

En un contexto que incluyó una de las mayores crisis económicas mundiales, con cadenas de valor globalizadas y de predominio del capital financiero sobre el industrial que tuvo su capítulo local en los buitres, ¿países de la región podían desarrollar un capitalismo nacional sustentable? 

–A nivel regional no, eso es cierto. Pero nuestro país llegó a esos cambios con estos problemas estructurales muy avanzados. Yo no creo en lo del viento de cola pero tampoco en lo del viento de frente. No hubo casos de desarrollo de un capitalismo nacional, pero Bolivia, Ecuador o Venezuela buscaron romper con las normativas vinculadas a inversiones extranjeras. El proceso kirchnerista deja la enseñanza de que cualquier planteo progresista o que busca la distribución del ingreso, si no discute la estructura productiva, el tipo de inserción internacional y de poder económico, tarde o temprano allana el camino para planteos antipopulistas, que es lo que explotó el actual gobierno hablando sólo de los últimos años del kirchnerismo.

El macrismo se presentó a la sociedad postulando que no eran neoliberales, sino desarrollistas, ¿qué significa? 

–Claramente no son desarrollistas, por lo menos el desarrollismo pro-capital extranjero de Arturo Frondizi estaba vinculado al desarrollo industrial, pero acá eso nítidamente no se ve. El tipo de fomento al capital extranjero que han realizado está ligado al negocio financiero, o bien al sector primario, al cual, como señalaba Aldo Ferrer, le sobran dos tercios de la Población Económicamente Activa, y donde además su rentabilidad no se re-invierte productivamente, sino que tiene una lógica crecientemente financiera antes que productiva. Siendo generosos pueden ser desarrollistas por su búsqueda de seducir al capital extranjero, pero desde el punto de vista de la inserción productiva e industrial no tienen nada de eso. Lo que más le cabe es neoliberales, porque hoy no solo el sector industrial Pyme está condicionado, debido a la apertura importadora, a la suba de costos financieros, a los tarifazos, y a la caída del consumo interno por deterioro salarial, sino que ese combo incluso está afectando también al capital industrial concentrado.

Usted afirmó que la gestión macrista es un proyecto para un país agroexportador y de especulación financiera, es decir inviable para las mayorías.

–Me parece que era obvio, por lo menos para varios del 49 por ciento que no lo votaron. Aunque ellos lo negasen, su matriz ideológica es la de las ventajas comparativas con especialización, junto al clásico esquema de liberalización financiera, lo que daba como desenlace absolutamente previsible una política económica que buscó premiar el negocio financiero y especulativo antes que productivo. Hubo un boom de inversiones, sí, en timba financiera, y eso es lo que hoy les mina las bases de su modelo.

Leer más …

Ni los gorilas defienden ya a Macri, Sarlo es un ejemplo más

Escrito por Viernes, 13 Julio 2018 19:36 Publicado en Opinión

La intelectualidad antinacional y cipaya se ha expresado una vez más. Esta vez refleja una contradicción: critica duramente al referente político de sus ideales literarios. A Macri lo corren por izquierda y por derecha, en esta oportunidad fue Beatriz Sarlo, quien se ha cansado de expresar su descontento con el kirchnerismo y todo lo que huela a «popular» o «nacional».

Sus declaraciones nos hacen recordar a las de aquellos bolcheviques en plena revolución rusa, denunciando la crueldad del zarismo a principios del siglo XX. ¿Nicolas Románov será pariente de Mauricio Macri? ¿León Trostky habrá encarnado en Beatriz Sarlo? No creemos que, sobre todo la segunda pregunta sea cierta. Sí creemos que ésta escritora es parte de esa masa de argentinos que votaron a Cambiemos y están desilusionados o de esa porción que ven el barco macrista hundirse lentamente y no quieren atar su destino al mismo fracaso. Por alguna de estas razones, aquellos argentinos que están ideológicamente de acuerdo con el plan de gobierno macrista, salen públicamente a defenestrarlo, comparándolo con unos de los períodos más tristes y dolorosos de nuestro pasado reciente: el menemismo. (RU)

________________________________________________________________________________________

Sarlo: «Lo que va a quedar ahora va a ser un país peor que el que dejó Menem»

La escritora Beatriz Sarlo se refirió durante un reportaje a las políticas implementadas por el gobierno de Mauricio Macri, la pobreza y el escenario de cara a las elecciones del próximo año. Además, sentenció: «El que va a quedar ahora va a ser un país peor que el que dejó (Carlos) Menem», precisó.

