Sábado, 12 Agosto 2017 13:52

Para la Franja Morada $800.000; para los estudiantes el ajuste

Escrito por 

Un comunicado que ha venido circulando por las redes sociales en las últimas horas, denuncia que la UNCuyo entregó la monstruosa suma de $ 800.000 para que el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas, conducido por Franja Morada, organice un congreso. Es por eso que este miércoles 16 de agosto a las 09hs se movilizará al Rectorado de la UNCuyo a pedir explicaciones al Consejo Superior.

El expediente en cuestión donde es aprobado el destino de los fondos públicos.

La enorme cantidad de dinero, solicitado por adelantado por la Secretaria de Asuntos Estudiantiles de la Facultad, Estafanía Villarruel (ex militante de Franja Morada), fue aprobado el mismo día del ingreso de la nota por mesa de entrada. Solicitud, por lo demás, escueta y carente de detalles sobre el presupuesto del congreso o la previsión de gastos.

Tanto el expediente como la nota que solicita los fondos están fechados el 5 de julio de 2017.

La oficina responsable es la Secretaría de Gestión Económica encabezada por el Ingeniero Héctor Smud, funcionario asignado por el gobierno radical de Daniel Pizzi. El expediente señala que el dinero fue entregado a la decana de la FCE, Esther Sánchez, para que ella lo pusiera a disposición del CECE.

La liquidación está fechada el 7 de julio del 2017, tan solo seis días después.

Curioso es que en ninguna parte del libro de actas del Centro de Estudiantes se mencione siquiera la solicitud o el destino de los fondos. Sin embargo, ya se encuentra circulando la propaganda del congreso por las redes sociales. Ninguna de las agrupaciones aparte de Franja Morada había sido notificada de la realización del congreso, ni de los fondos públicos dispuestos al efecto. La última anotación en el libro de actas es del 15 de junio del 2017, al momento del recambio de autoridades del Centro de Estudiantes.

La asistencia al congreso tiene un módico precio de $ 300, a pesar del enorme presupuesto destinado para su realización.

La documentación (o la falta de ella) aporta más dudas que certezas sobre lo que se habrá hecho con tamaña cantidad de dinero extraído de los fondos del Estado Nacional.

A raíz de lo expuesto se pueden extraer severas conclusiones:

-          Lo absurdo del monto dispuesto para la realización del congreso.

-          La rapidez con la que la Universidad dispuso de los fondos (menos de 24hs) lo que denota un acuerdo previo entre las partes involucradas.

-          La irresponsabilidad política del gobierno universitario para otorgar tanto dinero de forma innecesaria, sin detalle de gastos y sin previa consulta a los órganos del gobierno universitarios elegidos democráticamente por toda la comunidad de la UNCuyo.

-          La omisión maliciosa de Franja Morada a la hora de informar sobre los fondos dispuestos para la organización del congreso a los estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas. El Centro de Estudiantes no es propiedad de la agrupación de turno que ostenta la presidencia, sino que es el gremio que aglutina a todos los estudiantes de la facultad.

Pero lo que realmente resulta atroz es que en el marco de un severo ajuste contra la Educación pública y gratuita llevado adelante por el gobierno nacional, la UNCuyo entrega como si nada casi un millón de pesos a la agrupación amiga del Rector para la celebración de un congreso de Ciencias Económicas.

Mientras tanto a los docentes universitarios les cierran las paritarias por decreto y les descuentan los días de paro (cortesía del rector Pizzi); se reduce y sub ejecuta el presupuesto del Plan Progresar, dejando en un año a 500.000 estudiantes sin la posibilidad de poder cobrarlo (al menos 800 planes podrían emplearse con ese dinero); se desfinancia los centros de investigación universitarios con el CONICET a la cabeza; y demás medidas que vulneran directamente a la Educación superior.

Sin ir más lejos, este año el Rectorado se oponía a la reforma del estatuto universitario para la incorporación del Turno Noche de cursado, señalando la propuesta como “irresponsable” al no contemplar la falta de presupuesto de la UNCuyo. Para que los trabajadores mendocinos puedan acceder a la Universidad no alcanza, pero para que la Franja organice congresos a piaccere, sí.

Exigir a la Universidad y a la Franja Morada una pronta justificación es lo de menos (ante la ausencia de ella lo lógico sería iniciar un procedimiento sumario para esclarecer los hechos). Los casos de malversación de fondos públicos son lamentablemente moneda corriente en nuestro país y sería bochornoso descubrirlos por parte de quienes se han cansado de hacer campaña en nombre de la transparencia de la gestión. Pero el asunto en profundidad nos lleva a la discusión sobre la democratización del presupuesto de la UNCuyo y de la totalidad de la Universidad argentina. Hacerlo evitaría que situaciones escabrosos como la retratada puedan seguir ocurriendo.

 

Información adicional

Copyright