El Banco Mundial piensa el proyecto. La Franja Morada pone los empleados.

En sintonía con la apertura planteada por el gobierno Macrista, la universidad «se abrió al mundo» para recibir los dictámenes del banco mundial en la FIESA.

  El movimiento estudiantil se hizo presente junto a sindicatos de la educación para reclamar en contra de las medidas del arancelamiento de la educación, baja de salarios docentes «en pos de la eficacia», recorte de presupuesto estatal a la misma, apertura al sector privado, etc.

Lo curioso es que durante el acto, se pudo ver a los militantes de la FRANJA MORADA participando de la feria. Repartían folletos, ubicaban a los asistentes, servían de informantes  a los congresistas. Es decir los que dicen defender la “educación pública siempre”,hicieron de empleados de los intereses de la extranjería y sirven a la universidad en bandeja de plata para el festín de las grandes empresas internacionales.

Y es que en esta feria del ajuste, donde la extranjería pone el tono, la FRANJA MORADA pone a la gente. La filiación de sus militantes con el gobierno antinacional de Macri, Cornejo y Pizzi es cada día más innegable, ya queno solo lo llevaron en sus boletas y le hicieron campaña, sino que  son ellos los que ocupan cargos claves en la Secretaria de Políticas Universitarias, gabinetes y bancas del frente Cambiemos.

A pesar de esto los morados-macristas insistan en hacerse los desentendidos con las medidas económicas y políticas que esta banda de criminales están llevando adelante, los estudiantes no deben olvidar que la Franja Morada es el sostén del ajuste en la universidad y en el país. Y que hoy más que nunca, los últimos empleaduchos de los designios del Banco Mundial.