En una entrevista con la periodista Micaela Pérez de El Cronista, Sarlo sostuvo: «Se está destruyendo lo que fue una trama argentina muy tradicional, que tenía que ver con las pequeñas empresas, los trabajadores independientes, no sólo con los obreros en las grandes empresas, esa es una trama muy tradicional de la Argentina que hacía que se diferenciara el país de los otros países de América Latina».

En ese marco, agregó: «Hoy los números de la Argentina son parecidos a los de otros países de la región en términos de pobreza y de exclusión. La diferencia en el rendimiento de los estudiantes entre los que van a las escuelas de centros urbanos de capas medias y medias bajas y los de escuelas particulares, y de los que van a las escuelas de los centros suburbanos, es terrible. Es decir, en términos que ya no se arreglan, como ya no se arregla la pobreza que dejó Menem. O sea que van a pasar muchas décadas antes de arreglar esa pobreza”.

Consultada sobre la promesa de Mauricio Macri cuando asumió su mandato de lograr la ‘pobreza cero’, la ensayista sentenció: “Uno puede decir “hambre cero», que es la frase de Lula, pero “pobreza cero» es disparatado, porque tiene que ver con cómo se la mide, en Alemania la pobreza se mide por la mitad del salario básico».

Asimismo, acotó: «Todo lo que dijo Macri al principio uno tiene que pensar si lo dijo por ignorancia, por hipocresía o por cinismo. Quizá sea una combinación de las tres. Lo de la ignorancia es extraño, de todas maneras, ya que los economistas hoy se conocen todos entre sí, no podía ser que él no conociera los datos de la Argentina, que además el Observatorio Social de la Iglesia los ponía sobre la mesa semanalmente. Entonces, uno tiene que ir a ver la hipocresía de las promesas electorales y el cinismo de decir, “bueno, me votan y vamos a ver qué hacemos». La clase media y los sectores populares que lo votaron y aceptaron esa suerte de contrato inicial de «sacrificarse hoy para estar mejor mañana» están cada vez más descreídos».

Acerca entonces de qué debería hacer el Presidente si busca ser reelecto, la escritora precisó: «Lo que tiene es a Cristina (Fernández de Kirchner). Macri quiere mantener a Cristina como supporting actress, en el sentido pleno de la palabra supporting actress: es la actriz que lo va a soportar en una próxima elección. Ahí hay que pensar qué decide hacer el peronismo, porque si Cristina puede seguir siendo la supporting actress de Macri es porque el peronismo no está en condiciones políticas ni organizativas de presentar otra alternativa. Para el peronismo el sueño de volver al poder en 2019 no parece tan inalcanzable como cuando Macri ganó la legislativa y se daba por hecho su reelección. Ahora, con Barrionuevo de interventor tampoco la tienen fácil en el PJ».

Y cerró: «El peronismo ya tuvo reuniones por su lado, creo que (Luis) Barrionuevo no va a quedar colgado de una bandera burocrática donde está, sino que va a volver a reubicarse si el peronismo logra unificarse por otro lado. Depende de la fuerza que tenga el kirchnerismo ahí para imponer a CFK. Si va a una interna, posiblemente la gane, y por tanto Macri va a tener barato un nuevo contrato con su supporting actress. Ahora, si bien las elecciones del 19 son importantes, me preocupa pensar las cosas no perdiendo la temporalidad de los 10 años de Menem, que es algo que las capas medias tendrían que volver a pensar: cuando le entregaron su voto por segunda vez , y lo entregaron porque había convertibilidad, el dólar estaba uno a uno, porque se iban a Miami… Pensar que esas temporalidades largas, en el caso de Menem, dejaron un país desconocido hasta ese momento. Y el que va a quedar ahora va a ser un país peor que el que dejó Menem».

 

Leer más …

Días atrás, 354 compañeros fueron despedidos de Télam, la Agencia Nacional de noticias. El gobierno de Macri nos tiene acostumbrados a este tipo de acontecimientos debido a que, en algunos casos, el ajuste es la única opción restante para las diferentes empresas, por ejemplo, cuya situación económica se ha vuelto insustentable. Ahora bien, en casos como éste, podríamos afirmar acertadamente que la desvinculación de más del 40% de los trabajadores de dicha empresa estatal es una consecuencia directa de las condiciones impuestas por el préstamo del Fondo Monetario Internacional. El Estado debe reducir su presupuesto y los primeros en la lista para sufrirlo son los trabajadores.

