Macri y la Franja agregan un nuevo amigo al grupo de WhatsApp

Es común en nuestros días encontrarnos con que algún amigo nos agregó a un grupo de WhatsApp, ya sea para charlar con algunos que nos vemos poco o para usarlo como medio de comunicación para cualquier tipo de actividad. “Facultad”, “Fulbito el finde” o “Trabajo” suelen ser algunos de los nombres más comunes que tienen.

A pesar de la poca importancia que pueden tener algunos grupos, llegando muchas veces al punto de silenciarlos por un año y entrar a ver los mensajes cuando nos aburrimos, lo cierto es que hay otros grupos donde suelen definirse cosas importantes. Tal es el caso del grupo de Cambiemos.

En el día de ayer  uno de los grupos más relevantes en la política argentina añadió un nuevo integrante, el FMI. Dicen que Macri primero recorrió el grupo en conversaciones privadas para juntar los porotos, pasando por Cornejo y la Franja, hasta llegar a Carrió y agregar así un viejo amigo. Dicen que la Franja pataleó un poquito diciendo que si lo agregaban iba a “criticar” las cosas que hagan mal, pero con la nostalgia a flor de piel tras haber agregado la semana pasada a Cavallo, o “Mingo” como le dicen los amigos, decidieron aceptar a otro viejo conocido.

Tal es el caso del FMI, donde además de agregarlo al grupo “le dieron las riendas” por su probada responsabilidad: Cada vez que hay quilombo de guita en algún país el Fondo está metido, para bien o para mal demuestra su interés, mérito suficiente. Con este criterio  Macri decidió nombrar al nuevo integrante como administrador y agregó: “Bueno chicos, ya no tengo nada que hacer por acá… cualquier cosita se manejen con “Mingo”.

No podemos probar o refutar esta conversación, pero lo que sí es cierto, es que la última vez que se juntaron estos personajes, la Argentina termino con un 20% de desempleo, 50% de pobres, una deuda exorbitante, 39 compatriotas muertos en Plaza De Mayo y un presidente radical yéndose en helicóptero. Aunque tengan preparado el botón de “abandonar grupo”, nosotros ya sabemos quiénes son los responsables.