Macri y su nuevo aliado en América Latina: Piñera

En la jornada de hoy tuvo lugar la asunción de Piñera como presidente de Chile por segunda vez. La banda presidencial fue entregada por Michelle Bachelet, también por segunda vez. Hacer un paralelismo entre la desvinculación de Bachelet de la conducción del país vecino y la presencia de Mauricio Macri en la ceremonia en el Congreso chileno, merecen un análisis particular.

No es casualidad el apuro del presidente argentino en que este hecho se consumara para empezar nuevamente con las negociaciones referentes a los acuerdos de libre comercio en tratativas. A pesar de que Chile, desde el término de la dictadura pinochetista en la década de los 90 ha estado gobernada por diferentes expresiones políticas tendientes a la derecha, en las últimas elecciones se jugaban, como en la Argentina del 2005, dos modelos de país. Terminó triunfando Piñera, el Macri chileno, quien se ha especializado en hacer negocios de toda índole desde ser accionista y dueño de algunas empresas vinculadas a las telecomunicaciones, pasando por las cadenas farmacéuticas, aerolíneas aéreas, equipos de fútbol, bancos internacionales, hasta llegar a ser presidente de Apple Chile. Como no pudo ser diferente, durante su carrera política-financiera, se desempeñó como consultor del Banco Mundial y del BID. Entre sus semejanzas más profundas con Macri, se encuentra una considerable parte de su patrimonio no declarado en un paraíso fiscal en las Islas Vírgenes.

En el marco de la derechización que está siendo teledirigida por los Estados Unidos en Latinoamérica, Chile es un ejemplo más. El gobierno de los estados latinoamericanos, para estos intereses antinacionales, tiene un doble beneficio: a través sus leyes y medidas políticas permiten engrosar las arcas de las empresas extranjeras y por el otro, cuando puedan los evaden y fugan sus capitales a donde no se les pregunte para qué ni de donde la sacaron.

Bachelet, fue la última mujer que quedaba en pie presidiendo algún país de nuestra gran nación inconclusa. A pesar de las diferencias políticas con dicha mandataria, es un retroceso para las mujeres y para los estudiantes, a quien les concedió la ley de Nueva Educación Pública, su derrota. (Revista Universitaria)

 

 _____________________________________________________________________________________

 

Con la promesa de acelerar la economía, Piñera asumió la presidencia de Chile

Sebastián Piñera Echenique, de 68 años, fue investido por segunda vez como presidente de Chile, con la promesa de acelerar la economía para dejar al país encaminado al desarrollo y lograr consensos para «corregir» algunas reformas de su predecesora, Michelle Bachelet.

«
Sí, juro», dijo con voz firme Piñera cuando el presidente del Senado, el socialista Carlos Montes, le dirigió la pregunta de rigor con la fórmula: «¿Juráis o prometéis desempeñar fielmente el cargo de presidente de la República, mantener la libertad de la nación, resguardar la Constitución y las Leyes?», en una ceremonia solemne celebrada en la sede del Congreso, en el puerto de Valparaíso.

Luego del juramento de rigor, la presidenta saliente, Michelle Bachelet, le entregó la banda presidencial a
Carlos Montes, quien procedió a colocársela a Piñera.

Bachelet puso la nota de humor al preguntarle a senador, que titubeó al intentar colocar la banda a Piñera, «
¿Te ayudo, Carlos?», lo que provocó risas entre los dirigentes que estaban más próximos a la escena.

Tras la ejecución del himno nacional, Bachelet y todos sus ministros y colaboradores abandonaron la sala y se procedió a la toma de juramento de los ministros del nuevo presidente.

Antes de la jura,
Piñera recibió al presidente Mauricio Macri, quien expresó su confianza en que la relación que mantiene con su colega de Chile permitirá avanzar en la integración, con un mejor aprovechamiento de los recursos energéticos, la apertura de más pasos fronterizos y mecanismos que agilicen los trámites aduaneros, entre otras metas.

Durante el encuentro
Piñera formalizó una invitación a Macri a recorrer el estrecho de Magallanes con motivo de los festejos que prepara Chile por los 500 años del descubrimiento del paso que une los océanos Atlántico y Pacífico, indicó un comunicado de Presidencia de la Nación.

Además
acordaron que Piñera visite Argentina el 24 de abril próximo, si bien ambos se encontrarán durante la VIII Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo en Lima entre el 13 y 14 de abril próximo, apuntó. (Ámbito Financiero)