La Redacción

Más de 4300 despedidos mensuales

Publicado en País Jueves, 12 Julio 2018 17:44

Un promedio de 4368 trabajadores y trabajadoras por mes fueron despedidos o suspendidos por empresas públicas o privadas durante el primer semestre de 2018. El dato implica un aumento del 17 por ciento con respecto al mismo período del año pasado y surge de un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), titulado “Sin rebote en el empleo. Análisis de los despidos en 2018”. El mayor grupo afectado por las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri es el de los empleados estatales (46 por ciento del total) seguidos por los del sector industrial (38 por ciento). “La cantidad de despidos y suspensiones en la industria no se ha detenido desde la asunción de Cambiemos”, destaca la consultora que encabeza el economista Hernán Letcher, que contabiliza 76.359 desde noviembre de 2016 hasta fines de junio último.

Estamos atravesando una tormenta… pero el rumbo seguirá siendo el mismo. Entre todos tenemos que generar más trabajo, porque el trabajo digno es justicia social”, dijo el presidente Mauricio Macri el lunes en la histórica Casa de Tucumán. La cita encabeza las conclusiones del informe elaborado por el Equipo de Estudios Laborales del CEPA en base a un relevamiento de datos originados en sindicatos, centrales obreras, comisiones internas, trabajadores organizados y notas periodísticas.

Hasta el 30 de junio el CEPA contabilizó 26.206 despidos y suspensiones (a un promedio de 4368 por mes), que implican 3837 más que los del primer semestre de 2017. Los perjuicios a los trabajadores no discriminan entre sector público o privado. El 46% de los expulsados (12.191) son o eran empleados estatales: 7.635 bajo la órbita del Poder Ejecutivo y 4.556 pertenecientes a empresas de capital estatal. El grueso de los despidos se produjeron en los primeros dos meses del año.

Dentro del universo de las empresas privadas, la rama industrial encabeza el listado de víctimas con 9.872 trabajadores (38% del total, incluidos 2.466 suspendidos), seguida por el sector de servicios con 3.593 afectados. El estudio permite observar una continuidad en el proceso de expulsión de obreros de la industria, con un promedio de 1.645 expulsados por mes. La suma total de despidos en la industria desde noviembre de 2015 asciende a 76.359 trabajadores, calcula el CEPA, cifra que se corresponde con los 74.320 que computó el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) hasta abril último.

De los 26.206 afectados registrados por el CEPA, 13.924 casos corresponden a despidos, 3.529 a despidos derivados de cierres de empresas o plantas, 1.092 a retiros voluntarios, en tanto 3.179 fueron suspensiones, la mayoría en el sector industrial (2.458). En el segundo trimestre, destacan, uno de cada seis despidos se relacionaron con el cierre de plantas o empresas, porcentaje aún mayor (uno cada cuatro) en el caso de la industria.

Si se consideran los diversos sectores de actividades, dentro de la industria el más perjudicado fue el sector textil (suspensiones en Alpargatas y Dass, despidos en Alpargatas, Karavell y Coteminas), seguido por alimentos y bebidas (sobresale el caso del ingenio San Isidro, de Salta, con 730 despidos, así como los de El Tabacal, Alijor/        La Salteña –300 expulsados en su planta de Garín–, Citrus Alem, La Campagnola y Villa del Sur) y el sector metalúrgico (despidos en Emepa, Epson, Stockl e Indequil). Luego aparecen el de autopartes (Itec de San Juan, 350 despidos, y Metalpar) y los frigoríficos (Beltrom, Pehuajó y BRF).

En el ámbito de los servicios, el sector de comercio representa casi la mitad de los despedidos y suspendidos, a partir de los casos de los supermercados Disco, Jumbo, Carrefour y Coto, el Mercado Central y Winery. Luego aparecen salud, gastronómicos, estaciones de servicio, comercios mayoristas, seguridad, peajes, medicina y juegos.

En el sector público, la mayor cantidad despidos se registró en entes descentralizados como el Conicet, Vialidad, el INTI, Coros y Orquestas, y el Senasa, y en municipalidades como las de Tucumán, Morón, Quilmes, Tres de Febrero o La Plata. Dentro del Poder Ejecutivo, el grueso de los expulsados pertenecía a los ministerios de Agroindustria, de Desarrollo Social y de Economía. También se registran despidos en el gobierno bonaerense y en empresas de capital estatal como Yacimientos Carboníferos Río Turbio, Ferrobaires (más de 800 si se suman las sedes de Buenos Aires, Tandil, Bahía Blanca, Mar del Plata, Bragado y 25 de Mayo), Nucleoeléctrica Argentina, YPF, Fadea y FM

 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/127859-mas-de-4300-despedidos-mensuales

Llenar el tanque suena a utopía. Pese al intento de los autores de la nota o del Ministro de Energía, Javier Iguacel, intentando camuflar la decisión política del Gobierno Nacional de  liberar los precios al mercado, fomentando el discurso de una supuesta “competencia”, entendemos  que el trasfondo de “abrir las puertas al mundo” implica importantes ganancias para empresas trasnacionales como las petroleras, garantizando la transferencia de recursos de los trabajadores que deben costear los altos precios del combustible, para que luego las multinacionales remitan las ganancias a sus paraísos fiscales o países de orígenes como hace la Shell.

