Télam: Entrevista a Marisa Carrizo, Secretaria General del Sindicato de Prensa de Mendoza

Compartimos la entrevista realizada por Revista Universitaria a Marisa Carrizo, Secretaria General del Sindicato de Prensa de Mendoza (SiPreMen), sobre los despidos masivos que se efectuaron en la Agencia Nacional de Noticias Télam.

RU: Respecto al despido masivo de trabajadores que ha habido en la agencia Nacional de Noticias Télam, ¿nos podrías contar como se inició el conflicto, cuál es tu opinión como Secretaria General del Gremio de Prensa en Mendoza, qué medidas va a tomar el sindicato y cómo sigue la situación a partir de las últimas novedades en las que se plantea la posibilidad de que los trabajadores despedidos sean reincorporados?

MC: “Específicamente con lo de Télam, vemos que ha prosperado un Amparo, que han interpuesto los compañeros del SiPreBA. A nosotros nos pasó algo semejante cuando echaron en el 2014 a compañeros del “UNO”, del diario concretamente, también interpusieron un Amparo y la justicia decidió el restablecimiento con el consentimiento de la gente. En este caso el juez, ha establecido que no se pueden realizar despidos masivos como han hecho sin el procedimiento preventivo de crisis, procedimiento de crisis significa que, la empresa tiene que demostrar que está en crisis y eso significa la intervención también de los sindicatos. No se cumplió con ese procedimiento previo y se echo masivamente, hasta se deja entrever una discriminación ideológica y sindical. Tenemos entendido que son cinco personas (los despedidos) pero están en la misma situación que el resto”.

Nosotros acá tenemos a siete personas que están en la agencia Télam, de los cuales a dos, les llegó el telegrama de despido con la respectiva indemnización, tenemos un compañero fotógrafo que hasta ahora no le llego el telegrama de despido, pero tiene un monto importante en su cuenta que entiende que es la indemnización. Ha pedido a fines de junio un telegrama aclaratorio de su situación, no le ha llegado nada, lo que demuestra la desprolijidad, la falta de consideración total con que se ha hecho este procedimiento, creo que es una falacia, una mentira de que es gente de la gestión anterior, que son militantes kirchneristas, es mentira porque es gente que tiene años, es más, uno de los compañeros creo que tiene más de veinticinco-treinta años de tarea. Es decir, no tiene absolutamente nada que ver”.

Lo que vemos en este proceso de Télam, y lo que vemos en la actividad general, es un ajuste feroz, el mismo que se está dando en toda la sociedad y que el interés es, justamente, cambiar redacciones que están perfectamente encuadradas, ¿qué significa eso?, que están bajo convenio, que los empresarios tiene que respetar el pago, por ejemplo, de los aportes por ley, me estoy refiriendo a jubilaciones, obra social, etc.  Es lo que el Presidente de la Nación define como “el costo laboral”, que en la Argentina los empresarios tienen problemas porque hay un costo laboral alto. Justamente por eso, porque tienen que pagar cargas sociales, lo que decimos es el sistema social, el sistema de contención social que tiene nuestro país y que no lo tienen otros países de América Latina, porque acá ha habido procesos sindicales, procesos políticos, que en su momento, indudablemente lo han garantizado. Te estoy hablando en la época del Peronismo”.

RU: ¿Una de las legislaciones laborales más avanzada de América Latina, no?

MC: “Totalmente, han tenido que tener una gran fortaleza política en su momento, cosa  que es tan difícil de conseguir como para imponer todos esos cambios y esos beneficios que al fin y al cabo es contención, porque que un trabajador tenga obra social, al igual que en la jubilación, que un trabajador esté bajo convenio, es una legislación superior a otras instancias. Con un convenio vos siempre vas mejorando las condiciones y eso es lo que no quieren los empresarios, no quieren los convenios, quieren el menor costo laboral posible.  Y esto que tanto impulsa el Gobierno Nacional de que “Va a haber más inversiones si bajamos el costo laboral”, mentira, siempre va la rentabilidad empresaria. No se distribuye, la única manera de distribuir es a través de una legislación que garantice la vigencia de este sistema laboral que tenemos, estos beneficios laborales que tenemos, que quieren echar por tierra con la Reforma Laboral. ¿Por qué? Porque quieren al monotributista, ¿Querés obra social?, ¿Querés jubilacion?, pagatela como Chile”.

