Martes, 01 Agosto 2017 12:13

Cambiemos es un blef

Escrito por 

Desde Revista Universitaria compartimos el artículo del Lic.Mario Codoni publicado en la Revista Integración Nacional.

 

 

Cambiemos es un blef

 
El 24 de octubre de 1945, apenas unos días después de la movilización del 17, un dibujo publicado en el diario Orientación (periódico comunista) retrataba a Perón dirigiendo a las manifestaciones del 17 de octubre. En el dibujo se podía observar un camión cargado de obreros armados con revólveres, con botellas de vino en la mano y borrachos; un asaltante con el rostro cubierto con un antifaz negro, empuña una pistola mientras abraza a una prostituta; un vigilante apalea a un infeliz mientras un peronista con apariencia diabólica conduce a tres obreros con los ojos vendados e introduce en la boca de uno de ellos una salchicha. Así retrataba el periódico comunista a la famosa movilización popular.
 

El diputado radical Ernesto Sanmartino, con menos arte pero con el mismo odio de clase, calificó a la movilización como “aluvión zoológico”. Sobre el mismo tema se expresaba el periódico socialista La Vanguardia, describiendo a los que asistieron a la plaza aquel día como los “resentidos sociales, ignorantes e indigentes mentales más que físicos” que son aprovechados por los caudillos para satisfacer sus ambiciones personales.

Un desprestigio similar habían sufrido las masas populares que acompañaron a Yrigoyen, siendo descalificadas como la chusma incivilizada, el malón radical, guarangos, bárbaros, etc.

Siguiendo esta línea, el asesor estrella de Macri, Durán Barba, declaró recientemente que “el voto duro de Cristina está vinculado al narcomenudeo”. No sabemos cuanto le paga Mauricio a este señor pero debemos advertirle que este tipo de frases discriminatorias hacia los sectores populares no son nuevas, ni tampoco hay que hacer un focus group para gorilear de esta manera. Con tener odio hacia los más humildes, un gran desprecio hacia la inteligencia de los electores y una porción de fanfarronería se puede obtener un duranbarbita. Vale decir, un Duranbarbita lo puede tener cualquiera.

En realidad, el voto a Cristina en Provincia de Buenos Aires, tanto como el voto al Frente Somos Mendoza en nuestra provincia, es un ladrillazo a las políticas económicas del gobierno que han empobrecido a la mayoría de la población: tarifazo, paritarias por debajo de la inflación, baja de pensiones y del plan Progresar, apertura indiscriminada de importaciones, etc. También expresa la indignación que genera un gobierno que compromete las posibilidades de las futuras generaciones con su política de endeudamiento feroz. Sin embargo, el manual del duranbarbismo dice que hay que negar todo y poner en práctica la política del blef.

El término blef es la argentinización de bluf o blof que proviene del término inglés bluff. Según el Diccionario de la Lengua Española es “un montaje propagandístico destinado a crear un prestigio que posteriormente se revela falso”. En los juegos de azar, es una jugada consistente en fingir una mano fuerte, apostando en consecuencia, a la espera de que los demás jugadores abandonen la mano. Vale decir, es un engaño o embuste que busca sacar alguna ventaja. En este caso, el blef es confundir a algún “desavisado” para que vea narcos donde en realidad hay pueblo y al mismo tiempo fidelizar el voto duro del macrismo que coincide con los dichos de este personaje.

«Cambiemos» es un blef y Durán Barba una especie de «As» que nunca llega, porque la realidad se impone por sobre el montaje propagandístico del gobierno.

 

Lo que ellos llaman «narcos» en realidad es una parte importante del pueblo argentino que va a votar en contra del ajuste y el endeudamiento, en contra del gobierno de ricos para ricos, de los CEOs de las empresas que concentran la renta nacional en nuestro país y la transfieren al exterior vía empresas off-shore, que no quieren volver a ver al FMI gobernando la Argentina ni sacrificar sueños y esperanzas para vivir pagando y morir debiendo.

En nuestra provincia, el pueblo mendocino no es ajeno a estos dolores. Nuestros comprovincianos están sufriendo lo que el Gobernador denomina eufemísticamente un “esfuerzo fiscal”, que no es otra cosa que un ajuste que recae sobre los que menos tienen y, siguiendo el ejemplo de su referente nacional, estamos viviendo un record de endeudamiento que compromete las posibilidades de los futuros gobiernos provinciales para destinar el presupuesto provincial en beneficio de la mayoría, y no para el pago de la deuda. Vale decir: Cornejo perjudica el presente y el futuro de los mendocinos. En este caso, el voto al Frente Somos Mendoza expresa la esperanza de los dolientes.

En cuanto a Jaime Durán Barba, resulta un “criado a focus group”, que en realidad, no es más que una mala fotocopia de antiguos gorilas de mejor estampa. Así que, a este señor, le recomendamos que vaya pidiendo otra caja, porque hay muchos argentinos que no nos vamos a ir al mazo por más blef macrista que haya dando vuelta.

Información adicional

Copyright