Carla Bullones — Ciencia Politica y Adm. Pública FCPyS

Repudio al aumento del colectivo

Publicado en Universidad Jueves, 13 Diciembre 2018 12:13

 

Manifestamos nuestro repudio frente al anuncio del aumento del boleto urbano de transporte público. Se estima un aumento entre los $14 y $16 para el colectivo urbano en 2019, casi un 30% más de lo que cuesta hoy este trasporte.

 

A partir de 1991, tras la caída del muro de Berlín, Estados Unidos instauró su hegemonía en el mundo, instalando su pensamiento como pensamiento único.

La Factoría Pampeana: Parte I

Publicado en Universidad Martes, 27 Noviembre 2018 22:24

Desde Revista Universitaria, compartimos con nuestros lectores una serie de síntesis sobre la obra «Revolución y Contrarrevolución en la Argentina». En esta oportunidad, la primera parte de la Factoria Pampeana. 

UNA FORMA MÁS DE MERCANTILIZAR LA EDUCACIÓN

Publicado en Universidad Martes, 27 Noviembre 2018 20:48

 

El programa político del gobierno de Macri, basado en el ajuste, la inflación, el desempleo, el endeudamiento para garantizar la transferencia de renta nacional al exterior, el recorte (cada vez mayor) sobre el presupuesto en educación, la ciencia y la técnica; no es posible sin las supuestas verdades académicas que reproducen las instituciones educativas en nuestro país.

Bajo el gobierno de Juan Domingo Perón, el 22 de Noviembre de 1949 se sanciona el Decreto N° 29.337, suprimiendo el cobro de los aranceles universitarios, permitiendo a miles de argentinos y argentinas acceder a los estudios superiores.

En el centenario de la Reforma Universitaria es importante rescatar su carácter latinoamericano, democrático, nacional y popular. Estos elementos deben servir como clave para comprender a través de los hechos del pasado, nuestro presente y el porvenir.

Con olor a azufre, finalizó la Cumbre de las Américas con sede en Perú. La octava convocatoria a esta cumbre tenía como tema principal la “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”.

Nuevamente la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informa como las ventas minoristas mantiene su franco retroceso mes a mes. En el último mes las Pymes registraron una caída del 2 por ciento frente a igual mes del año pasado.

A mediados de los años 70 Estados Unidos sufre un abultado déficit en su cuenta corriente. Nixon, presidente de Norteamérica, decide devaluar el dólar, esto supuso un revés para los principales países productores de petróleo, ya que el precio estaba fijado en dólares, disminuyendo así el valor de sus exportaciones, impulsando a los representantes de la OPEP[1] a cuadriplicar el valor del crudo en solo dos meses.

Este acontecimiento es fundamental para explicar el endeudamiento argentino y latinoamericano, porque a partir de la crisis mundial de los años setenta, surgen  los llamados “petrodólares”, fruto del aumento de los precios internacionales del petróleo. Los países productores de petróleo colocaron una gran parte de estos fondos en grandes bancos internacionales que luego fueron colocados  como préstamos en países necesitados de capitales, y sólo los países del Sur podían ser las victimas de esa maniobra.[2]

Para volcar este chorro de préstamos, era necesaria la imposición de planes liberales basados en una serie de supuestos y “recetas” a ser aplicados. El 24 de marzo de 1976 iniciaba la dictadura cívico militar  de Martínez de Hoz y de Videla, iniciando un nuevo modelo económico basado en la concentración, transferencia de la renta nacional de los argentinos y argentinas hacia el exterior y el endeudamiento externo, y para eso  aplicaron políticas tales como: liberación de precios, congelamiento salarial, devaluación, liberalización del régimen de inversión extranjera y del comercio exterior, desocupación, etc.[3]

Aquí debe encuadrarse el interés del sistema financiero internacional del momento, que tuvo sus enormes ganancias gracias a nuestro endeudamiento.

Al disminuir la tasa de interés de Estados Unidos, y promover una tasa de interés alta  en América Latina, se instala en nuestro país la bicicleta financiera, generando un derrumbe en nuestra industria y destruyendo el mercado interno, que habían crecido exponencialmente durante los gobiernos de Juan Domingo Perón, volcando toda la economía a la especulación.

Durante este periodo la deuda externa sufrió un brutal crecimiento pasando de U$S12.000 millones en 1978 a U$S 43.000 millones en 1982, de ese dinero solo  ingresaron a nuestro país 20.411 millones de dólares. La deuda contraída por la dictadura cívico militar se destinó  en un 33% a pago de intereses de deuda y un 44% para sostener la trasferencia de renta nacional al exterior de forma legal e ilegal. [4]

Para llevar esta feroz política de destrucción del Estado peronista y garantizar un modelo rentístico financiero que ponía a la economía al servicio de la especulación y las finanzas  fue necesario el uso por parte del gobierno del aparato represivo del Estado. Destruyendo al movimiento obrero y la  legislaciónlaboral más avanzados de todo el continente, a la clase trabajadora e instalando el miedo y el terror al pueblo argentino. Ese brutal ajuste nos costó 30.000 vidas y una brutal represión.

