El pilar de este gobierno: La deuda

 

La feroz política de endeudamiento que se está llevando adelante por el gobierno de Mauricio Macri es desconocida por la mayor parte de los argentinos y argentinas que, diariamente escuchamos que el gobierno volvió a tomar deuda.  No percibimos, producto del ocultamiento que hacen los medios monopólicos de comunicación y en gran parte el sistema educativo, que la pérdida del trabajo, del poder adquisitivo, el aumento de la inflación, el recorte del salario a nuestros jubilados, y lo costoso que es llegar a fin de mes están directamente vinculadas a ello.

Resulta importante analizar el porqué del nivel de endeudamiento de este gobierno, que solo ha servido para financiar las operaciones especulativas de distintos grupos económicos, y el funcionamiento de la bicicleta financiera. Macri tiende a garantizar a los grandes monopolios extranjeros y sus aliados locales las divisas necesarias para que toda esa renta que es resultado del sudor y el esfuerzo de todos los argentinos, pueda ser libremente transferida al exterior. Y los argentinos, que paguen a cien años.

Esta posibilidad de convertir la renta generada en nuestro país en moneda extranjera  es un mecanismo habilitado por el Banco Central. La famosa “convertibilidad” que contrariando a quienes dicen que dejo de tener vigencia, hoy en nuestro país todavía se pueden convertir pesos a dólares o viceversa. Este es el principal mecanismo por el cual la suma de los ingresos que se producen en concepto de bienes y servicios en nuestro país se va al exterior.

A este gobierno le interesa mantener el endeudamiento. Lo necesita, no solo para tapar el enorme déficit fiscal provocado por  la falta de recursos que ha dejado de percibir el Estado luego de eliminar las retenciones agrarias e industriales, la baja de retenciones a la soja, entre otras medidas que achicaron la caja del Estado, sino también para  mantener un tipo de cambio estable. Necesario este para sostener la timba financiera, que le permite a las grandes empresas hacer girar la bicicleta y obtener ganancias a partir del diferencial de tasas y especulando con el valor de la divisa extranjera.

Ahora vamos a los números, veamos. Desde que asumió Macri en diciembre de 2015 hasta mediados del 2017, el monto de la deuda supero los u$s 253.989 millones, un 46% del PBI. Es decir que, en un año y medio, el gobierno  aumentó un 20% el monto total que debe pagar el Estado argentino en términos nominales. Hoy ese monto supera el 35% más de endeudamiento que hace dos años, equivalentes a 342.000 millones de dólares. Según El Observatorio Fiscal Federal se estima que la  relación deuda-PIB ya es del 60%.[1] Estos números, sin embargo, no son finales, porque corren ininterrumpidamente los interesesCada segundo  se suman 862 dólares de nueva deuda.[2]

De esta manera, no todos nos beneficiamos con la deuda, son unos pocos los que hacen negocios con estas políticas llevadas a cabo por Mauricio Macri, mientras tanto los dólares se van, y el gobierno tiene que pedir prestados más dólares para seguir pagando los intereses de la deuda. Mientras esto sucede, además necesita dinero para sostener el Estado argentino, y entonces tienen que ajustar y ajustar, pero no ajustan sobre el negocio que realizan los grandes empresarios, sino a los argentinos y argentinas que no pueden llegar a fin de mes, o que se quedaron sin trabajo, o no les alcanza la jubilación para pagar los remedios. Para Macri el “gasto público” se resuelve cagando a los argentinos. MMLPQTP.



[1] https://elpais.com/economia/2018/01/01/actualidad/1514832832_626904.html

[2] https://www.cronista.com/economiapolitica/Balance-la-deuda-en-los-dos-anos-de-gestion-de-Macri-201712010129.html