El incremento es ocho puntos porcentuales mayor al que hubo en los primeros 7 meses de 2017. Las petroleras siguen haciendo ajustes.

En lo que va de 2018 el precio de la nafta súper aumentó 24% en Mendoza, un valor que supera por ocho puntos porcentuales el incremento registrado en los primeros siete meses de 2017.

En enero de este año, la súper más barata del mercado se vendía a $ 23,42 por litro. Hoy, tras las últimas  subas aplicadas por las estaciones de servicio, se vende a $ 29,05. La diferencia de una punta a otra es de $ 5,63 (24%).

El año pasado, durante el mismo periodo, la nafta súper sufrió un incremento del 16%, pasando de $ 17,65 en enero a $ 20,41 en julio. Es decir que el ritmo de aumento del combustible se aceleró en 2018.

Esa situación se explica principalmente por el comportamiento de dos de las principales variables que conforman el precio final del combustible: el dólar y el valor internacional del crudo. En lo que respecta al tipo de cambio, la diferencia es clara, ya que en los primeros siete meses de este año la cotización del dólar aumentó 50% y en igual periodo de 2017 sólo avanzó un 6,79%. Lo mismo ocurre con el precio internacional del barril de crudo, que entre enero y julio de 2017 bajó 16% y en igual periodo de este año aumentó 16%.

Todo esto ha dado como resultado el mayor ritmo de incremento de precios de los combustibles, lo que sin duda alimenta aún más a la inflación y dificulta el desarrollo de la economía local.

Guerra de precios

Tras la liberación del mercado por parte del Ministerio de Energía de la Nación, los precios de los combustibles en Mendoza buscan equilibrarse para competir. La petrolera YPF marca los pasos del sector y la mayoría de las estaciones imita en mayor o menor medida a la empresa estatal. Sin embargo, hay bocas de expendio que exhiben valores bastante más altos que los de YPF. Algunas de bandera blanca, por ejemplo, venden la nafta súper casi $ 2 más cara que la empresa estatal, cuyo valor de mercado es hoy de $ 29,05. En tanto, Shell, Oil y Axion superan ese valor por hasta $ 0,84. En el caso del diésel, los precios se desprenden entre $ 0,30 y $ 1,50 con respecto a los de YPF.

Lo cierto es que desde principios de mes, Shell, Axion y Oil  (que trabajan con precios sugeridos) a cuentagotas fueron reajustando sus cartas de precios de acuerdo a la tendencia que imponía YPF. De un salto inicial que superó el 3% llegaron –en promedio– al 10% de incremento para sus productos premium.

Ayer, Axion aumentó sus combustibles un 2 por ciento, a una semana de su último planteo tarifario de acuerdo con la evolución del crudo Brent (cotización internacional del petróleo).

«Estamos en un proceso de competencia. Acá había un sistema en el que no había muchas ganas de competir, y lo que les he dicho es “señores, compitan». Acá tienen que buscar que cada uno optimice sus inversiones pero también cuide a sus clientes», explicó el ministro de Energía, Javier Iguacel, en una entrevista brindada a medios nacionales. 

En esta oportunidad, no se emitió opinión desde la Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines (Amena).

Nuevos aumentos

A una semana de una importante reestructuración tarifaria, el precio del diésel de Axion subió en nuestra provincia $ 0,55 (equivalente al 2%); el valor era de $ 25,66. Por su parte, el euro diésel cuesta 3,47% más, $ 30,40

En cuanto a la nafta, la versión súper pasó de valer $ 29,26 a $ 29,55 (se incrementó el 1%); y la premium saltó de $ 34,05 a $ 34,30 (0,73%)   
Shell, en tanto, no modificó los números de sus pizarras en Mendoza y sus tarifas se sostienen desde el miércoles 4 de julio. 

La compañía angloholandesa, en manos de los brasileños de Raízen, había actualizado sus productos con una escala entre el  9% y 12% por litro de sus refinados premium.

Cuánto cuesta llenar el tanque

En la cartelería de la estación de servicio del Automóvil Club Argentino, a metros del kilómetro 0, la empresa estatal publicita su nafta súper a  29,05 pesos. 

El mendocino podría llenar el tanque de su auto (de 50 litros) con $ 1.452,5. Para su versión infinia, de mayor octanaje, el precio es de $ 33,73 y para poder cumplir con el objetivo del tanque lleno deberá gastar $ 1.686,5

A principio de año, cuando la súper se vendía a $ 23,42 y la premium a $ 26,32, el costo de llenar el tanque alcanzaba los $ 1.171 y $ 1.316 respectivamente. 

 

 

FUENTE:

https://losandes.com.ar/article/view?slug=en-lo-que-va-de-2018-la-nafta-super-aumento-24-por-ciento-en-mendoza

¿Vuelve el 2001?

Publicado en País Jueves, 12 Julio 2018 16:55

Si bien a muchos nos dicen trueque y nos suena a 2001, la verdad es que la mayoría de los lectores de esta revista Universitaria, seguramente eramos muy jóvenes para tener algún recuerdo. Sin embargo pasó. Los argentinos pasamos momentos terribles, de angustia, de hambre, de tristeza y desesperanza, frente a un gobierno que aplicó las mismas recetas que lleva adelante hoy el macrismo.