 



[1] Organización de países exportadores de petróleo (OPEP) compuesto por Arabia Saudita, Abu Dabi, Irán, Irak, Katar y Kuwait.

 

[2] MARIO RAPOPORT, Las políticas económicas de la Argentina. Una breve historia. Buenos Aires, 2010.

[3]MAURO AGUIRRE,  Estallido del modelo económico implosión del sistema político. Mendoza, 2002.

 

[4] CALCAGNO ALFREDO ERIC, CALGAGNO ERIC La nueva deuda externa explicada a todos. Buenos Aires: Catálogos, 2006.

 

El pilar de este gobierno: La deuda

Publicado en Opinión Martes, 20 Marzo 2018 11:09

 

La feroz política de endeudamiento que se está llevando adelante por el gobierno de Mauricio Macri es desconocida por la mayor parte de los argentinos y argentinas que, diariamente escuchamos que el gobierno volvió a tomar deuda.  No percibimos, producto del ocultamiento que hacen los medios monopólicos de comunicación y en gran parte el sistema educativo, que la pérdida del trabajo, del poder adquisitivo, el aumento de la inflación, el recorte del salario a nuestros jubilados, y lo costoso que es llegar a fin de mes están directamente vinculadas a ello.

Resulta importante analizar el porqué del nivel de endeudamiento de este gobierno, que solo ha servido para financiar las operaciones especulativas de distintos grupos económicos, y el funcionamiento de la bicicleta financiera. Macri tiende a garantizar a los grandes monopolios extranjeros y sus aliados locales las divisas necesarias para que toda esa renta que es resultado del sudor y el esfuerzo de todos los argentinos, pueda ser libremente transferida al exterior. Y los argentinos, que paguen a cien años.

Esta posibilidad de convertir la renta generada en nuestro país en moneda extranjera  es un mecanismo habilitado por el Banco Central. La famosa “convertibilidad” que contrariando a quienes dicen que dejo de tener vigencia, hoy en nuestro país todavía se pueden convertir pesos a dólares o viceversa. Este es el principal mecanismo por el cual la suma de los ingresos que se producen en concepto de bienes y servicios en nuestro país se va al exterior.

A este gobierno le interesa mantener el endeudamiento. Lo necesita, no solo para tapar el enorme déficit fiscal provocado por  la falta de recursos que ha dejado de percibir el Estado luego de eliminar las retenciones agrarias e industriales, la baja de retenciones a la soja, entre otras medidas que achicaron la caja del Estado, sino también para  mantener un tipo de cambio estable. Necesario este para sostener la timba financiera, que le permite a las grandes empresas hacer girar la bicicleta y obtener ganancias a partir del diferencial de tasas y especulando con el valor de la divisa extranjera.

Ahora vamos a los números, veamos. Desde que asumió Macri en diciembre de 2015 hasta mediados del 2017, el monto de la deuda supero los u$s 253.989 millones, un 46% del PBI. Es decir que, en un año y medio, el gobierno  aumentó un 20% el monto total que debe pagar el Estado argentino en términos nominales. Hoy ese monto supera el 35% más de endeudamiento que hace dos años, equivalentes a 342.000 millones de dólares. Según El Observatorio Fiscal Federal se estima que la  relación deuda-PIB ya es del 60%.[1] Estos números, sin embargo, no son finales, porque corren ininterrumpidamente los interesesCada segundo  se suman 862 dólares de nueva deuda.[2]

De esta manera, no todos nos beneficiamos con la deuda, son unos pocos los que hacen negocios con estas políticas llevadas a cabo por Mauricio Macri, mientras tanto los dólares se van, y el gobierno tiene que pedir prestados más dólares para seguir pagando los intereses de la deuda. Mientras esto sucede, además necesita dinero para sostener el Estado argentino, y entonces tienen que ajustar y ajustar, pero no ajustan sobre el negocio que realizan los grandes empresarios, sino a los argentinos y argentinas que no pueden llegar a fin de mes, o que se quedaron sin trabajo, o no les alcanza la jubilación para pagar los remedios. Para Macri el “gasto público” se resuelve cagando a los argentinos. MMLPQTP.



[1] https://elpais.com/economia/2018/01/01/actualidad/1514832832_626904.html

[2] https://www.cronista.com/economiapolitica/Balance-la-deuda-en-los-dos-anos-de-gestion-de-Macri-201712010129.html