No me olvides… o La Flor Azul, es lo mismo

Como todos los viernes habíamos terminado una actividad del movimiento en el cual milito. Ya era sábado, muy de madrugada, y con Kaloni Kienga y el “Flaco pajo” se nos dio por escuchar música. O mejor dicho, seguir escuchando música. Prendimos la pc, el proyector y empezamos a buscar canciones en “tutubo”. Pusimos “la flor azul”,  (cuyo autor es Mario Arnedo, padre de Diego, bajista de  Divididos) interpretada por Mollo y la orquesta filarmónica de Mendoza.

Mientras al flaco se le caía la baba escuchando cantar a Ricardo, Kaloni me pregunta:

-¿Sabes de qué se trata la letra de esta canción?

–Creo que sí, contesté. Luego hice ruido con la boca.

El compañero Kaloni, al notar mi profunda ignorancia al respecto me cuenta:

La flor azul se llama… –se quedó pensando un rato–  nomeolvides! Flor que usaban de prendedor los y las peronistas para identificarse entre sí, ya que, durante la “fusiladora”, todos los símbolos del peronismo se habían prohibido.  Después pasamos a otra cosa. Creo que escuchamos Queen.

Pasaron los días, dominé la” fiaca mental” y me puse a buscar sobre el tema. Todo era tal cual me lo había descripto el compañero. El Decreto-ley 4161 del 5 de marzo de 1956, titulado “Prohibición de elementos de afirmación ideológica o de propaganda peronista”  establecía barbaridades (sí, de barbaros) tales como: “ Se considerará especialmente violatoria de esta disposición la utilización de la fotografía retrato o escultura de los funcionarios peronistas o sus parientes, el escudo y la bandera peronista, el nombre propio del presidente depuesto el de sus parientes, las expresiones “peronismo”, “peronista”, ” justicialismo”, “justicialista”, “tercera posición”, la abreviatura PP, las fechas exaltadas por el régimen depuesto, las composiciones musicales “Marcha de los Muchachos Peronista” y “Evita Capitana” o fragmentos de las mismas, y los discursos del presidente depuesto o su esposa o fragmentos de los mismos”.(1)

La fusiladora de 1955, aquella que según el Presidente Lonardi “se hizo para que en este bendito país, el hijo de barrendero muera barrendero”, llevó adelante el antiguo programa de las clases dominantes: banco central manejado por la extranjería, entrega el comercio exterior a los exportadores, ingresan por doquier productos ingleses y la Argentina regresa, después de 10 años, a endeudarse con los organismos internacionales. En otras palabras: barrer lo que hizo el peronismo para someternos a los dictados del banco mundial y el FMI. Pero como eran millones los que simpatizaban con el presidente depuesto, no les quedó otra que poner a prueba los fusiles. Todo esto, como siempre, con la sonrisa cómplice y el aplauso de los “democráticos” radicales. (2)

Es en este contexto que Don Arturo Jauretche, al igual que el padre de Diego Arnedo, escribe el poema “No me olvides”(3):

 

“Volverán los no me olvides

cada año a florecer.

No me olvides, no me olvides,

¡¡Volveremos otra vez!!…”

 

Han pasado décadas de esos acontecimientos, pero la historia, al igual que la canción, tiene plena vigencia. Macri y su séquito agarraron el programa político de aquellos años, le sacaron el polvillo y lo llevan adelante al pie de la letra. Pero cuando se gobierna para pocos (acatando las directrices del banco mundial y el FMI), concentrando riqueza y transfiriéndola al exterior a costa del trabajo nuestro, empiezan los problemas con los muchos: se va tanta plata de nuestro país, que los docentes por ejemplo, van a obtener un salario menor que el del mes anterior. Y a pesar de que ya se está notando la calentura con este Gato que nos gobierna (el himno MMLPQTP ya es un clásico en las canchas de fútbol), sigue siendo difícil de comprender que la historia va y vuelve, como el péndulo. Que los intereses de quienes quieren esquilmar a lo laburantes y vivir del trabajo de otros, a veces se impone y se camuflan detrás de lindos “slogan” o globos amarillos. Es borroso el panorama cuando los aliados internos de los esquilmadores lo legitiman. Por ejemplo Rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi, es promotor de que el banco mundial se meta en la educación superior con el FIESA, y por los “chicos” de la Franja, esos “reformistas” universitarios que le hicieron campaña al actual Rector, al gorila de Cornejo y a…  Macri!

Pero la flor azul es la esperanza de las mayorías, y siempre vuelve. Es imposible, por ejemplo, mantener una pelota debajo del agua, en determinado momento sale a flote, venciendo a esas fuerzas que pretenden mantenerla hundida. La flor azul ha comenzado a caminar por las calles de todo el país, levantando banderas de organizaciones, movimientos sociales,  gremios estudiantiles y de trabajadores y trabajadoras. Se hace escuchar en las canchas de futbol, recitales, cines, subtes, etc: “Mauricio Macri la puta que te pario…”

 

 

Dile, dile chacarera

A esa flor azul

Que de noche yo la busco

Por la cruz del sur…”(4)

 

 

 

1)      https://es.wikipedia.org/wiki/Decreto_Ley_4161_de_1956

2)      “Revolución y contrarrevolución en la Argentina”; Jorge Abelardo Ramos.

3)      https://www.ladescamisada.com/no-me-olvides-poema-de-la-resistencia/

4)      La Flor Azul; Mario Arnedo.