Lamentablemente la situación se parece cada vez más al 2001. Los salarios ya no alcanzan pero tenemos que comer, mientras Macri y su gabinete están tijereteando por donde más puedan el presupuesto de 2019, profundizando aún más los despidos, la pobreza y la indignidad de nuestro pueblo.

 

El goriloro

Publicado en Opinión Jueves, 12 Julio 2018 15:55

Seguramente se pregunta ¿Qué corno es un goriloro?, a medida que lea la nota, se dará cuenta que se ha cruzado a más de uno, son esos que piensan como alguien de la alta sociedad, pero viven aquejados por un gobierno de tal índole. Estos “abombados” son mayoría, ante la falta de conciencia propia que es mucho peor que la falta de conciencia de clase (uno no sabe siquiera que es como persona), combinado con el odio intrínseco al “morochaje” terminan  votando en su contra y colocando a un idiota en el poder. Están en todas partes, sobre todo en las universidades, se enorgullecen de ser “gorilas” aunque no les dá ni para loros, y su rasgo característico es que suelen llevar prendas moradas.

 Compartimos la siguiente nota cuya autoría pertenece a La Batalla Cultural.

 

El goriloro es un tipo malintencionado. Y lo es porque está envenenado por un discurso que no se corresponde con sus intereses reales. Si su prédica de derecha neoliberal y fascista fuera adecuada a su posición social real, entonces sería gorila. Pero como es popular, es trabajador, no llega a gorila: es tan solo un híbrido, un goriloro.

Y como suele suceder con los híbridos generalmente, el goriloro viene fallado. Funciona mal, funciona en contra de sí mismo. No es que no sepa defenderse a sí mismo o sus propios intereses, es que directamente se ataca y los ataca. Todo lo que el goriloro hace o dice va en el sentido de su autodestrucción y esto es así porque el odio que el goriloro expresa es hacia aquello que tenga que ver con las clases populares: “Las villeras se embarazan para cobrar un plan”, “los militantes son todos vagos y van por el chori y la coca”, “en este país no hay cultura del trabajo, solo quieren vivir de planes”. Odio a las clases populares es lo que el goriloro expresa. Y como el goriloro es de clase popular, su odio no es odio: técnicamente es auto-odio, porque al odiar su propia representación se odia a sí mismo de manera fulminante.

Se dice que el goriloro, al mirarse al espejo, ve una imagen nórdica, rubia y pura. Esto es más profundo que una ausencia de conciencia de clase. Lo que el goriloro no tiene es conciencia de sí mismo, de su individualidad inserta en el todo.

Muéstrenle un espejo a un perro o a un gato. ¿Qué pasará ahí? Nada, porque el perro y el gato son animales y el animal no tiene conciencia de sí mismo, no comprende que la imagen reflejada en el espejo es una imagen reflejada, justamente, su propia imagen. Así es el goriloro —acaso un híbrido de dos bestias brutas—, pues no reconoce su propia imagen, no reflexiona.

Entonces el problema de goriloro está arraigado en el sujeto del goriloro. El goriloro es una subjetividad de esclavo, construida desde los cimientos hasta el techo para amar al opresor y odiar al oprimido, que es el propio goriloro. Por lo tanto, al goriloro no se le puede convencer de nada, no es una cuestión ya ideológica sino de subjetividad, que es algo mucho más profundo.

El goriloro piensa que es gorila, pero es loro. Y como tiene ideas de gorila y cuerpo de loro, es el híbrido, el que es ambas cosas y no es nada. No perdamos el tiempo discutiendo con el goriloro: nuestro trabajo es educar al que está confundido.

 

 

 

 

FUENTE:

 https://www.labatallacultural.org/2018/01/09/el-goriloro/

 

Lo que hizo Macri no lo hizo solo

Publicado en América Latina y el mundo Jueves, 12 Julio 2018 14:15

La nota escrita por Leandro Grille, periodista cubano de Caras y Caretas de Uruguay, nos hace pensar que en un futuro tranquilamente el spot electoral de un gobierno popular podría ser “Íbamos rumbo a ser la Argentina de Macri”.  El gobierno de Macri refleja lo que le puede llegar a pasar a los uruguayos de no saber identificar a tiempo quienes son los sectores antinacionales y antipopulares, que colocan a sus esbirros en cargos políticos para asegurarse el control de la Patria Grande , los charrúas todavía están a tiempo de evitar un desastre como el que hicieron Macri y sus aliados en apenas 30 meses de gestión.

Pocas veces se ha visto un programa de destrucción económica llevado adelante con semejante efectividad y en tan poco tiempo en un contexto democrático. Macri lo hizo.

