Juan Cruz Zuloaga– Jefe de Redacción — 4to Cs. Políticas

Reforma laboral para más deuda

Publicado en Opinión Lunes, 13 Noviembre 2017 12:34

El proyecto de reforma laboral impulsado por el gobierno, del cual solo consta un borrador del proyecto de ley, implicaría un retroceso en materia de legislación laboral a etapas previas del surgimiento del peronismo, y en algunos aspectos, a mitad del siglo XIX.

¿Este gobierno tiene vencimiento?

Publicado en Opinión Lunes, 25 Septiembre 2017 13:13

 

Un interesante artículo publicado por Alfredo Zaiat denominado “¿Cuándo explota?”[i], explica la frustrada tendencia de los economistas de intentar anticiparse a los hechos futuros a partir del análisis de las variables económicas.  Esta suerte de prognosis (en la mayoría de los casos desacertada) es propia de aquellos que hasta el 2015 anticipaban el colapso de la economía “populista” y hoy señalan el aumento de los patentamientos de autos como el puntapié de la tan esperada recuperación de la economía. Pero es también observada por quienes intentan presagiar el pronto desmoronamiento del modelo rentístico financiero instaurado por este gobierno.

En ambos casos, los pronósticos económicos sumergen en la confusión a quienes intentan encontrar un claro en este convulso panorama. Ni el estallido ni la recuperación aparecen en escena.

Existen, sin embargo, números de la política económica, que ponen en relieve la inviabilidad del modelo económico instaurado en nuestro país desde hace año y medio, y  que busca consolidarse después de octubre.

-          El déficit comercial registrado en los primeros siete meses del año fue de u$s 3.427,6 millones, el más alto desde 1910. [ii]

-          El déficit fiscal de este año se ha reducido, pudiendo rondar para final de año el 4,2% en relación al PBI. Sin embargo, el déficit financiero aumentó al 2,6% del PBI por acumulación de intereses de deuda, licuando de esa manera los mayores ingresos del Estado a partir la disminución del déficit fiscal.[iii]

-          La deuda pública argentina ha escalado a u$s 302.700 millones, llegando a representar un 58,6% del PBI. De esa deuda, un 70% está compuesta por títulos públicos, de los cuáles se reparten mitad y mitad el sector privado y organismos estatales (BCRA, Tesoro, ANSES, etc.).[iv]

Si la recaudación por exportaciones es superada por los egresos de las importaciones; y si la recaudación fiscal sigue siendo superada por el gasto corriente del Estado, ¿de dónde sacará Argentina el capital para afrontar sus compromisos de deuda, cada vez más abultados?

La fórmula del éxito

Tomar deuda para pagar deuda ya es casi un cliché. La existencia de este modelo está atada al precio del crédito internacional, es decir, a la suba de las tasas de interés. Esta subordinación de nuestra economía a la “volatilidad de los mercados” (que no es otra cosa que los dictados de la Reserva Federal (FED) sobre el precio de los préstamos en dólares) es insostenible a largo plazo.

Pero no es la única preocupación. Porque en los momentos en los que el interés sube y la Argentina ruega por financiamiento para pagar deudas, vienen las imposiciones de los organismos de crédito: reducir el déficit fiscal  y los costos laborales. Reforma impositiva y reforma laboral, dos temas recurrentes en las editoriales de Clarín y La Nación (y sus repetidoras a lo largo y ancho del país) de todas las semanas, y que serán objeto de debate en los próximo meses. Se adivinará que los matutinos nombrados no exigen mayor tributación de los bancos y unificación de las federaciones obreras.

Sin embargo, y a pesar de lo anterior, sigue siendo inexacto intentar fijar el plazo perentorio de este modelo. Que lo tiene, lo tiene. Los números y los ejemplos de nuestro pasado reciente (1989 con el Brady y 2001 con el Megacanje y el Blindaje, como manotazo ahogado antes del Corralito) dan prueba de ello.

No se puede anticipar el colapso económico de este gobierno porque no depende de la economía. Ni de la “ciencia económica “, ni de sus indicadores. Depende de la política, dinámica y cambiante, como suele ser en los países semi-coloniales como la Argentina. Octubre será por eso, como siempre lo ha sido en la historia política de nuestro país, un mes donde se estiraran o acortaran los plazos de lo inevitable.

No hay estimación que valga, mas no parece asomar tampoco la esperanza (ni los indicadores) de que esto termine en buen puerto.



[i] ¿Cuándo explota? Página 12. 24/09/2017

[ii] En 2017 la Argentina acumula el peor déficit comercial de la historia económica. Ámbito Financiero. 28/08/2017

[iii] Déficit fiscal: se cumple la meta, pero aún retrasa el crecimiento. INFOBAE. 24/09/2017

[iv] La deuda pública de Argentina superó los USD 300.000 millones. INFOBAE. 24/09/2017

Los detalles acerca del feroz endeudamiento llevado adelante por el gobierno de Macri son desconocidos por la mayor parte de los argentinos. Pareciera ser que los tediosos números y complicadas categorías utilizadas por los inteligentes de la economía al respecto, en poco y nada influyen en el quehacer diario de millones de personas.  

En la noche del miércoles 12 de abril, agentes de la policía jujeña en conjunto con integrantes del grupo GEN, ingresaron a mitad de una celebración en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Jujuy (UNJu) y se llevaron detenidos al presidente del Centro de Estudiantes Joaquín Quispe, y al estudiante Ignacio García, justificándose en supuestas “denuncias por ruidos molestos”.

Finalmente tuvo lugar la discusión acerca de la implementación del Turno Noche de cursado en la Universidad Nacional de Cuyo. La Asamblea Universitaria del pasado 3 de abril se expresó sobre el asunto… y perdimos.

¿Qué pasa con los dólares de la deuda de Macri?

Publicado en Opinión Martes, 04 Abril 2017 23:39

Existen hechos objetivos sobre el rumbo de la política económica de este gobierno. Sus pilares fundamentales son los de la promoción de un régimen de Inversiones Extranjeras Directas (IED) como motor fundamental del desarrollo de nuestro país (del cual nos hemos referido previamente); y el acceso irrestricto a los mercados internacionales de crédito con intención de capitalizar al país por medio del endeudamiento externo.

Aires de mayo inspira este marzo de 2017. ¿Francés? Señalaría un progre con vicios cosmopolitas. Argento, preferimos nosotros. Nos huele a Cordobazo. Es que con el paro del próximo 7 de marzo en ciernes, vemos acelerarse aquel acercamiento entre los sectores asalariados que sufren a flor de piel los costos del ajuste, y los estudiantes universitarios (muchos de los cuales votaron a Macri y a Cornejo), quienes prometen asistir a la movilización conjuntamente con los trabajadores. Parte de los sectores más dinámicos de la pequeña burguesía, aunque no la única. La mediana y pequeña empresa también rechazan la política nacional de Cambiemos.