YPF y soberanía energética. Hay que retomar donde habíamos dejado

Hace algunos días, explicábamos en una nota publicada en esta revista (“Revolución de la alegría” para el sector energético. Tarifazo para el pueblo argentino), cuál es el exorbitante beneficio que ha alcanzado el concentrado sector energético en nuestro país, a razón de las medidas del gobierno de Mauricio Macri. Y en consecuencia, cómo, fruto de estas medidas, los argentinos y argentinas han visto el deterioro de su poder adquisitivo por pagarle la fiesta a las empresas que generan, transportan y distribuyen la energía. (1)

 

Este asunto merece un responsable análisis. La actividad energética, capaz de generar puestos de trabajo, automatizar la producción, aumentar la productividad y mejorar las condiciones de vida de hombres y mujeres (etc.) constituye una gran importancia en el desarrollo de una sociedad. En nuestro país, este recurso, genera los resultados anteriormente citados, siempre y cuando sea el Estado quien haga uso de él con total soberanía.

Argentina y soberanía energética

La caída del radical Hipólito Yrigoyen fue producto de varias causas. Una de ellas, el uso soberano del manejo de nuestra energía. Se aproximaba la aprobación de la Ley de nacionalización del petróleo cuando el peludo es desplazado del poder ejecutivo.

En 1922 se crea YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), su ideólogo y primer presidente, Enrique Carlos Alberto Mosconi dedicó grandes esfuerzos para incrementar la exploración y desarrollo de la extracción de petróleo. Recibiendo un monto inicial de 8 millones de pesos por parte del Gobierno Nacional, YPF se financió a sí misma, sin préstamos ni inversiones extranjeras. (2)

Para febrero de 1930 se había logrado una baja sustantiva en los precios de los combustibles, gracias a la acción realizada por la YPF estatal dirigida por Mosconi en contra de los trusts (Standard Oil y Royal Dutch Shell), alcanzando así YPF una participación en el orden del 30% del mercado (cuando hacía 8 años su participación en el mismo era ínfima). (3)

70 años después (1992), YPF fue privatizada por el gobierno de Carlos Menem. YPF, sociedad del Estado, pasó a ser una Sociedad Anónima. Para el año 1998, el sector privado concentraba un 75% de las acciones. Y, en 1999, culminó su privatización cuando el Estado vendió a Repsol un 14,99% de las acciones.

Sin el manejo de nuestros recursos energéticos, las ganancias, y la disposición de qué hacer y cómo, con nuestra energía, quedaba al antojo de la extranjería. Durante la gestión de Repsol, las reservas de petróleo habían disminuido. La falta de inversión y escasa producción llevó a que Argentina tuviera que importar más gas y petróleo del que produjo. En consecuencia, para el año 2012, por decisión de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Yacimientos Petrolíferos Fiscales es estatizada. Sin dudas, constituyó este proceso un hecho político digno de ser celebrado. Sin embargo, tenemos que decir, que se hizo tarde: 9 años pasaron (Néstor primero y Cristina después), desde la asunción de un gobierno de tinte popular, para decidir soberanamente qué hacer con tan importante recurso. (4)

Con la estatización de YPF (51% de las acciones en manos del Estado), los argentinos y argentinas contamos con la posibilidad de abastecer a nuestra población y al sector productivo, y tomar las decisiones consideradas correctas y convenientes para direccionar las inversiones hidrocarburíferas. Algunos datos permiten observar los beneficios de la medida en cuestión: la producción de crudo aumentó un 8,6% y un 8,8% lo hizo la producción de gas; para 2014 se contó con 80 equipos de perforación y por cada equipo se emplearon de forma directa unas 100 personas. (5)

Energía y macrismo

Mauricio Macri considera un error muy grave haber expropiado YPF. Afirma que eso generó daño en las relaciones con los españoles, y como a Mauricio le fascina tener buenos tratos con quienes incurren en nuestro país para expropiar nuestra soberanía, en el año 2017, vendió un 25% de las acciones de la división YPF Energía Eléctrica a General Electric Company. YPF, que era controlada por la nación ahora comparte los bienes del Estado con la empresa estadounidense. (6)

La cuenta es sencilla, con YPF de nuevo en la rueda entreguista, el país no es conducido al abastecimiento energético, por el contrario, la inversión hidrocarburífera cayó un 11% en 2017 en relación a 2015. Vale decir, que  la menor producción de petróleo local fue compensada con mayores importaciones (acumulando el alza del déficit comercial), tanto de petróleo como de naftas y gasoil (7).

Ante el retorno de una política extranjerizante en materia de energía, ¿qué hacer?

Primero: sacarlo a Macri de la rosada. Acto seguido, quien conduzca el Estado, ha de hacerlo con los principios que impulsa el nacionalismo económico retomando donde habíamos dejado: recuperar la tradición yrigoyenista, fortalecida por el peronismo, y devuelta, parcialmente, por el gobierno de los Kirchner. Éstos fundándose, en menor o mayor medida, en el Plan de Operaciones de Mariano Moreno, promovieron el manejo soberano de nuestros recursos energéticos.

Será necesario fortalecer las políticas que nos conduzcan al autoabastecimiento energético: realizar acuerdos con el capital privado para contar con la industria pesada necesaria, siempre que el Estado sea quien ponga las condiciones, que nos permita profundizar la obtención y el uso responsable de nuestros recursos; promover desde las universidades, como sustancial usina formadora de pensamiento, los y las profesionales que piensen y ejecuten la política energética en función de los argentinos y las argentinas, etc. Conquistada la soberanía energética y orientada al desarrollo industrial, será posible reapropiarnos de la prosperidad nacional que antaño conocimos y de la que hoy, nos han despojado.

 

FUENTES.

(1)   http://www.revuniversitaria.com.ar/index.php/informacion-academica/1753-revolucion-de-la-alegria-para-el-sector-energetico-tarifazo-para-el-pueblo-argentino

(2)   https://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Mosconi#YPF_y_la_nacionalizaci%C3%B3n_del_petr%C3%B3leo

(3)   http://www.labaldrich.com.ar/un-golpe-con-olor-a-petroleo/

(4)   https://es.wikipedia.org/wiki/YPF#Privatizaci%C3%B3n

(5)   http://www.diariojornada.com.ar/93456/economia/destacan_los_beneficios_de_la_gestion_estatal_de_ypf/

(6)   https://www.telesurtv.net/news/Gobierno-de-Macri-vende-25-de-petrolera-YPF-a-estadounidenses-201712170030.html

(7)   https://www.energiaynegocios.com.ar/2017/09/pese-a-la-fuerte-reduccion-de-subsidios-la-produccion-de-hidrocarburos-cae-las-inversiones-tambien/