No parece haber sido suficiente ni para Hernán Lombardi (titular del Sistema de Medios Públicos) ni para Rodolfo Pousá (presidente de la empresa) quitarle el ingreso a centenares de argentinos y argentinas, que a través de un escrito que lleva la firma del Directorio de la Agencia, titulado «La Agencia Télam tiene futuro», justificaron los despidos y sentenciaron que las últimas incorporaciones no contaban con formación ni experiencia en el ámbito. Agregan que Telám «fue víctima de la irresponsabilidad y del desmanejo del gobierno anterior, que utilizó “lo público» para fines político-partidarios.» Si tienen la cordura y convicción de defender a un gobierno que despoja a los argentinos y a las argentinas de sus fuentes de trabajo para poder subsistir, que se hagan cargo de sus nefastas secuelas.

Las novedades sobre el tema parecen querer ser beneficiosas para los despedidos ya que la justicia ha ordenado su reincorporación.   (RU)

________________________________________________________________________________________

La Justicia laboral consideró este viernes ilegales los 357 despidos en la agencia Télam, según afirmaron delegados sindicales en la empresa estatal. De acuerdo a la información difundida desde el gremio SiPreBA, la orden de revocar despidos correspondió al Juzgado de Trabajo n° 22 de esta Capital.

El juez Ricardo Tatarsky hizo lugar a un amparo presentado por los trabajadores y ordenó reincoporporar a sus puestos de trabajo a los cinco firmantes del recurso, lo que habilitaría al resto de los trabajadores a seguir el mismo camino judicial y al magistrado a fallar en el mismo sentido.

«Presentamos una cautelar junto al Sindicato de Prensa de Buenos Aires y la Justicia nos dio la razón y consideró ilegal el accionar de (Hernán) Lombardi y Rodolfo Pousá. Nos habilita a replicar la misma acción (judicial) por cada compañero ilegalmente despedido», afirmó el delegado del Télam, Mariano Suárez.

En su decisión, el magistrado también indicó que la agencia de noticias no agotó todas las instancias legales previstas antes de decidir un despido, entre ellas el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPCE), un mecanismo estipulado en la Ley de Contrato de Trabajo.

La normativa laboral establece que una empresa que tiene decidido despedir a más del 10% de su planta, integrada por entre 400 y 1.000 trabajadores, debe recurrir previamente al PPCE, una herramienta regulada por el Ministerio de Trabajo.

Los trabajadores de la agencia de noticias iniciaron el mismo día que se conocieron los despidos una huelga por tiempo indeterminado y una permanencia pacífica en las instalaciones de la agencia en reclamo de la reincorporación de los afectados por la medida.

 

Fuente: ÁMBITO.COM

Leer más …

El juez federal Sebastián Casanello citó a los primeros testigos que aparecen como aportantes falsos para la última campaña electoral del oficialismo en la provincia de Buenos Aires.

Se trata de una primera tanda de testigos que el juez dispone para que declaren por primera vez en el marco de la causa iniciada a partir de un informe periodístico que recopiló el testimonio de varios de ellos.

Las personas que dieron su testimonio a la prensa negaron ser aportantes para la campaña de Cambiemos tanto de 2015 como de 2017 aunque sí figuran como tales.

Tras la denuncia, fue el fiscal Jorge Di Lello quien abrió una investigación, a lo que se sumó una denuncia de Lucas Schaerer, de la fundación La Alameda, liderada por el dirigente Gustavo Vera, y que quedó a cargo del juez federal Sebastián Casanello, según trascendió.

Los denunciados por La Alameda son los senadores Esteban Bullrich y Gladys González y los diputados Graciela Ocaña y Héctor Flores, quienes encabezaban las listas del oficialismo en la provincia.

Según una investigación del programa «El Destape», el oficialismo habría hecho figurar como aportantes de la campaña a por lo menos 200 beneficiarios de los programas «Ellas Hacen» y «Argentina Trabaja», quienes al ser consultados por ese medio desmintieron haber contribuido a ese fin.