Convirtió a uno de los países más desendeudados del mundo en el récord mundial de endeudamiento externo. Redujo el poder adquisitivo de los salarios y la jubilaciones medias más altas del continente hasta sumergirlos en la lista de la precariedad. Llevó las tarifas subsidiadas de su mínimo histórico a su máximo en poco más de 30 meses, al punto de volverlas impagables para la población general. Devaluó la moneda un 300%, llevando el dólar de 9 pesos a más de 28. Aumentó el desempleo, la pobreza, la indigencia, la mortalidad infantil. Macri lo hizo. Subvirtió el crecimiento económico y destruyó el consumo, instalando la recesión y produciendo incluso la caída de la venta de bienes no suntuarios, como la leche y los alimentos. Destruyó a los medios de comunicación públicos, vaciándolos de contenido, hundiéndolos en audiencia y en la consideración popular y le entregó a corporaciones privadas como el Grupo Clarín el control efectivo de la información circulante, la opinión y el diseño ideológico de la sociedad. Deterioró la democracia, reintrodujo la prisión política, la represión violenta, el hostigamiento a los opositores, y mediante una ingeniería perversa  e inconstitucional se aseguró un poder judicial complaciente y cómplice.

Macri lo hizo. Se perdonó deudas millonarias con el Estado, le entregó a empresas de su propiedad familiar como Iecsa  obras públicas gigantescas y les permitió a sus amigos y familiares blanquear fortunas malhabidas o evadidas sin siquiera obligarlos a reintroducir ese dinero al país. Destruyó el sistema de investigación científica, paralizó los programas más innovadores, les congeló los ingresos a los becarios y disminuyó el número de becas. Licuó el poder adquisitivo de las asignaciones sociales, aumentó el número de trabajadores alcanzados por el impuesto a la ganancia, redujo la inversión pública en educación y en salud, despidió, despidió y despidió trabajadores del Estado, por mecanismos de una insensibilidad estudiada, impidiendo a los trabajadores ingresar a sus puestos de labor con policías en las puertas de las dependencias munidos de listas negras y armas de guerra. Todo eso Macri lo hizo. En solo 30 meses. Pero no lo hizo solo.

Para poder aplicar un programa tan devastador Macri contó desde el principio con el cobijo de un sistema de desinformación perfecto. Un dispositivo de propaganda y blindaje que ha sido capaz de ocultarlo  casi todo y lo que no ha sido posible de silenciar, lo que se ha logrado filtrar por el concurso de los medios internacionales o por las valientes investigaciones de contados periodistas, la prensa mayoritaria se ha encargado de justificarlo o travestirlo como reyes Midas que operan sobre la realidad, transformando el desastre en virtud y jactancia.

Si se prueba que Macri tiene más de cincuenta sociedades offshore que ha ocultado en todas sus declaraciones juradas, entonces se lo justifica diciendo que eran de su padre y que no son ilegales. Si se prueba que sus ministros benefician a empresas de su propiedad, entonces se niega el conflicto de intereses, si todo el elenco gobernante tiene sus fortunas en el exterior, se lo explica como una práctica habitual en el sector privado. Si el presidente tiene más de doscientos procesamientos, se le atribuyen a la persecución de los anteriores gobernantes, si todos los indicadores de la economía se van al fondo del abismo, se los presenta como la consecuencia de una bomba que le dejaron y que Macri hace esfuerzos por desactivar. Hasta la desastrosa entrega del país al Fondo Monetario Internacional se lo viste de una toma de crédito en condiciones espectaculares, elogiando hasta las exigencias draconianas estipuladas en la carta de intención que exige literalmente el ajuste, más despidos, más tarifazos y un mayor recorte de los salarios y las jubilaciones.

Macri es un gobernante cínico. Pero no posee el cinismo vulgar de un político ambicioso y desaprensivo, sino que ostenta un cinismo insultante, magnánimo, superlativo. Es el tipo más cínico del mundo. En el mismo momento en que los indicadores estadísticos muestran que el desempleo aumentó por encima del 9%, Macri se hace hacer una entrevista amable, donde dice que con mucho esfuerzo han logrado crear centenares de miles de puestos de trabajo, y relata un mundo de maravillas que se da de bruces con la realidad inmediata y que los periodistas cooptados no solo no discuten, sino que asienten como idiotas o fanáticos de un culto a prueba de cualquier intervención racional.

Es obvio que hay un presidente al servicio de los sectores más ricos y concentrados de Argentina. Y es evidente que hay un periodismo de sobres, financiado por el poder para el beneficio del poder. Los que se han atrevido a disputar en el terreno de la información han sido perseguidos, censurados, despedidos, e incluso presos, como los titulares del grupo Indalo, dueños del canal de noticias opositor C5N. Ahora mismo, mientras se desarrolla el campeonato mundial de fútbol, 354 periodistas de la septuagenaria agencia estatal Télam fueron despedidos mediante telegrama colacionado, que llegaba a la casa de los infortunados a la misma hora en la que Argentina se jugaba su clasificación a octavos de final en un partido infartante contra Nigeria. Es más, todas las decisiones terribles de los últimos días se han adoptado los mismos días y a la misma hora en la que juega la selección argentina, en una maniobra de distracción que no por grotesca deja de ser efectiva  a la vez que propia de un canalla. El argumento para la liquidación masiva de puestos de trabajo  en Télam es poco menos que maccartista, acusando a los echados de kirchneristas, cuando entre los despedidos hay gente que trabaja en la agencia hace más de 20 años y votantes de todas las tiendas políticas.  Mientras tanto, los que no son echados reciben un telegrama dándole la bienvenida a una nueva agencia Télam de la pluralidad y el profesionalismo, en una muestra más del cinismo feroz que profesan.

