Política argentina

Política argentina (37)

Desde el primero de agosto se han escrito ríos de tinta sobre las hipótesis del caso, los dichos, desdichos, idas y venidas de la encubridora e incompetente (hasta para encubrir) Patricia Bullrich, y cientos de declaraciones sobre el tema, o sobre la falta de ellas.

Entre tantos dichos, más de una vez, se ha comparado la desaparición de Maldonado con muchos otros lamentables casos de secuestros o desapariciones de personas, desde Julio López hasta el caso de la mendocina Yamila Subia. Muchas de esas comparaciones se realizan bienintencionadamente, ayudadas por la desinformación y confusión sembrada desde los medios de comunicación y desde el propio gobierno, quien pretende licuar su responsabilidad política, penal y humana; es la mala intención de éste lo que motiva la escritura de estos párrafos.

La naturaleza del caso Maldonado es completamente distinta a los otros, como lo son también sus consecuencias. No estamos hablando de un secuestro llevado adelante por una persona o incluso una banda organizada con fines ílicitos; se trata del uso por parte del gobierno del aparato represivo del Estado para, de mínima, ocultar lo ocurrido durante un procedimiento de represión ordenado por el poder ejecutivo nacional.

«No se trata de un secuestro ejecutado por una persona o una banda organizada, sino del uso por parte del gobierno del aparato represivo del Estado para, de mínima, ocultar lo ocurrido durante un procedimiento de represión ordenado por el Poder Ejecutivo Nacional.»

En primer lugar, debe diferenciarse entre Estado y Gobierno. El Estado es un instrumento que se caracteriza por detentar el monopolio de los medios de coerción, es decir del uso de la violencia legal y legítima dentro de un determinado territorio, con la finalidad de garantizar la seguridad exterior (a través de las fuerzas armadas), e interior (mediante las fuerzas de seguridad). La Gendarmería Nacional es una fuerza intermedia, militarizada, que cumple funciones internas y colabora también con la seguridad exterior bajo la órbita del Ministerio de Seguridad.

El uso que se haga de ese instrumento, es decir cómo y para qué actúan las fuerzas que lo componen, depende de la orientación y decisiones que tome el gobierno. A Maldonado no lo desapareció el “Estado”; lo desapareció (o asesinó) y lo encubre, el gobierno de Mauricio Macri, titular del poder ejecutivo nacional, quien delega en sus ministros (como Patricia Bullrich) funciones de gobierno de las que él es titular y responsable.

«A Maldonado no lo desapareció el “Estado”, lo desapareció (o asesinó) y lo encubre, el gobierno de Mauricio Macri.»

La gravedad del hecho, que desde hace treinta y cinco años creíamos erradicado de nuestro país, nos obliga a no errar en el fondo del asunto y sobre todo a no utilizar el legítimo reclamo y búsqueda de justicia de miles de argentinos y argentinas por sus seres queridos, que apoyamos y sentimos propio, para permitirle a Macri y Bullrich escapar a su responsabilidad.

Las maniobras escapistas están a la vista, desde las decenas de hipótesis sobre lo que ocurrió con Maldonado, hasta la búsqueda de un chivo expiatorio en la propia Gendarmería que se haga cargo individualmente de lo ocurrido. La gendarmería actuó en un operativo ordenado por Bullrich, todo lo que haya ocurrido en esas circunstancias es su responsabilidad y de su jefe.

La «desaparición forzada», carátula bajo la que se investiga el caso Maldonado, está caracterizada por la privación de la libertad de una persona por parte de agentes del Estado o grupos o individuos que actúan con su apoyo, seguida de la negativa a reconocer dicha privación o su suerte, con el fin de sustraerla de la protección de la ley, favoreciendo deliberadamente la impunidad de los autores materiales del crimen, que actúan con el fin de intimidar o aterrorizar a la comunidad o grupo social al que pertenece la persona.

Cuando el aparato represivo del Estado se usa para perseguir, apretar e intimidar a la población y no para garantizar su seguridad y sus derechos nos encontramos frente a una vulneración tal del Estado de Derecho que tiende a paralizar a través del terror.

En situaciones de secuestro o desaparición de personas, es precisamente al gobierno a quien se recurre para que actúen las fuerzas del Estado (más allá de las justificadas críticas que se puedan hacer a su accionar). Pero cuando es el gobierno el que secuestra y oculta ¿a quién se recurre?

Lo de Maldonado no es un hecho aislado, ni un accidente, ni la consecuencia de que a alguien “se la haya pasado la mano”, como dice la cínica de Bullrich. Es la consecuencia directa del programa de ajuste de este gobierno que no cierra sin represión.

Deben aparecer los responsables materiales, intelectuales y políticos. Muchos argentinos y argentinas hemos crecido en un país en el que podemos decir, pensar y actuar sin miedo y pretendemos seguir haciéndolo. No podemos permitir que sea “normal” que alguien desaparezca en manos del aparato represivo del Estado. No importa quién sea, qué defienda ni qué haya hecho./

 

Desde Revista Universitaria compartimos a continuación el artículo publicado en el día de hoy por el diario Los Andes.

Alfredo Cornejo, el «primer gobernador morado»´como le llaman los suyos, viajará a Buenos Aires para participar de una cumbre del frente Cambiemos. Entendemos que el gobernador no tiene problema en expresar su acuerdo político y su plena participación en la actual conducción del poder ejecutivo en manos de Mauricio Macri.

