Lunes, 10 Julio 2017 17:49

Solo es libre aquel que conoce quien lo encadena

Escrito por 

Un 9 Julio de 1816 en lo de Francisca Bazán de Laguna se reunía el Congreso de Tucumán y se declaraba la independencia de la Monarquía española. Diez días después, reunidos en sesión secreta, casi como adivinando el futuro, se le anexaba al acta “y de toda otra dominación extranjera”.

 

Hoy, 201 años después, Macri no estuvo presente en el país durante los festejos patrios, prefirió estar codeándose en el G20 con los jefes de los Estados más poderosos del planeta que han construido su desarrollo a partir de la explotación y dominación de las colonias y semicolonias del mundo. Todo un gesto.

La canciller alemana Angela Merkel no se anduvo con rodeos “Hemos dicho claramente que queremos que los mercados permanezcan abiertos, que rechazamos el proteccionismo”. Y ahí está Mauricio haciéndoles el juego. El presidente offshore balbuceó desde Hamburgo “Entendamos que aislados no llegamos a ningún lado”. Demás está aclarar que postular una economía abierta en un mercado mundial donde los países centrales industrializados colocan a la fuerza sus productos en los países de la periferia, condenándolos a ser meros exportadores de materias primas, sólo puede conducir a la desaparición de la industria nacional, el mercado interno y por lo tanto el trabajo.

Sólo así se puede entender la triste realidad argentina. Una economía totalmente reprimarizada y financierizada, concentrada y extranjerizada es la causa del 10% de desempleo que azota al país, la pérdida del 28% del poder adquisitivo en tan solo un año y el brutal endeudamiento externo que nos condena a 100 años.

 

Difícil es ser un argentino libre en una Argentina independiente si por el sólo hecho de nacer ya se está endeudado en 2.600 dólares con el poder financiero internacional. A 201 años de 1816 vale la pena preguntarnos ¿Somos realmente independientes?.

Para dejar atrás el carácter formal de nuestra independencia es necesario que el Estado democráticamente defienda los intereses del pueblo. Que gobierne en favor de los humildes, de los trabajadores y los estudiantes, de la pequeña y mediana empresa, que fortalezca la industria, el trabajo y el mercado interno y que realice una alianza solidaria con los demás países de Latinoamérica como soñaron nuestros padres de la patria. “Libertad y Unidad” era la consigna de San Martín, Bolivar y Moreno. Por el contrario, Macri nos quiere abiertos al mundo y con la cabeza gacha.

 

Seremos realmente libres en tanto y en cuanto reconozcamos las cadenas que nos dominan y quienes tiran de ellas. Hecho este reconocimiento, la independencia es un camino que está por recorrerse de la mano con los demás americanos del sur. Es necesario retomar la tradición política de aquellos hombres del 10’ y 16’ para insubordinarnos ante la entrega nacional que estamos sufriendo. Conciencia histórica como prerrequisito para tener conciencia política y conciencia nacional.

En las pistas del pasado se encuentran las claves del porvenir, es nuestra tarea ir hacia su encuentro.

 

Fuentes:

http://www.ambito.com/889300-cumbre-del-g-20-cerro-con-apoyos-al-libre-comercio-y-condena-al-proteccionismo

http://www.ambito.com/889328-macri-ser-independientes-significa-que-nuestro-futuro-depende-de-nosotros

 

 

Información adicional

Copyright