RU: ¿Vinculás este ajuste a la deuda que ha tomado el Gobierno Nacional?

MC: “La plata de los retiros voluntarios de Télam y un montón de otras situaciones, el decreto que salió la semana pasada para terminar con contratos eventuales, con los contratos por convenios con la Universidad, todo eso, tiene que ver con esto. Te puedo decir por ejemplo, “Radio Nacional Mendoza”, tenemos compañeros con contratos eventuales, hace años y eso es fraude laboral, porque la ley establece que una persona puede trabajar tres meses a prueba por contrato pero no 10 años, ni siquiera un año, todo eso es fraude laboral. Y tarde o temprano van a tener que pagar, para eso está esa plata que les han dado, para achicar. Te das cuenta, cuando quieren tocar al sector económico, al que tiene poder económico, a su grupo de pertenencia, no lo quieren hacer”.

El verdadero objetivo es eso, evitar esa distribución de recursos que tenemos instalada en este momento por dentro. Terminar con ese orden legal, en perjuicio de los trabajadores y en beneficio de la rentabilidad empresaria, por ese lado pasa el ajuste en el Estado. Nos está pasando con empresas, como por ejemplo, diario Los Andes, que despidió el año pasado, en agosto a 7 personas”.

RU: ¿Ahora han despedido más trabajadores?

MC: ”Sacó un retiro voluntario (Diario Los Andes), que dijo que era de el uno cuarenta (1.40), es decir, como una indemnización y un 40% más. No era así, es muy perjudicial para los trabajadores”.

La novedad que tenemos desde el viernes, es que como no les fue tan bien con los retiros voluntarios, dos personas, dos compañeros, excelentes periodistas, de hace muchos años los dos, les quisieron cambiar las condiciones de trabajo después de que uno de ellos se especializara en economía, después de hacer posgrados, de tratar de perfeccionarse, igual la otra compañera, los dos de la sección economía, a uno lo pasan a políticas y el otro querían que fuera a redes. Es un cambio de condiciones de trabajo y querían cambiar el horario y los francos. Ellos no se resistieron, quisieron mantener la relación laboral, pero advirtiendo que no lo aceptaban y los echaron. Y los echaron con causa, es decir, para no pagar la indemnización. Indudablemente vieron que no les fue bien, que tuvieron solamente 20 retiros voluntarios, querían más, porque tampoco era atractivo, era una barbaridad el retiro en 24 cuotas, entre otras cosas”.

RU: Finalmente se ven casi obligados a irse del trabajo…

MC: “Claro, quien quiere un retiro voluntario, un monto de dinero ahora, cuando lo que te importa es la fuente de trabajo. Y sobre todo cuando te queda mucho tiempo por trabajar porque alguien que, a lo mejor le queda poco tiempo para jubilarse lo piensa, yo creo que siempre es mejor la fuente de trabajo pero, lo piensa. Pero las personas muy jóvenes ¿Qué hacen con el retiro?”

Creo que el fondo de la cuestión es ese. Indudablemente todo esto esta alentado por organismos internacionales que tienen una visión muy distinta cuando se habla de distribución, lo único que les interesa es la concentración, que se concentre más la riqueza de lo que ya está concentrada en este momento en el mundo, en donde muy pocas personas son las que tienen la mayoría de los recursos. Es la gran puja y el salario, la jubilación, la obra social es la alternativa de distribución, de distribuir un poco los recursos, con las grandes mayorías”.

Esto funciona una advertencia al resto de la redacción. Nos objetan cualquier cosa de las decisiones que tomamos y están en la calle, pero lo que espero también con lo de Télam, es que no sea un paso previo para la declaración de la crisis en donde las indemnizaciones son del 50%”.