Todo lo que sucede en Argentina puede suceder en el futuro acá. Los mismos dispositivos de propaganda están prontos para implementar un programa trágico en nuestro país. Y el poder cuenta con sus candidatos para llevarlo adelante. Lo único que necesitan para lograrlo es engañar a una porción mayoritaria de la ciudadanía con promesas falsas y operaciones múltiples que contaminen la discusión política y nublen la razón del pueblo, al punto de que cientos de miles terminen votando alegremente, con globos de colores, a sus propios verdugos.

 

FUENTE:

https://www.carasycaretas.com.uy/lo-que-hizo-macri-no-lo-hizo-solo/

Despidos masivos por debajo de la mesa

Publicado en Opinión Miércoles, 11 Julio 2018 23:41

El decreto de Macri dará de baja más de seis mil contratos. Además de congelar los ingresos a la Administración Pública Nacional hasta diciembre de 2019, el decreto publicado hoy dejará sin trabajo a fin de año a más de 6000 trabajadores precarizados. Es por la decisión del Gobierno de eliminar las contrataciones de Asistencia Técnica a través de universidades.

El recorte de trabajadores estatales oficializado esta mañana mediante el decreto 632/2018, con la firma del propio presidente Macri, incluyó de manera encubierta un anuncio de despidos masivos: más de 6000 trabajadores estatales precarizados se quedarán sin trabajo a partir de 2019. Se trata de los empleados que actualmente están contratados mediante la modalidad de Asistencia Técnica a través de universidades, entre 6000 y 7000 empleados distribuidos en todas las áreas del Estado. Según especificó el decreto, todos los contratos celebrados con universidades, ya sean públicas o privadas, nacionales o provinciales, “quedarán sin efecto a partir del 1° de enero de 2019”.

Esta mañana el Gobierno oficializó el decreto para avanzar con el ajuste en el Estado, algo que ya había anunciado el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, junto con el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, un mes atrás. El ajuste va en la línea de achique del gasto público reclamado por el FMI para reducir el déficit fiscal. 

Lo que no estaba claro era hasta donde llegaría el plan de ajuste en los trabajadores estatales. Menos, que el recorte contemplaría más de 6000 nuevos despidos.  

Si bien el decreto se presentó como un freno a nuevas contrataciones en las áreas del Poder Ejecutivo, salvo algunas excepciones, el artículo 3 deja sin efecto los convenios de Servicios de Asistencia Técnica celebrados con las universidades a partir del 1º de enero de 2019. Según los gremios estatales, actualmente hay bajo esta modalidad de contratación entre 6000 y 7000 trabajadores, con cinco años de antigüedad en promedio.

Los despidos serán efectivos ya que el mismo decreto estipula que esos trabajadores no pueden ser contratados mediante otra modalidad. En primer lugar, porque el artículo 1º del decreto congela las contrataciones y designaciones de personal “de cualquier naturaleza o fuente de financiamiento presupuestarias o no presupuestarias hasta el 31 de diciembre de 2019” y, en segundo lugar, porque la norma aclara que “no podrán celebrar nuevos convenios de servicios de asistencia técnica mediante servicios personales” como se hacía a través de las universidades.

Los trabajadores son contratados por los organismos y trabajan para el organismo. El vínculo con la universidad es algo meramente administrativo, porque como no hay restricción para pagar consultorías ese dinero se usa para pagar sueldos”, le dijo a Página/12Luciano Fernández, secretario gremial de ATE Capital, entidad que representa al 70 por ciento de los estatales nacionales. Según el dirigente, la mayoría de los trabajadores contratados bajo esta modalidad se desempeñan en el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Justicia, aunque en menor medida.

Además de dar de baja a los contratados por universidades, para Fernández el decreto abre la puerta a cientos de despidos más. “El decreto es un anuncio de ajuste muy amplio porque pone en revisión las estructuras de todos los organismos descentralizados. Con la excusa de bajar los cargos políticos, cuando dan de baja alguna jefatura lo que terminan haciendo es eliminar áreas enteras y, por lo tanto, más despidos”, remarcó el dirigente, en referencia al artículo 11 del decreto. Además, la norma pide la revisión del “régimen de empleo y de contratación” y de “la estructura salarial, régimen de compensaciones, y la planificación de gastos en personal” prevista para el próximo año a fin de realizar una “evaluación integral en el marco del objetivo de equilibrio presupuestario”. En base a esa evaluación, se podrían prever más despidos.   

En el Estado hay cerca de 60.000 mil trabajadores entre contratos de asistencia técnica, consultorías y monotributistas, que encubren una relación de empleo y que no tienen estabilidad. Todos ellos hacen tareas permanentes aunque sus contratos digan que no. El decreto dice que sólo van a haber concursos internos, donde se pueden presentar empleados con más de diez años de antigüedad. O sea que están diciendo que no van a regularizar de ninguna manera a quienes tienen menos de diez años”, remarcó Fernández.

