Opinión

Entrevista a Adrián Mateluna, secretario General del SUTE.

Leer más …

Entrevista a Martín Cain, delegado gremial de Juegos y Casinos de Mendoza.

Leer más …

Recientemente hemos visto crecer en la Argentina los reclamos trabajadores, no ya en pos de una ampliación de derechos, sino en función de conservar los recobrados en los últimos años. La fuerte oleada de despidos, las paupérrimas propuestas salariales y la represión de las que han sido blanco los sectores asalariados de nuestro país han motivado la salida a las calles de numerosos argentinos, encabezados por un sector de la dirigencia sindical.

Leer más …

Desde Revista Universitaria compartimos la Carta Abierta dirigida al Ing. Daniel Pizzi — Rector de la UNCuyo — por el estudiante Nicolás Gombau, Consejero Superior de la Facultad de Artes y Diseño.

Esta carta abierta se desarrolla en el contexto de la lucha de los estudiantes de la FAD, particularmente los de la carrera de Música, por condiciones edilicias dignas que les permitan desarrollar sus estudios; problema éste que se viene arrastrando desde el traslado de las especialidades de música de la calle Lavalle al predio universitario, y que han hecho que este año peligre el comienzo del ciclo lectivo.

Leer más …

Cacheteando un manual de divulgación científica o, comúnmente conocido como Diccionario Larousse de ramos generales, me topé con algunas láminas coloridas que mostraban cómo la lógica positivista da a las etapas sucesivas de la humanidad una continuidad evolutiva simple, clara e irrefutable.

Leer más …

«La historia de los trabajadores argentinos corre la misma trayectoria que la libertad.”

J.D. Perón 12/02/1946

Leer más …

Crítica a la Crítica de izquierda

Escrito por Miércoles, 17 Febrero 2016 18:13 Publicado en Opinión

A continuación, volvemos a compartir el extenso documento de Atilio Borón «Argentina 2015: Claves para una derrota» que publicara a un mes del ballotage en las elecciones presidenciales, analizando las causas de la derrota sufrida por el peronismo; desde un punto de vista marxista.

En esta ocasión, agregamos al artículo las observaciones señaladas por el autor cordobés Dr. Roberto A. Ferrero (historiador, integrante de la Academia de Historia de Córdoba)- realizando una crítica a la crítica de izquierda — que permitirán al lector comprender más los puntos de vista y los límites del propio Borón. Para su más fácil lectura, resaltaremos los comentarios de Ferrero.

Leer más …

Por Axel Kicillof *

Una interesante nota publicada por el portal del oficialista Grupo Clarín el 5 de febrero, durante las negociaciones con los fondos buitre, revelaba que según “fuentes oficiales” el gobierno de Macri había “propuesto una quita en torno del 40 por ciento sobre los intereses a devolver a los acreedores” y que la estrategia “apunta a obtener una mayor quita a cambio de pagar en efectivo”. Otro medio publicaba exactamente la misma cifra el mismo día. Ambos calificaban a la oferta de “agresiva”.

Pero el misterio se develó al día siguiente, cuando finalmente se conoció la oferta oficial que firmó Macri. La realidad resultó decepcionante: el pago sería en efectivo pero el “descuento” llegaría sólo al 25 por ciento. Así, la oferta de Macri consiste en pagar en efectivo 6500 millones de dólares sobre la sentencia de Griesa. En un solo día se habían perdido 1100 millones de descuento, siempre según fuentes oficiales. Es cierto que ya nadie utilizaba el adjetivo “agresiva” para calificar a la oferta, aunque los medios oficialistas tampoco se atrevieron a llamarla por su nombre: “vergonzosa”. Algunos podrían llamarla “generosa” aunque la generosidad se ejerce con la plata de uno y, en este caso, se trata de la de todos los argentinos. De todos modos, como mostraremos, tampoco sería “agresivo” conseguir un descuento del 40 por ciento.

Muchos recordarán las complicadas condiciones en las que se llevó adelante la negociación con los fondos buitre en julio de 2014. La Suprema Corte de Estados Unidos acababa de rechazar el caso de Argentina contra los buitres. Se había creado una enorme presión para que Argentina pagara lo que Griesa había determinado. Si no lo hacía, se decía que el país iba a caer en un default como el de 2001, el riesgo país se dispararía y los acreedores pedirían la aceleración de toda la deuda externa, también la reestructurada. Tal como sostuvimos entonces, nada de eso ocurrió. Pero lo que quiero resaltar es que en esas condiciones, las peores para una Argentina asediada por advertencias y amenazas de todo tipo, los fondos buitres llevaron una oferta a la mesa. La oferta consistía en darnos un descuento del 15 por ciento y cobrar en bonos de largo plazo, no en efectivo. Ante la firme postura de nuestro gobierno, Y más adelante tiempo después, ofrecieron, a través de terceros, ofrecieron un descuento todavía mayor: 30 por ciento y en bonos, es decir, como se dice vulgarmente, en papelitos y no en dólares contantes y sonantes.

¿Por qué se rechazó la oferta?