Ese mismo gobierno que organiza la futura cumbre, es el que sostiene en los puestos fundamentales para la conducción del Estado a personajes como Patricia Bullrich actual ministra de Seguridad, denunciada por encubrimiento en la causa de Santiago Maldonado.

Si al gobernador no le importa que sea de público conocimiento su acuerdo político e ideológico con el gobierno de Macri, no entendemos entonces porque su apoyatura estudiantil lo niega.

Franja Morada, agrupación de la cual fue parte Cornejo (que lo llevo entre otras cosas, a ser presidente de la FUCuyo y casi presidente del Centro de estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales) niega rotundamente ser parte del actual gobierno, es más, pide por la aparición de un joven al cual el gobierno del que son parte ha desaparecido y también exige la renuncia de una ministra a la cual le hicieron campaña. No dejemos de lado la nueva conducta de esta organización que consiste en autorrepudiarse cuando en las discusiones queda al descubierto su plena participación en el gobierno nacional.

Exigimos que dejen de mentir, porque fuera de la Universidad la represión se viste de verde y dentro de la Universidad elige disimularse mediante el color morado 

En éstos momentos científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) se encuentran reclamando por sus derechos esperando una respuesta del Gobierno. Recordemos que el presupuesto 2017 tuvo un recorte de 32,5% al área de ciencia y tecnología, lo que implica una reducción de 300 millones de pesos (de 3.000 a 2.700) en el presupuesto del CONICET, el cual a su vez bajó un 60% la cantidad de investigadores para el 2017. Justamente en su mayoría becarios son los que reclaman la continuidad laboral de los investigadores ( reincorporación de 500 despedidos ).

Lunes, 11 Septiembre 2017 12:04

Voto femenino y emancipación de la mujer

Escrito por

Compartimos a continuación el artículo publicado por la Revista Integración Nacional en conmemoración de un nuevo aniversario de la sanción del voto femenino en nuestro país.

Entendemos que así como Hace 70 años, la cámara de Diputados de la Nación sancionaba la ley 13.010 que establecía que: “Las mujeres argentinas tendrán los mismos derechos políticos y estarán sujetas a las mismas obligaciones que les acuerdan o imponen las leyes a los varones argentinos”, por primera vez en la historia de nuestro país las mujeres participaban plenamente de la vida política del mismo.

Hoy es menester continuar ese camino y continuar luchando por promover la participación política de nuestras mujeres desde todos los ámbitos, exigiendo por ejemplo, la plena aplicación de la paridad de género en las listas para que así, los grandes asuntos y discusiones que debemos darnos como país cuenten con la voz de  las mujeres del pueblo argentino.

La grave desaparición de Santiago Maldonado no es un caso aislado. Se enmarca en la política represiva del gobierno de Macri en contra de la protesta y movilización social. Es que la represión por parte de quienes hoy conducen el Estado Nacional es un prerrequisito para sostener el brutal ajuste que están aplicando sobre el pueblo argentino. Represión y ajuste son las dos caras de una misma moneda. Inevitable es la comparación con las duplas Krieger Vasena–Onganía, Martinez de Hoz-Videla, y De la Rúa y la Plaza de Mayo bañada de sangre en diciembre del 2001.

Compartimos con nuestros lectores un nota del diario Ámbito Financiero en donde se explica la política económica del gobierno de Mauricio Macri en punto a nuestro comercio exterior. A contra mano del discurso oficial, en donde se asegura y re-asegura que la economía «está creciendo», notas como ésta develan la falacia discursiva del crecimiento económico, y el desinterés de este gobierno por la industria nacional y el trabajo argentino. Por el contrario existe un interés en permitir la bicicleta financiera y la apertura indiscriminada de importaciones — como se señala en el artículo. Podemos asegurar entonces, que la economía argentina «sí está creciendo» para algunos — en detrimento de otros. (RU)

Ya hemos señalado la importancia de la educación superior, en tanto formadora de profesionales, entre ellos, docentes y profesores desempeñados en los distintos niveles educativos. (Inicial, primario, secundario, universitario).

Sin embargo, los profesionales salidos de sus aulas, han sido y son formados al margen de toda realidad del país al que pertenecen; la Universidad ha  perdido contacto con la realidad para la cual se creó y debe servir, influyendo enormemente en el resto de los niveles educativos.

La  Empresa Argentina de Soluciones  Satelitales Sociedad Anónima (ARSAT),creada en el año 2006, es una empresa estatal con el derecho exclusivo para la comercialización y operación de satélites en la posición orbital 72 y 81 grado oeste en Banda Ku. Su objetivo es darnos soberanía satelital en todo el territorio argentino, pero además llegar con este servicio a toda América.

El presidente Mauricio Macri presentó en marzo pasado el proyecto de ley que se conoce como “Plan Maestr@”. Este proyecto tiene como intención una profunda modificación del sistema educativo nacional.

El día lunes 17 de julio se dio a conocer por algunos diarios la noticia sobre la quita de la Asignación Universal por Hijo (AUH) a 231.542 jóvenes. Esta quita según un informe realizado por CEPA (Centro de Economía Política Argentina) se ha llevo a cabo en el primer trimestre del año 2017. Las razones por las cuales los jóvenes y sus familias dejaron de percibir la AUH tiene que ver con que no logran cumplir con los requerimientos que el Estado exige para el cobro de dicha asignación. Esto es, entre otras cosas, la de asistir a la escuela. De las razones políticas y económicas que explican las causas “Cambiemos” no dice nada.

Página 1 de 3
Copyright