Desde el Ministerio de Modernización aclararon que son 5800 los trabajadores contratados bajo la modalidad de Asistencia Técnica y que la norma no suspende los convenios con las universidades para otro tipo de consultoría. La prohibición queda sujeta a las contrataciones de empleados a través de esas partidas presupuestarias. También aseguraron que los trabajadores serán contratados bajo otra modalidad, algo que contradice lo dispuesto en el artículo 1º del decreto que prohíbe nuevas contrataciones de personal “de cualquier naturaleza”.

 FUENTE: «Página 12

Compartimos el siguiente trabajo de “El Destape” que “comprobó, al menos 205 casos, de personas que reciben planes sociales o están por debajo de la línea de la pobreza y aparecen financiando la campaña oficialista en Buenos Aires”. Recomendamos ingresar al link de la nota para acceder al documento que prueba como fueron utilizados los nombres de estas personas para blanquear dinero por parte del Gobierno de Cambiemos.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

La alianza Cambiemos lavó dinero durante la contienda electoral de 2017 en provincia de Buenos Aires al utilizar a al menos 200 titulares de planes Ellas Hacen y Argentina Trabaja y hacerlos pasar como pequeños aportantes de campaña de Esteban Bullrich, candidato a senador, y Graciela Ocaña, candidata a diputada.

En un extenso trabajo de investigación realizado por El Destape, se pudieron comprobar al menos 205 casos, correspondientes solo a Quilmes y otros partidos de la zona Sur y Oeste del Gran Buenos Aires, aunque los mismos podrían multiplicarse y extenderse a lo largo y a lo ancho de todo el país.

Al cruzar la base de datos de los titulares de Argentina Trabaja y Ellas Hacen en esos distritos (2016), correspondientes al ministerio de Desarrollo Social, con el informe remitido ante la Justicia Electoral por parte de la alianza Cambiemosse encontraron una enorme cantidad de coincidencias de documentos y personas: todos aportaron a la campaña de Bullrich y de Ocaña por separado, con pequeñas sumas de dinero, que van desde los $300 a los $1500, donde, solo hasta el momento, este medio pudo identificar casi 300 mil pesos blanqueados mediante este perverso método.

Sin embargo, al realizar los llamados a los distintos involucrados el resultado fue sorpresivo: ninguno de ellos había hecho tal aporte y su situación económica lejos está de poder asumir un gasto semejante. Es que la mayoría de los “aportantes” resultaron ser personas que se encuentran en una situación de pobreza y vulnerabilidad económica importante: residen en asentamientos o villas, y no cuentan siquiera con los servicios básicos garantizados, en incluso, en muchos casos, ni siquiera pueden garantizarle las comidas diarias a sus hijos.

Al ser consultados por El Destape, todos coincidieron en que su situación económica empeoró y mucho en los últimos años, por lo que, de contar con recursos económicos, tampoco harían un aporte a la campaña del gobierno, dado que lo consideran en buena parte, responsable de lo que sucede actualmente a nivel social.

Uno de los casos es el de Luis Jaime, cuyo documento finaliza en 018, quien al enterarse que figuraba como aportante de $350 a Ocaña y otros $350 a Bullrich invitó al equipo de El Destape a visitar su casa, ubicada en Villa Itatí, en el partido de Quilmes. Allí, Jaime contó que cobra “doscientos pesos por día haciendo changas” y que últimamente “cuesta más llevar el pan a la casa”, por lo que “jamás haría una cosa así como aportar dinero y menos al Gobierno”.

“Son unos sinvergüenzas de mierda”, sentenció Jaime al ser consultado por lo que sintió al saber que su nombre y su documento había sido usado por Cambiemos para blanquear aportes negros de la campaña durante el año pasado.

Otro de los casos que accedió a brindar testimonio desde su propio hogar, ubicado también en Villa Itatí, es el de Sonia Villán, una joven de 31 años que figura aportando $750 a la campaña de Graciela Ocaña y otros $650 a la de Esteban Bullrich con su DNI terminado en 736, de la alianza oficialista Cambiemos: en diálogo con este medio, Villán sostuvo que “jamás le daría plata” a los aliados del gobierno ya que su situación económica es “insostenible”. Incluso, Villán contó que envía a sus hijos a un comedor social de día ya que sólo puede garantizarles una sola comida diaria.

Como si esto no resultara prueba suficiente del grado de vulnerabilidad de las personas que utilizó el Gobierno para hacer la estafa, El Destape se vio sorprendido por un caso que pinta de cuerpo entero la situación social que se vive en los barrios de Buenos Aires: una de las personas que fue contactada ya que figura como aportante de campaña en 2017 negó haber hecho la donación y toda vinculación con Cambiemos y al momento de ser consultada por la posibilidad de grabar su testimonio pidió a cambio pañales, leche y ropa para sus hijos dado que su situación económica se encuentra muy mal. (*)

En diálogo con especialistas en materia de derecho, el caso de estafa de Cambiemos puede resultar “claramente judiciable” ya que se incurrió, como mínimo, en el delito de usurpación de identidad, seguido de presunto lavado de activos ya que, según establece la ley “será reprimido con prisión de tres a diez años el que convirtiere, transfiriere, administrare, vendiere, gravare, disimulare o de cualquier otro modo pusiere en circulación en el mercado, bienes provenientes de un ilícito penal,con la consecuencia posible de que el origen de los bienes originarios o los subrogantes adquieran la apariencia de un origen lícito, y siempre que su valor supere la suma de pesos trescientos mil ($ 300.000), sea en un solo acto o por la reiteración de hechos diversos vinculados entre sí”.