En primer lugar, hay que aclarar sobre qué monto se realizaba el descuento ofrecido por los buitres. Cuando Néstor Kirchner negoció con los acreedores la salida del default, ofreció 35 centavos por cada dólar. La de Néstor sí era una oferta realmente agresiva, pero respondía a criterios fáciles de comprender. Del mismo modo, cuando fundió la compañía norteamericana Enron los acreedores recibieron entre 14 y 18 centavos por dólar. En el caso de Argentina, los acreedores le habían prestado al país durante la década de los ‘90 a tasas altísimas participando de una verdadera timba. Esas tasas eran tan altas justamente porque había un riesgo cierto de default. El neoliberalismo sobreendeudó al país y después no pudo pagar. Cuando el default ocurrió, lo justo era “compartir” los costos. El acuerdo fue aceptado por 93 por ciento de los acreedores, que así se aseguraban además que Argentina pudiera pagar sus compromisos, como hizo puntualmente en los años siguientes. Como decía Néstor, había que crecer para poder pagar. Y así sucedió.

Si Néstor ofreció 35 centavos por cada dólar, Griesa pretende que Argentina pague 4 dólares por cada dólar. Pero además, hay que tener en cuenta que los buitres pagaron sólo 25 centavos por cada dólar, porque nunca le prestaron plata a Argentina sino que compraron los títulos después del default e incluso después de la reestructuración con el expreso propósito de buscar un juez que les dé la razón. La sentencia de Griesa cumple ese objetivo y les otorga una ganancia de 1600 por ciento, que con el descuento que ofrece el gobierno de Macri se reduciría a … ¡1200 por ciento! Un disparate. En síntesis, con la propuesta de Macri, los buitres cobrarían 6500 millones cuando apostaron cerca de 500 millones, es decir, 3 dólares por cada dólar. Como se ve, no se está pagando por el juicio del siglo sino que el gobierno de Macri estaría convalidando la estafa del siglo.

¿Cuál es el riesgo de pagarle a los buitres “lo que dice Griesa”? El 93 por ciento que entró a la reestructuración de buena fe, aceptó una quita del 65 por ciento. Si ahora Argentina levanta la ley cerrojo y le paga a los buitres lo que piden con un módico descuento, no sería para nada extraño que en breve aparezcan bonistas que reclamen el mismo tratamiento que recibieron los buitres. Tampoco sería raro que un juez, con mejor criterio que Griesa, reconozca que el tratamiento debe ser equitativo entre los acreedores, multiplicando toda la deuda de Argentina por dos o por tres. Por eso, el único acuerdo con los buitres que no compromete el futuro del país es que acepten cobrar lo mismo que el 93 por ciento. No es un mal negocio. Considerando los intereses acumulados en estos años los fondos buitre obtendrían una ganancia superior al 300 por ciento sobre lo que realmente pagaron por los bonos.

No está de más citar la opinión de un “experto” que en 2013 presentó un escrito como amicus curiae apoyando a Argentina ante la Justicia norteamericana y contra el fallo de Griesa: “¿cuán justo puede ser para los buitres (holdouts) tener un trato mejor, incluso un centavo más que lo que ya se distribuyó (al 93 por ciento)?”.

El autor del facsímil no es otro que el actual ministro de Hacienda, Alfonso de Prat-Gay, que criticaba cualquier arreglo que reconozca para los buitres más que lo que recibieron los acreedores reestructurados. Aunque hoy sostenga lo contrario, tenía razón: pagar de más no es justo, pero tampoco es conveniente y además es extremadamente riesgoso.

Probablemente el resultado de la negociación sea hasta el momento tan desfavorable para Argentina porque el gobierno de Macri muestra un indisimulable apuro por llegar a un acuerdo, lo cual no es precisamente una buena estrategia de negociación. Como lo ven casi desesperado, le piden más. Los buitres, en cambio, saben y pueden esperar. Lo triste es que el apuro para negociar proviene de un motivo mucho más profundo y también mucho más peligroso: el plan de Macri parece ser endeudar nuevamente al país. Tal vez por eso nombró tantos funcionarios de la banca extranjera. Y tomar deuda es hoy posible, precisamente, porque después de 12 años de esfuerzo Argentina está desendeudada. Con trabajo, con industria, con crecimiento, con inclusión y sin deuda. Mantener esos derechos parece ser para algunos una pesada herencia.

* Ex ministro de Economía y actual diputado nacional por el FpV.

Leer más …

A la izquierda del Burro (por Rabinovich)

Escrito por Jueves, 04 Febrero 2016 16:17 Publicado en Opinión

Como parece que nadie entiende nada o, peor, a nadie le importa nada, el asesor estrella del burrito nos informa que Cristina Fernández de Kirchner “es de ultraderecha” y que el burrito está a la izquierda de la misma. No se pierda el lector las sesudas conclusiones que sacan los comentaristas del diario La Nación en la internet. No tienen desperdicio.

