Sábado, 09 Septiembre 2017 15:40

Para Cornejo tu libertad vale $8,50 Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Compartimos la nota de Matias Leon con nuestros lectores. El gobernador de la Provincia de Mendoza utiliza la fuerza pública para perseguir a los que menos recursos tienen. Trabajadores y estudiantes son sus favoritos. En esta oportunidad la víctima del aumento del precio del micro y de la persecución fue una empleada doméstica.

Si Bullrich en Buenos Aires se puede alegrar de cada día meter un pibe preso, Cornejo no puede ser menos. El Estado mendocino ha llegado al ridículo de detener a una persona por no poder comprobar que pagó el pasaje de micro y, para colmo, justificarlo con total impunidad.

 

Al día siguiente que se celebraba el Día del Padre en honor al padre de la patria, el gobernador que se sienta en el sillón de San Martín, defiende el hecho de privar de la libertad a una persona por $8,50.

“Pagó el pasaje del colectivo pero estuvo 7 horas presa”, titulaba el Diario Los Andes el 20 de agosto. El jueves de la semana pasada “la mujer fue bajada del micro y terminó en un calabozo de la seccional 36 de Las Heras.”

En la misma nota: “Una empleada doméstica de 33 años denunció que estuvo detenida por siete horas en la seccional 36 de Las Heras. “Me acusaban de no pagar el pasaje, pero sí lo había pagado”, asegura Patricia Stibel. Su periplo comenzó el miércoles 16, a las ocho y media, cuando se tomó el 67 en Las Heras para ir a su trabajo.
“Tenía 10 pesos pero no tenía carga en la tarjeta. El chofer me dijo que le pidiera a algún pasajero. Eso hice y un chico del pasaje me la prestó”. (…) Le dije a una oficial que no tenía tarjeta pero que un chico me la había prestado y que yo le había pagado. El chico les dijo lo mismo a otros dos policías pero me informaron de mal modo que eso no servía y que tenía que ir a la seccional”

Más a allá de la injusticia y las vejaciones sufridas por una falta que no cometió, estamos ante el escándalo de quitarle la libertad a una persona por $8,50. Me pregunto que pensaría San Martín, que dedicó su vida a defender el trabajo, la industria y expropiar a los poderosos locales para conducir a un pueblo en pos de terminar con la servidumbre y emancipar medio continente. Quien ocupa actualmente su sillón, en cambio, se dedica a endeudar la provincia, reprimir maestros y perseguir trabajadores.

Las políticas represivas del Estado sobre ciertos sectores son una clara decisión del gobernador, amparándose en las más diversas excusas, expresadas a continuación. Dice Cornejo:

“El Estado tiene que estar en esto porque, lamentablemente, hay un defecto de fondo en los contratos del transporte público, donde las empresas no tienen un incentivo para controlar el boleto del micro, dado que la empresa cobra por kilómetro recorrido y no por pasajero”.

¡Cambiemos la ley entonces! Pero parece que el Estado de Cornejo le interesa defender las ganancias de las empresas que tienen el control sobre el transporte público y no el derecho de los habitantes al transporte.

Ante esto el gobernador contesta: “Todas las gratuidades que hay para los docentes o los descuentos en abonos, por ejemplo, los financia este fondo, que obtiene sus recursos a través de un porcentaje obtenido del propio pasaje que paga el resto. En resumen, si no controlamos que todos paguen el pasaje, vamos a seguir desfinanciando el Fondo Compensador y aumentando el boleto hasta más no poder, cargándoselo todo sobre la persona que paga el 100% del pasaje”

Busquemos entonces otras formas de financiar el transporte de los usuarios, que tributen más aquellos que explotan los caminos y recursos comunes a toda la provincia, obteniendo tienen millonarias ganancias. Estamos hablando de grandes constructoras, mineras, petroleras y comercializadoras en su mayoría extranjeras. No existe justicia alguna al perseguir un trabajador mientras un puñado concentra toda la riqueza y para colmo se la lleva al exterior.

“¿Ustedes saben que ella fue fiscal de un partido político en la última elección?” termina reclamando el gobernador. Si la mujer no hubiera fiscalizado para el Partido Intransigente, me imagino la indignación de Cornejo si hubiera fiscalizado para el FIT o aun peor, para Somos Mendoza.

Para el gobernador no caben cuestionamientos a su plan de ajuste, endeudamiento y persecución a las clases populares, sin importar filiación política, gremial o social. El plan de gobierno es exprimir hasta el último centavo de salario local, para garantizar las ganancias de un puñado de empresas amigas y en última instancia de los especuladores financieros.

Luego de la respuesta de Cornejo, los grandes medios que levantaron la noticia ahora lo acompañan. “Detenciones por no pagar pasaje en micros: lugares y formas de cargar la Red Bus” tituló Los Andes el viernes 25 de agosto. A esto se le llama blindaje mediático, no se le ocurra al lector olvidarse del saldo en su tarjeta, sino marchará preso.

Para el gobierno provincial valen más los $8,50 que paga en colectivo que su libertad. Mientras el endeudamiento crece por miles de millones, el gobernador tiene que garantizar el tributo, no a la metrópoli, sino a Nueva York./

Información adicional

Visto 185 veces Modificado por última vez en Sábado, 09 Septiembre 2017 15:48
Copyright