Sobre cómo Pizzi y la Franja Morada quieren privatizar la educación

Es sabido que la Franja Morada le puso la apoyatura estudiantil al actual rector, Daniel Pizzi, en las últimas elecciones a Rector de la Universidad Nacional de Cuyo en 2014. Esto les trajo grandes beneficios, como la posibilidad de utilizar a la Universidad como prestamista de confianza a tasa cero, cargos en el rectorado, remeras nuevas, etc., etc., etc.

Sin embargo, lo que los “defensores de la educación pública y gratuita” hicieron fue poner en el gobierno universitario a otro cómplice del robo y del ajuste del gobierno macrista para llevar adelante estas políticas en la Universidad también. ¿Suena contradictorio? Bueno, esa es la naturaleza de la Franja Morada, que no sabe cómo explicarle a los estudiantes que los votaron, los votan o los apoyan, su filiación con Mauricio Macri.

 

En los pasillos se comenta que en una reunión de Decanos y Decanas de las unidades académicas que conforman nuestra Universidad, el Rector del ajuste, le “sugirió” a quienes estaban presentes que sus facultades “empiecen a producir”.

Si uno no conoce la ideología que guía a este sujeto, puede parecer algo sin importancia, pero lo que quiere decir el Rector de la Franja es que las Facultades tienen que generar algún que otro ingreso para evitar el pedido de dinero al rectorado.

¿Cómo se hace eso? Pues para esta gente es tan fácil como ARANCELAR. Si cobrásemos una cuota, bajo el aval de la ordenanza 72/14 del Consejo Superior de la UNCuyo, que establece en el anexo 1, apartado 12.1 de Recursos Financieros que la licenciatura debe autofinanciarse teniendo en cuenta el siguiente orden: “Primero a través del financiamiento genuino que le corresponde al Estado en cuanto a la Educación; segundo, a través de fuentes de financiamiento diverso (ONGs e institutos privados) y tercero: a través del aporte solidario y voluntario de los inscriptos”, el rectorado no tendría que gastar tanto en Educación.

Sabemos hasta dónde están dispuestos llegar porque ya lo vivimos en el 2016 con el arancelamiento de la Lic. en Higiene y Seguridad Laboral[1]. Frente a esto los gremios estudiantiles, docentes, no docentes y parte de la comunidad universitaria movilizaron para poner marcha atrás a esta situación. ¿Adivinen quiénes no se hicieron presente? Si, la Franja Morada, simplemente porque no puede enfrentar a quien le da de comer.

Esta lógica de pensamiento está fuertemente impulsada por los hampones de las finanzas que traen a la Universidad sin que se les mueva un pelo, como hemos dicho anteriormente con la FIESA en Mendoza[2].

La injerencia de los organismos de crédito internacionales en nuestra educación nos hace acordar a los años 90, que dejaron sus marcas en la Ley de Educación Superior, cuyos objetivos son los contrarios a los de las grandes mayorías argentinas.

Así como todo lo que está sucediendo en nuestro país nos hace acordar a esos tristes años que no provocaron más que sufrimiento, en nuestra Universidad también sucede. Pero este año, se nos presenta una oportunidad para terminar con esto y poner a la Universidad Nacional de Cuyo al servicio del pueblo que la sostiene. El 7 de junio se llevarán a cabo las elecciones de autoridades y es nuestra responsabilidad promover la discusión de estos asuntos entre los miembros de la comunidad universitaria.

No tenemos que dejar que Pizzi y sus esbirros de remeras moradas nos engañen. Algunos estudiantes estamos realmente comprometidos con la defensa de la educación pública y gratuita en todas sus formas, y vamos a luchar por una Universidad nacional, democrática, latinoamericana y comprometida con la emancipación femenina y los derechos humanos.



[1] http://www.revuniversitaria.com.ar/index.php/opinion/884-uncuyo-cierran-la-licenciatura-en-higiene-y-seguridad-laboral

[2] http://www.revuniversitaria.com.ar/index.php/informacion-academica/1285-por-que-el-estudiantado-debe-derrotar-a-pizzi-y-su-plan-bancomundialista-en-las-proximas-elecciones-a-rector?highlight=WyJmaWVzYSJd