RU: ¿Qué posibilidades hay que los reincorporen y de que declaren la crisis dentro de dos meses para luego volverlos a despedir?

MC: “Y…puede llegar a pasar, o sea, los pueden echar y con el 50%. A ver, la plata de las indemnizaciones estaba, no se está demostrando que haya crisis. Vos podrás decir…”es que lo que puso el fondo (FMI)”, lo que sea, pero hay gente acá que se que ha cobrado o le depositaron muy buena plata, gente que tenía muchos años y eso apareció así, de un día para el otro, no veo donde está la crisis. Pero vos sabes, a veces, como las situaciones se pueden dibujar, se puedan dar vuelta y esperemos que realmente sea una reinstalación efectiva en los puestos de trabajo y que se respete.  Que sea un freno para este proceso que, justamente desde que esta Macri, están avanzando en el vaciamiento de los medios públicos”.

Esto que paso en Télam es un ejemplo, pero sabemos que corremos serios riesgos acá, por ejemplo en “Radio Nacional” con todas sus delegaciones en todo el país, que este ajuste alcance por ejemplo, a los contratos eventuales que tenemos ahí. Fraude laboral como decía recién, gente que hace años que esta, son periodistas de hace años y están contratados. Han sacado en Radio Nacional, en todo RTA, los retiros voluntarios que es lo que hicieron antes en Télam. A ver, acá hay una cuestión muy clara, nosotros hablamos porque nos paso esto en febrero del año pasado, que nos echaron a gente, a Matias Ricardi, compañero de “Libertador”, un compañero del sur que logramos restablecer, simplemente porque estuvo presente en una reunión con Lombardi; y Lombardi se comprometió directamente,  por eso lo restablecieron, no le quedó otra. Pero a los otros, que también nos dijeron que los iban a reincorporar, a dos compañeros del sur y a Matias Ricardi, no lo hicieron”.

Hablamos con Pablo Ciarliero que era, en ese momento, Subdirector de Radio Nacional a nivel Nacional y el segundo de Ana Gerschenson la Directora de Radio Nacional. Ciarliero es el que mandan a Télam, lo sacan de Nacional y lo mandan a Télam y hace este recorte, o sea es un tipo que anda recortando…y él nos decía, que nos lo dijo Lombardi en su momento, que ¿cómo se justificaba que Nacional tuviera una planta de 1600 personas, cuando otras radios por ejemplo, no me acuerdo si dijo “Continental” o una de Buenos Aires, con la mitad o 600 personas hacían radio en todo el país?. Si vos tenés un locutor y a alguien que hace boletines y nada más y un operador, seguro podes utilizar menos plata. Si vos querés hacer radio, si querés reflejar la realidad de cada provincia, de cada ciudad, así no se puede”.

Levantaron “FM Baxada” en Entre Ríos, que era una FM que se dedicaba a la transmisión de noticias locales. Como han recortado horas extras, por ejemplo “FM Radio Nacional Esquel” creo que fueron los 5 días de Semana Santa, que fue un feriado muy extenso, como no pagaron horas extra la radio directamente no trabajó y conectan directamente con “Radio Nacional Buenos Aires. Entonces vos estás en Esquel, estás en Bariloche y sentías como estaba la Panamericana, como estaba la temperatura en Bs. As. y no lo que pasa en el lugar y no les interesa, a pesar de que lo hemos discutido allá, con la gente de recursos humanos”.

