Por si quedaba alguna duda: no son la vida, no son la paz. Son Marcos Peña, el ajuste y Christine Lagarde

Marcos Peña recibió ayer a algunos militantes del brazo universitario de Cambiemos. Con la excusa de conversar «sobre los desafíos del sistema universitario argentino, y sobre las distintas problemáticas y posibles soluciones que hoy tenemos los jóvenes argentinos para ingresar, permanecer y graduarnos de las universidades pública», algunos morados de ayer y hoy acudieron a los brazos de su compañero, el Jefe de Gabinete.

Nos sorprende que se hayan reunido a discutir estos asuntos, ya que además de morados o referentes del Pro (que a esta altura viene a ser casi lo mismo) hay otro factor común que tienen todos los asistentes a esta reunión: SON CÓMPLICES Y RESPONSABLES POR OMISIÓN DEL AJUSTE QUE EL GOBIERNO DE MAURICIO MACRI ESTÁ LLEVANDO A CABO EN TODOS LOS ÁMBITOS. No es capricho que esta afirmación no esté acotada exclusivamente a la cuestión educativa. El problema cultural, sustentado en las falencias de la educación universitaria, desemboca luego en todos los problemas que nos aquejan hoy en día. Y además, los militantes de la Franja han sabido utilizar todos los cargos que han conseguido dentro y fuera de la universidad para ocultar o profundizar esto aun más.

Repasemos el prontuario algunos de los presentes en la reunión:

Alejandro Finocchiaro: actual Ministro de Educación. Abucheado en Córdoba durante su discurso por los 100 años de la reforma universitaria,muestra del descontento popular con su gestión. Nada ha dicho acerca de la represión a docentes en Corrientes y Chubut, y ha hecho oídos sordos al reclamo por la reapertura de paritarias.

Josefina Mendoza: ex presidenta de la Federación Universitaria Argentina (FUA), actual diputada nacional por Cambiemos. En el corto tiempo que lleva en el Congreso ya votó en contra de la ley anti tarifazos, y a favor de la reforma previsional que recorta los montos de jubilacones y asignaciones.

Danya Tavela: subsecretaria de políticas universitarias. En su paso por la militancia universitaria por supuesto que se puso la camiseta morada. Y en su gestión en la SPU, fue quien anunció el recorte por $3000 millones en el presupuesto universitario.

Juan Pablo Cebrelli: mendocino, estudiante de derecho en la UNCuyo. Secretario General de la Mesa Nacional de la Franja Morada. Adulador incansable de Cornejo (quien ya sabemos que intereses defiende).

Así se explican las posiciones que toman los moraditos menores. Como conducción de la Federación Universitaria de Cuyo no quisieron acompañar a los trabajadores en su justo reclamo manifestado en el último paro general. Casi ninguno dice nada del acuerdo con el FMI, pero los que si se expresan, lo aplauden. Son defensores de Cornejo, y de medidas como el ítem aula. Hasta el día de hoy no justifican que hicieron con $800.000, siguiendo este camino, quizás el día de mañana los más vivos tendrán cuentas en paraísos fiscales, o declararán sus casas como baldíos.

Y aunque con frases como «la Franja no es Macri, que no te mientan», los morados con los que nos cruzamos en la cotidianeidad buscan lavarse las manos respecto de todo lo mencionado anteriormente; a la hora de los hechos salen posando abrazados, sonrientes y orgullosos con Marquitos, uno de los principales responsables de la miseria Argentina. Nos siguen dando motivos que justifican que son funcionales a todas y cada una de las medidas que perjudican al pueblo. Todo lo dicho es así lisa y llanamente porque es lo que son: son el ajuste, son Macri, son el FMI. Muchachos, dejen de negarlo.