 

Fuente: ÁMBITO.COM

Leer más …

Ante las mentiras que los medios hegemónicos de comunicación, con Revista Universitaria a la cabeza han esbozado sobre la agrupación reformista, intransigente, de Cambiemos pero no tanto, Franja Morada, es que están escritas estas líneas.

Leer más …

El goriloro

Escrito por Jueves, 12 Julio 2018 15:55 Publicado en Opinión

Seguramente se pregunta ¿Qué corno es un goriloro?, a medida que lea la nota, se dará cuenta que se ha cruzado a más de uno, son esos que piensan como alguien de la alta sociedad, pero viven aquejados por un gobierno de tal índole. Estos “abombados” son mayoría, ante la falta de conciencia propia que es mucho peor que la falta de conciencia de clase (uno no sabe siquiera que es como persona), combinado con el odio intrínseco al “morochaje” terminan  votando en su contra y colocando a un idiota en el poder. Están en todas partes, sobre todo en las universidades, se enorgullecen de ser “gorilas” aunque no les dá ni para loros, y su rasgo característico es que suelen llevar prendas moradas.

 Compartimos la siguiente nota cuya autoría pertenece a La Batalla Cultural.

 

El goriloro es un tipo malintencionado. Y lo es porque está envenenado por un discurso que no se corresponde con sus intereses reales. Si su prédica de derecha neoliberal y fascista fuera adecuada a su posición social real, entonces sería gorila. Pero como es popular, es trabajador, no llega a gorila: es tan solo un híbrido, un goriloro.

Y como suele suceder con los híbridos generalmente, el goriloro viene fallado. Funciona mal, funciona en contra de sí mismo. No es que no sepa defenderse a sí mismo o sus propios intereses, es que directamente se ataca y los ataca. Todo lo que el goriloro hace o dice va en el sentido de su autodestrucción y esto es así porque el odio que el goriloro expresa es hacia aquello que tenga que ver con las clases populares: “Las villeras se embarazan para cobrar un plan”, “los militantes son todos vagos y van por el chori y la coca”, “en este país no hay cultura del trabajo, solo quieren vivir de planes”. Odio a las clases populares es lo que el goriloro expresa. Y como el goriloro es de clase popular, su odio no es odio: técnicamente es auto-odio, porque al odiar su propia representación se odia a sí mismo de manera fulminante.

Se dice que el goriloro, al mirarse al espejo, ve una imagen nórdica, rubia y pura. Esto es más profundo que una ausencia de conciencia de clase. Lo que el goriloro no tiene es conciencia de sí mismo, de su individualidad inserta en el todo.

Muéstrenle un espejo a un perro o a un gato. ¿Qué pasará ahí? Nada, porque el perro y el gato son animales y el animal no tiene conciencia de sí mismo, no comprende que la imagen reflejada en el espejo es una imagen reflejada, justamente, su propia imagen. Así es el goriloro —acaso un híbrido de dos bestias brutas—, pues no reconoce su propia imagen, no reflexiona.

Entonces el problema de goriloro está arraigado en el sujeto del goriloro. El goriloro es una subjetividad de esclavo, construida desde los cimientos hasta el techo para amar al opresor y odiar al oprimido, que es el propio goriloro. Por lo tanto, al goriloro no se le puede convencer de nada, no es una cuestión ya ideológica sino de subjetividad, que es algo mucho más profundo.

El goriloro piensa que es gorila, pero es loro. Y como tiene ideas de gorila y cuerpo de loro, es el híbrido, el que es ambas cosas y no es nada. No perdamos el tiempo discutiendo con el goriloro: nuestro trabajo es educar al que está confundido.

 

 

 

 

FUENTE:

 https://www.labatallacultural.org/2018/01/09/el-goriloro/

 

Leer más …

Despidos masivos por debajo de la mesa

Escrito por Miércoles, 11 Julio 2018 23:41 Publicado en Opinión

El decreto de Macri dará de baja más de seis mil contratos. Además de congelar los ingresos a la Administración Pública Nacional hasta diciembre de 2019, el decreto publicado hoy dejará sin trabajo a fin de año a más de 6000 trabajadores precarizados. Es por la decisión del Gobierno de eliminar las contrataciones de Asistencia Técnica a través de universidades.

