PIZZI: ¿QUÉ PASÓ CON EL TURNO NOCHE?…ESA TE LA DEBO

 

 

A un año de la Asamblea Universitaria en la que el Rector Daniel Pizzi y muchos docentes se pronunciaron en contra de la aplicación del turno noche de cursado en la Universidad Nacional de Cuyo, recordamos esa oportunidad histórica para democratizar a la Universidad en su composición. Fue desaprovechada por el desacuerdo ideológico y de clase que el radicalismo-PRO expresa ante la posibilidad de ver a los que trabajan sentados también en las aulas de la Facultad.

Al mejor estilo macrista, Pizzi usa pretextos para no incorporar el horario nocturno. Los falsos y antiguos argumentos nos tienen re podridos:

- “Que los docentes no quieren dar clases de noche”, pues contraten nuevos docentes necesitados de trabajo, como todos los argentinos y argentinas.

-“Que los colectivos no pasan en ese horario” ¿No es acaso el gobierno provincial quien tiene la potestad para organizar el sistema de transporte público en la provincia? Alfredo Cornejo es del mismo partido político que hoy gobierna la Universidad. Militó en Franja Morada y ha pintado la provincia de ese color para no olvidarse de sus años mozos; fue promotor del Interclaustro; lanzó a Daniel Pizzi a la palestra; su gabinete está compuesto por muchísimos universitarios de la Franja y están en permanente coordinación para la inauguración de actos y distinciones; pero cuando se trata de modificar el sistema de transporte  para que lleguen los colectivos a la Universidad de noche, sus vínculos políticos se esfuman y no existe posibilidad de concretar acciones para extender el horario de los micros en el predio universitario.

Un detalle más: para  que no te la cuenten, las empresas de colectivo son eso, empresas. Buscan ganar dinero con el transporte de pasajeros. Si hay estudiantes, profesores y administrativos a las once de la noche en la Universidad  ¡obviamente que van a poner más unidades allí! Si lo que buscan es más ganancia, tienen más “clientela” en ese horario. Boludos no son. Y los que conducen el Estado provincial y la Universidad (no nos arriesgamos a decir que no sean boludos) tienen que tener VOLUNTAD POLÍTICA para diseñar y exigir un sistema de trasporte acorde a la necesidad de la comunidad educativa. Por los hechos podemos afirmar que no la tienen.

-“Que no hay presupuesto suficiente para aplicar el turno nocturno” La primera pregunta que nos hacemos es ¿en qué se gastan los recursos que actualmente tiene la Universidad? Prestarle 800 mil pesos a la Franja o pagarle un viajecito a los Intendentes no parece un problema. Pero a la hora de materializar el turno noche, no hay plata.

Pero vamos a suponer que es como ellos dicen ¿por qué no exigir más presupuesto para la UNCuyo, por qué no decirle a Macri que destine más recursos a Educación?  Jamás se ha escuchado un comentario de Pizzi en contra del recorte presupuestario a Educación, Cultura, Ciencia y Técnica. Nunca lo vimos quejarse porque se achique el presupuesto educativo, mientras aumentan los recursos destinados al pago de deuda pública (7% y 14% del presupuesto nacional respectivamente[1]). Tampoco pegó el grito en el cielo cuando el dinero destinado a las Universidades Nacionales bajo de 0,87% del PBI en el 2015 a un 0,77% en 2018[2]. Pero al momento de defender el derecho de los sectores de menos recursos, QUE SOSTIENEN LA UNIVERSIDAD CON SUS IMPUESTOS y  hallan en ella una posibilidad de mejoramiento en sus vidas, chillan y patalean diciendo ¡no hay recursos!

Evidentemente Pizzi prefiere dejar que se lleven nuestros recursos al exterior, en vez de dejarlos aquí para mejorar la Educación. También sabe que es un riesgo aplicar el Turno Noche. ¿Y si  se llena de “esa gente que trabaja”? ¿Votarán como Rector a quienes son la representación del macrismo en la Universidad? Me atrevería a decir que no. Si en las canchas, en el subte y en los recitales, el cántico al Presidente se ha convertido en un himno, en la Universidad con el pueblo en las aulas (y planes de estudio con fuerte contenido nacional), el radicalismo-pro no tiene ninguna posibilidad.

Pizzi y el Interclaustro están en la tesis de impedir el acceso masivo de laburantes. La Universidad es una puerta giratoria y expulsa a aquellos que necesitan buscar un empleo. La UNCuyo colabora con el engorde de la matrícula de las Universidades privadas, que sí tienen turno noche y  se llena de ciudadanos que se las rebuscan para trabajar y estudiar; pero pagan por doble ventanilla, la cuota en la privada y los aportes como cualquier otro ciudadano para mantener funcionando la de Cuyo. 

La inflación no cesa  y cada vez son más los que necesitan combinar el cursado con la búsqueda de recursos para costear sus carreras, ayudar en sus hogares, pagarse las fotocopias o el colectivo. GOBIERNA MACRI SEÑOR RECTOR, necesitamos que la Universidad nos permita, como adultos que somos, trabajar y desarrollar el conocimiento en ámbitos de estudio, discusión y formación  de profesionales al servicio del pueblo que nos banca con mucho esfuerzo para que podamos estudiar.

Será tarea del próximo gobierno universitario porque Pizzi, a punto de dejar su mandato, NO VA A HACER NADA POR APLICAR EL TURNO NOCHE, NO ESTÁ DE ACUERDO.

Lejos de desmoralizarnos nosotros, estudiantes, graduados, no docentes, profesores, ciudadanas y ciudadanos mendocinos, llevaremos la consigna  del TURNO NOCHE DE CURSADO pintada sobre azul y blanco como la bandera de Belgrano, a cada acto, movilización, concentración, asamblea o reunión. El turno noche es una reivindicación de aquellos que consideramos que la Universidad debe cumplir una función nacional y social: darle la posibilidad a nuestros compatriotas de ascender socialmente y ser un instrumento de resistencia cultural frente a quienes se benefician con esta sociedad injusta, dependiente y desigual.  EXIJAMOS LA INCORPORACIÓN DEL TURNO NOCHE DE CURSADO.

 


[1]https://www.minhacienda.gob.ar/onp/documentos/presutexto/proy2018/ley/pdf/planillas_anexas/capitulo1/anexa102.pdf

[2]http://iec.conadu.org.ar/files/publicaciones/1508772076_presupuesto-2018-vfcompressed.pdf