Leer más …

“Si pagabas 25, pagarás 150 (Aranguren)

 

“Diez mil millones de garantía en bonos por cinco mil millones para las reservas” (Página/12)

 

25.022 #despidos en el Estado” (@Despidometro)

 

 

La revancha clasista iniciada el 10 de diciembre apenas comienza. Es el prologó de la Argentina que viene. Decía Pitágoras que: “Entre dos hombres iguales en fuerza, el más fuerte es quién tiene razón”. Claramente estos señores –los más ricos del país– nunca dejaron de estar en forma, solo que ahora manejan el Estado y desean imponer un brutal ajuste a la fuerza, de ser necesario.

 

Son profetas de un Estado mínimo (para algunos) y, sin embargo, para ciertas clases sociales (minoritarias) éste es un  Estado amplio y benefactor. Por caso, Clarín acaba de ingresar en el negocio de las telecomunicaciones tras la adquisición de la totalidad de Nextel, contraviniendo la difunta -“a palos” judiciales y decretos que pisotean la propia Constitución– Ley de Medios. 

 

El actual, es un Estado colonial al servicio del pillaje internacional. Davos fue la foto del papel que jugará la Argentina de ahora en más en el “concierto de las naciones” o, en una nueva “apertura al mundo”. Concierto donde sólo algunos tienen monopolizados los instrumentos, otros como nuestro país conforman el coro y aquellos a quienes no les gusta la melodía ofician de público descontento, sin más. Mientras, los desafinados acordes de la injusticia y la miseria a que nos somete la actual etapa del capitalismo pútrido (financierizado) sigue sonando.

 

Macri, quién funge de presidente de los argentinos, habida cuenta de que aún mantiene una imagen positiva amplia a decidido no escatimar esfuerzos (ver “Los grandes crímenes, la primera noche”, en este medio). La ecuación sería la siguiente: Amigo de los de arriba y soberbio con los de abajo; Amigo de las grandes potencias y enemigo de los países periféricos. Entre Macri y los argentinos, en tanto, operan los monjes del ajuste. Tipos “calculadores” que, a fuerza de suprimir el rojo no les tiembla el pulso en suprimir salarios, puestos de trabajo, déficits, obra pública, mercado interno, etc.

 

Por medio de decretos se pretende una “república” sin “demos”. La prepotencia que los caracteriza, busca desmantelar rápidamente el Estado heredado y sus enormes cargas y responsabilidades para con los de abajo.  Todo debe ajustarse conforme a los centros de poder, así nos lo ordenan. Con este gobierno; “Las leyes son como las telas de araña, a través de las cuales pasan libremente las moscas grandes y quedan enredadas las pequeñas”, diría Balzac.

 

Afortunadamente ya va pasando el fatídico enero y nos vamos acercando a los idus de marzo. A partir de ese mes, se acaba la bonanza. No decimos que Macri deberá retroceder, ceder, ni mucho menos. Pero sí, empezará a dormir menos tranquilo. Paritarias de por medio ¿Seguirá bailando?

 

Quién escribe no es un aficionado a las matemáticas, no obstante no se necesita ser muy ducho para saber que a una familia promedio no le van a cerrar las cuentas. Triaca ya puso techo a las paritarias, los oligopolios que manejan la producción de alimentos apenas han levantado el piso, sin subsidios a muchos nos molestará ver llegar al cartero y, encima, la deuda pública comenzará a ser un aplomo –si no sobre nosotros, sobre nuestros hijos– de ahora en más.

 

Cuando los guarismos comiencen a pesar; proporcionalmente pesará para los argentinos el gobierno que asumió hace apenas más de un mes. 

 

 

 

FUENTE: Revista Integración Nacional. 

 

Leer más …

Parece ser que todo aquello que había impulsado la alianza PROUCR se esfumó por los aires una vez ganadas las elecciones: la guita. Y es que ni puestos de relevancia en la Nación y provincia de Buenos Aires, ni unas míseras chirolas para las gobernaciones amigas se desprenden del escritorio del burro bailarín. Prefirió (como si fuese una sorpresa) optar por sus amigos de las corporaciones trasnacionales — de nacionalidad norteamericana – y restarles dinero de la coparticipación a las provincias del interior para cedérselas a su amiga Vidal.[1] [2] Mientras Cornejo, el candidato “progresista” de la Franja, anda rogando por algún crédito que provenga de la Nación o de alguna banca financiera, dicen que se le escucha blasfemar por los pasillos de Casa de Gobierno: “Me cagaron… me cagaron”.

Leer más …

Las odiosas comparaciones de Gabriela Cerruti(por Cantinflas)

Escrito por Lunes, 18 Enero 2016 14:53 Publicado en Opinión

Estudiaste Periodismo y Comunicación, hiciste una maestría in England, escribiste varios libros y artículos, fuiste Legisladora, Ministra de Derechos Humanos y Sociales de la Ciudad Autónoma de Bs. As., precandidata a Jefe de Gobierno por el FPV , Gabriela Cerruti querida… hace unos meses espetaste una frase que nos cayó bastante mal a muchos argentinos:“Algunos aprendieron conducción política de un militar, nosotros aprendimos conducción política de una mujer abogada”. En dicha frase haces referencia al tres veces Presidente de la república, Teniente General Juan Domingo Perón.

Leer más …