El recorte de trabajadores estatales oficializado esta mañana mediante el decreto 632/2018, con la firma del propio presidente Macri, incluyó de manera encubierta un anuncio de despidos masivos: más de 6000 trabajadores estatales precarizados se quedarán sin trabajo a partir de 2019. Se trata de los empleados que actualmente están contratados mediante la modalidad de Asistencia Técnica a través de universidades, entre 6000 y 7000 empleados distribuidos en todas las áreas del Estado. Según especificó el decreto, todos los contratos celebrados con universidades, ya sean públicas o privadas, nacionales o provinciales, “quedarán sin efecto a partir del 1° de enero de 2019”.

Esta mañana el Gobierno oficializó el decreto para avanzar con el ajuste en el Estado, algo que ya había anunciado el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, junto con el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, un mes atrás. El ajuste va en la línea de achique del gasto público reclamado por el FMI para reducir el déficit fiscal. 

Lo que no estaba claro era hasta donde llegaría el plan de ajuste en los trabajadores estatales. Menos, que el recorte contemplaría más de 6000 nuevos despidos.  

Si bien el decreto se presentó como un freno a nuevas contrataciones en las áreas del Poder Ejecutivo, salvo algunas excepciones, el artículo 3 deja sin efecto los convenios de Servicios de Asistencia Técnica celebrados con las universidades a partir del 1º de enero de 2019. Según los gremios estatales, actualmente hay bajo esta modalidad de contratación entre 6000 y 7000 trabajadores, con cinco años de antigüedad en promedio.

Los despidos serán efectivos ya que el mismo decreto estipula que esos trabajadores no pueden ser contratados mediante otra modalidad. En primer lugar, porque el artículo 1º del decreto congela las contrataciones y designaciones de personal “de cualquier naturaleza o fuente de financiamiento presupuestarias o no presupuestarias hasta el 31 de diciembre de 2019” y, en segundo lugar, porque la norma aclara que “no podrán celebrar nuevos convenios de servicios de asistencia técnica mediante servicios personales” como se hacía a través de las universidades.

Los trabajadores son contratados por los organismos y trabajan para el organismo. El vínculo con la universidad es algo meramente administrativo, porque como no hay restricción para pagar consultorías ese dinero se usa para pagar sueldos”, le dijo a Página/12Luciano Fernández, secretario gremial de ATE Capital, entidad que representa al 70 por ciento de los estatales nacionales. Según el dirigente, la mayoría de los trabajadores contratados bajo esta modalidad se desempeñan en el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Justicia, aunque en menor medida.

Además de dar de baja a los contratados por universidades, para Fernández el decreto abre la puerta a cientos de despidos más. “El decreto es un anuncio de ajuste muy amplio porque pone en revisión las estructuras de todos los organismos descentralizados. Con la excusa de bajar los cargos políticos, cuando dan de baja alguna jefatura lo que terminan haciendo es eliminar áreas enteras y, por lo tanto, más despidos”, remarcó el dirigente, en referencia al artículo 11 del decreto. Además, la norma pide la revisión del “régimen de empleo y de contratación” y de “la estructura salarial, régimen de compensaciones, y la planificación de gastos en personal” prevista para el próximo año a fin de realizar una “evaluación integral en el marco del objetivo de equilibrio presupuestario”. En base a esa evaluación, se podrían prever más despidos.   

En el Estado hay cerca de 60.000 mil trabajadores entre contratos de asistencia técnica, consultorías y monotributistas, que encubren una relación de empleo y que no tienen estabilidad. Todos ellos hacen tareas permanentes aunque sus contratos digan que no. El decreto dice que sólo van a haber concursos internos, donde se pueden presentar empleados con más de diez años de antigüedad. O sea que están diciendo que no van a regularizar de ninguna manera a quienes tienen menos de diez años”, remarcó Fernández.

Desde el Ministerio de Modernización aclararon que son 5800 los trabajadores contratados bajo la modalidad de Asistencia Técnica y que la norma no suspende los convenios con las universidades para otro tipo de consultoría. La prohibición queda sujeta a las contrataciones de empleados a través de esas partidas presupuestarias. También aseguraron que los trabajadores serán contratados bajo otra modalidad, algo que contradice lo dispuesto en el artículo 1º del decreto que prohíbe nuevas contrataciones de personal “de cualquier naturaleza”.

 FUENTE: «Página 12

Leer más …