En este sentido, los letrados también remarcaron a El Destape que Cambiemos podría perder sus sello electoral por al menos diez años, dado que falsificó documentos y le usurpó la identidad a cientos de personas.

Además, según establece la ley de Financiamiento Electoral, no se pueden enviar donaciones en carácter anónimo, por lo que Cambiemos no solo desprotegió y utilizó los datos de cientos de personas en situación de pobreza extrema, sino que lo hizo para ocultar a los verdaderos financistas.

Es necesario destacar que este medio intentó comunicarse con Graciela Ocaña y Esteban Bullrich, los principales involucrados, con 48 horas de anticipación y no recibió respuesta hasta el momento de publicarse este artículo inclusive.

*Este medio decidió preservar su identidad, ayudarla en su pedido y dejar su testimonio de lado por motivos obvios.

(El Destape pudo corroborar que los nombres abajo resaltados corresponden a beneficiaros de los planes sociales Ellas Hacen o Argentina Trabaja durante el periodo 2016).

Link de la nota: https://www.eldestapeweb.com/exclusivo-cambiemos-utilizo-el-nombre-beneficiarios-sociales-blanquear-dinero-la-campana-n45194

Compartimos con nuestros lectores una nota de “Ámbito Financiero” de Jorge Herrera, en la cual se muestra, según datos del IIF, que la deuda pública y privada del país alcanza el 89 % del PBI. La Argentina se encuentra entre los países más endeudados del mundo, esto pone en serios riesgos las posibilidades futuras del pueblo argentino que es, en última instancia, quién tendrá que afrontar el pago de esta deuda.

___________________________________________________________________________________________________________________

“Es hora de pagar los platos rotos”, advierte la influyente entidad que representa los intereses del mundo financiero internacional. 

Tarde o temprano los inversores internacionales sabían que llegaría el momento de tomar distancia del festival de deuda mundial, que hoy tiene a la Argentina entre sus principales víctimas. Si bien gran parte del ajuste de posiciones ya lo hicieron en los últimos meses, aún los datos globales generan escalofríos entre los porfolio managers. Según el relevamiento del Institute of International Finance (IIF) la deuda global alcanzó en el primer trimestre de 2018 los u$s247 billones (representa 318% del PBI mundial) tras aumentar u$s8 billones, siendo el mayor crecimiento desde el primer trimestre de 2016. Es más, desde el cuarto trimestre de 2016 la deuda global creció u$s30 billones. 

Los helicópteros de Greenspan, Draghi, Trichet y Shirakawa ya volvieron a sus bases tras dejar una escala de abundante liquidez sobre los mercados mundiales. Ahora se despeja la bruma ante el desempañador de las mayores tasas de interés internacionales y así emergen los países más vulnerables, sobre todo por su elevada exposición al riesgo cambiario: Argentina, Colombia, Egipto y Nigeria, México, Sudáfrica, Brasil y Turquía. Para el IIF estos países presentan los mayores riesgos de refinanciación en la deuda emergente en moneda extranjera. Al respecto, la entidad advierte que a fines de 2019 vence cerca de u$s2,7 billones en bonos y préstamos sindicados. «El riesgo de refinanciación en dólares es particularmente alto para Argentina, Colombia, Egipto y Nigeria (más del 75% de las amortizaciones), México (62%) es no muy atrás, seguido por Sudáfrica (57%), Brasil (50%) y Turquía (47%)», señala el IIF en su Global Debt Monitor.

Otro aspecto que revela el análisis es el crecimiento de los depósitos bancarios en moneda extranjera, principalmente, en Argentina, Turquía y México. En tal sentido advierte que «si bien esta dolarización de los depósitos proporciona un colchón para las empresas con altos niveles de deuda en dólares, también reduce la capacidad de los bancos centrales para controlar la liquidez y alienta a los bancos comerciales a aumentar los préstamos denominados en moneda dura». 

Para tener una dimensión del nivel de endeudamiento en moneda extranjera en los mercados emergentes (familias y empresas no financieras) basta con mencionar que en el primer trimestre de 2018 alcanzó un aumento récord de$ 5,5 billones (el 78% de empresas no financieras). «Dada su alta dependencia de la deuda nominada en moneda extranjera, Argentina, Hungría, Turquía, Polonia y Chile parecen ser los más vulnerables a grandes oscilaciones en los flujos de capitales», afirma el IIF.

Con relación al sector financiero de los mercados emergentes, los datos muestran que la deuda en divisas se duplicó desde 2010 a $3 billones. Claro que China juega un importante rol dado que experimentó el mayor aumento de la deuda en moneda extranjera al pasar de u$s110.000 millones en el primer trimestre de 2010 a más de u$s785.000 millones en el primer trimestre de este año. «Si bien esto refleja, en parte, la necesidad de financiar el aumento de los préstamos transfronterizos de los bancos chinos (más del quíntuplo desde 2010), también destaca la creciente sensibilidad del sector financiero chino a las fluctuaciones de la moneda china.

