Toman el Ministerio de Ciencia y Tecnología como medida de protesta

En éstos momentos científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) se encuentran reclamando por sus derechos esperando una respuesta del Gobierno. Recordemos que el presupuesto 2017 tuvo un recorte de 32,5% al área de ciencia y tecnología, lo que implica una reducción de 300 millones de pesos (de 3.000 a 2.700) en el presupuesto del CONICET, el cual a su vez bajó un 60% la cantidad de investigadores para el 2017. Justamente en su mayoría becarios son los que reclaman la continuidad laboral de los investigadores ( reincorporación de 500 despedidos ).

 

 

La mayoría de las investigaciones científicas y técnicas que se llevan a cabo en la Argentina están divididas entre el CONICET o entes de investigaciones privados – por ende extranjeros. Es indispensable el manejo soberano del pensamiento científico y de la tecnología que puesta al servicio de las necesidades de nuestro pueblo, y con voluntad política, pueda conducirnos a una sociedad más justa. Lo que hace este gobierno es todo lo contrario: lo ve como un gasto, el cual hay que achicarlo. Por eso entrega el ARSAT, por eso reduce el presupuesto para EDUCACIÓN y por eso en este caso, despiden científicos y desfinancian el CONICET.

Como ha demostrado el gobierno de Macri en respuesta ante las protestas sociales, un posible accionar podría ser la represión: lo vimos cuando los docentes montaron la escuela itinerante, ante la toma de la fábrica de PEPSICO y más recientemente en el caso de Santiago Maldonado, entre otros. Esperamos que no suceda, pero advertimos la posibilidad de dicha situación, ya que este modelo de ajuste – el cual genera dolor e indignación en la población – no puede ser sostenido si su sombra: la represión. (Revista Universitaria)

 

Investigadores del Conicet tomaron el Ministerio de Ciencia y Tecnología

 

Los Jóvenes Científicos Precarizados afirmaron que mantendrán la protesta hasta que haya respuestas a sus reclamos.

  

Alan Szalai, becario del Conicet e integrante del grupo Jóvenes Científicos Precarizados, advirtió hoy que mantendrán la «toma pacífica» en el Ministerio de Ciencia y Tecnología que iniciaron ayer si es que no reciben respuestas a sus reclamos.

«Se va a decidir en la asamblea, pero es probable que si no hay ningún tipo de respuestas, seguiremos ocupando porque parece ser la voluntad mayoritaria, pero se va a decidir en la asamblea», afirmó.

En declaraciones a radio Rivadavia, Szalai explicó que la medida es por la falta de cumplimiento «de dos puntos básicos que estaban contemplados en el acuerdo que se firmó en diciembre», relacionados con la continuidad laboral de los investigadores.

En ese sentido, cuestionó la actitud del ministro Lino Barañao al asegurar que «solo concurrió una sola vez a la mesa de diálogo» y que, incluso, suspendió esas reuniones durante tres meses.

«Sus funcionarios dicen que ellos no tienen los tiempos o no pueden escuchar este reclamo a esta altura, pero hubo nueve meses y permanentemente los convocamos a todas las instancias de negociación y diálogo. Y estuvo tres meses interrumpida esta mesa porque el ministerio no la quiso llamar», explicó.

Alrededor de 120 investigadores del Conicet pasaron la noche en el edificio ubicado en la calle Godoy Cruz 2320, en el barrio porteño de Palermo. (Los Andes)

Valora este artículo
(0 votos)