Lo hablábamos cuando estaba Fernandez Oliveira de Recursos Humanos Nacional de Buenos Aires, — ustedes recortan horas extra en el interior, no mandan, por ejemplo, gente para cubrir las transmisiones deportivas de Godoy Cruz en Mendoza, entonces la audiencia del interior no escucha a Godoy Cruz. Ahora ustedes nos recortan cuando van a cubrir acá, en Buenos Aires, a Boca. Entonces hay una discriminación, porque al fin y al cabo, obviamente somos un sindicato, nos interesa la fuente de trabajo, lo vamos a defender y es una cuestión central pero hay otro aspecto, la calidad informativa,  el derecho a la información, lo que le concierne saber a la gente y fundamentalmente como no vas a priorizar la información del entorno, lo que pasa en donde vivís, desde lo más sencillo, la temperatura para saber cómo tenés que salir vestido, hasta las decisiones que toman en tu comuna-. Nosotros vamos a San Rafael, hay una radio cabecera que es “LV4” que es muy importante, porque en el sur, que es la radio cabecera del principal departamento del sur y hay una gran cantidad de población que escucha “LV4”, te estoy hablando en los distritos, te estoy hablando del 25 de Mayo, Cuadro Benegas y dependen de la información de “LV4”y de la FM que tenía también “LV4”. Ni hablar “LV19”, “Radio Malargüe”, “Radio Frontera” todo el pueblo escucha LV19, quiere saber del intendente, que paso con el pronóstico, todas las noticias locales. ¿Cómo vas a recortar al punto que en determinado momento, como no le pagas horas extra al personal, directamente conectas con Nacional Buenos Aires?, eso es vaciamiento de los medios públicos”.

Dicen Télam, “Ah, estaba lleno de kirchneristas”. Mentira, había gente que hace años que trabajaba y que “hemos sacado una pesada carga…” lo dijo Lombardi, que también teníamos acá, “se ha priorizado el periodismo y no a la propaganda política”, “se ha priorizado a los periodistas y no al militante”. Una mentira. Primero, cada periodista puede pensar como se le de la gana, el tema está en que sea profesional en el momento de escribir. ¿Qué es ser profesional? Considerar los distintos flancos de una realidad; una mentira absoluta. Sacan a 300 personas, dicen “Aaah gente, sobrecarga” y Télam empezó a cumplir muchas funciones, hasta creo que tenían un espacio para videos y difusión, no era la solamente la vieja agencia que escribía un cable, lo difundía y lo disparaba a todo el país. El tema de las redes ha ocupado otro espacio, todos los medios la utilizan, entonces al ir variando el arco de posibilidades de tareas, necesitas más gente, necesitas gente capacitada y todo eso es lo que han invisibilizado y lo han centrado en una mentira como decir “eran todos militantes”.

RU: ¿Estos fueron los argumentos para aplicar el ajuste?

MC: “Claro, son todos argumentos para decir, “recortamos, porque en realidad era gente que militaba y hacia propaganda acá”, una mentira. Si entramos en esa, cuántos podemos señalar que vienen haciendo propaganda a la actual gestión”.

RU: ¿Te parece que el objetivo es desprestigiar la actividad política y la actividad sindical?

MC: “El sindicato es mala palabra, indudablemente. Si haces una medida de fuerza…”Estas afectando el derecho de la gente… ¿Cómo vas a cortar calles?” A ver, pregunto, cuando los movimientos sociales, cuando los sindicatos hacen una medida, paran o hacen un corte, ¿Cuál es la escala del derecho? ¿Qué derecho está por encima del otro? ¿Que prima, el derecho a circular o el derecho a comer?”.

Por eso hay que pelear. La otra vez compartíamos un acto con la gente del SUTE, Hnríquez y él decía algo que es cierto: “A veces al sindicalismo, la gente lo ve, como algo desde ya corrupto. Ahora, ¿qué ha pasado?, que aún siendo la gente la perjudicada, los mismo docentes, por ejemplo, que votaron a este gobierno, no ven o no entienden el mensaje de que, cuando se ataca esta política dicen, que son solo los sindicatos los que están viviendo de las obras sociales o los vagos, se combate a eso y no el fondo”.

No se dan cuenta que cuando se establece ese techo, el incremento paritario del 15%, me están perjudicando a mí y siguen siendo los sindicatos “los malos”. ¿Por qué no hemos logrado, persuadir o que ese discurso, que el objetivo de la lucha sea compartida y aceptada por la mayoría de la sociedad? Porque en la sociedad la clase media, se creen muy fuera de eso, muy desligada de eso, y son los primeros perjudicados”.