Al evaluar el impacto del aumento de los costos de financiamiento en dólares para los mercados emergentes, el IIF destaca que «la deuda total (sin sector financiero) aumentó en el primer trimestre del año en u$s2,5 billones marcando un nuevo récord de u$s58,5 billones. Durante el año pasado, Colombia, Argentina y Filipinas vieron un fuerte aumento en la relación deuda corporativa / PBI; en cambio, Turquía y China experimentaron cierta disminución. Los niveles de la deuda de las familias frente al PBI aumentaron notablemente en China (casi el 50%), Chile (más del 45%) y Colombia (30%)». Mientras que la «deuda pública aumentó más fuerte en Brasil, Arabia Saudita, Nigeria y Argentina, con un nivel gasto en intereses que ha llegado al 2% del PBI en 2018/19. También Argentina lidera el ranking de preocupaciones en términos del nivel de la deuda del sector financiero junto a Polonia. Para los emergentes en su conjunto esta deuda aumentó más de u$s1 billón desde el primer trimestre de 2017.

Argentina no está sola en el radar de las alarmas pero a pesar de inexpresivo PBI (u$s0,5 billón) su creciente endeudamiento en moneda dura la convierte en una de las más vulnerables a los ojos de los inversores internacionales.

Link de la nota: http://www.ambito.com/927156-festival-de-deuda-argentina-en-el-ojo-de-la-tormenta-mundial

Con Macri volvieron los buitres

Publicado en País Miércoles, 11 Julio 2018 14:19

Una vez más los buitres se salieron con la suya. Tener a Macri en la Rosada es garantía que ante cualquier litigio a resolver, por parte del gobierno argentino en una demanda internacional, como es en este caso, este optará por “quedar bien” y arrodillarse frente al sistema financiero y sus tentáculos, los fondos buitres.

Recordemos que este gobierno apenas asumió su mandato allá por 2015, una de las primeras medidas de gobierno, fue nada más y nada menos que pagar la totalidad de lo “adeudado” con los fondos buitres, recurriendo justamente a uno de sus pilares económicos para gobernar, el endeudamiento externo. Para ello emitió 3 bonos de deuda externa en los mercados internacionales por un valor de u$s 16.500 millones, del cual se destinaron para el pago a los buitres unos U$S 9.300 millones.

En este caso un fondo denominado Burford Capital, propiedad de Christopher Bogart, compró los derechos para litigar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi en la causa por la estatización de YPF en 2015. Se trata de una demanda por unos u$s 3.000 millones. La estrategia de este fondo buitre, como lo hace en el caso por la estatización de YPF, es “comprar” juicios. Financia los litigios y luego se queda con parte de las ganancias.

Vale recordar que el fondo Burford le compró el juicio a la Justicia de España, que tenía la quiebra de las empresas Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, las dos compañías que la familia Eskenazy creó en ese país para comprar acciones de la petrolera en 2008.

La Corte del Distrito Sur de Nueva York decidió que la demanda de este fondo buitre contra la Argentina por la expropiación de la petrolera YPF debe seguir curso en ese país y de esta manera no será trasladada a Buenos Aires. En este caso, como en tantos otros, seguramente el gobierno no opondrá demasiada resistencia a un fallo adverso para beneficiar a estas aves rapases del sistema financiero que intentan nuevamente poner de rodillas a toda una sociedad.

En un contexto de crisis económica en nuestro país, producto de las medidas políticas de este gobierno, vuelven aparecer los buitres, que seguramente harán todo lo posible para seguir con sus negocios, adquiriendo bonos de deuda a precio de remate (entre el 10 y el 30% de su valor original) para luego litigar contra el Estado deudor, no acordar durante las reestructuraciones para alimentar su especulación y finalmente contratar algún juez amigo para garantizar que fallen a su favor y de esta manera obtener su reembolso en un 100%.

De esta forma Mauricio Macri nos “nos vuelve a conectar con el mundo”. Todos de rodilla ante los agentes del capital financiero y en el mismo lodo, parafraseando al poeta, todos manoseaos.

http://rinacional.com.ar/sitio/nuevamente-aparecen-los-buitres/

 

En contra de los tarifazos, vecinos toman Edesur

Publicado en País Miércoles, 11 Julio 2018 13:31

Vecinos y vecinas del partido de Moreno en Buenos Aires tomaron la sucursal de Edesur manifestándose en contra de las tarifas impagables generadas por este gobierno. El Congreso de la Nación logró sancionar una ley en contra de los tarifazos pero el ejecutivo lo vetó poniendo como excusa que «no lo iban a poder pagar», en realidad, tienen bajo el brazo y siguen al pie de la letra el manual del FMI.

Este gobierno nos ha condenado a la miseria y al hambre gracias a la toma exorbitante de deuda que no está destinada precisamente a aumentar la producción industrial del país generando puestos de trabajo genuinos. Para este gobierno sus prioridades no son las de la mayoría de los argentinos y argentinas que quieren vivir dignamente, ellos prefieren beneficiar a un sector minoritario que orbita el sector financiero.

Esta situación ya a colmado la paciencia de más del 50% del pueblo argentino y se ve expresado en manifestaciones, concentraciones, movilizaciones, paros generales, etc. El descontento social, la pobreza, el hambre y la incertidumbre crece y al gobierno parece no importarle.