Asignación Universal por Hijo y Ajuste Previsional: el expolio a los más humildes

A fines del año pasado el Congreso Nacional aprobó la Reforma Previsional impulsada por Cambiemos (ALIANZA PRO-UCR). Dicha reforma promueve un recorte en los haberes jubilatorios, prestaciones previsionales y monetarias de la seguridad social. Una nueva fórmula para actualizar las llamadas prestaciones sociales se aplicará en marzo, junio, septiembre y diciembre, y combinará el índice inflacionario con el aumento salarial de los trabajadores del sector formal. En consecuencia, los aumentos dejaran de estar relacionados con la recaudación.

 

La AUH, que vino a poner en pie de igualdad a los trabajadores que perciben un salario familiar (trabajo formal) respecto de los trabajadores informales; y que permitió a millones de niños, niñas y adolescentes cubrir sus necesidades básicas (alimentos, educación, salud, etc.), se verá afectada de la siguiente manera:

De los $1412 mensuales que se cobran actualmente, subirán en marzo $1492,49 y llegarán a $1576 en junio. En marzo, además, los 4 millones de beneficiarios cobrarán un mísero bono de $400 por única vez. Con el cálculo vigente hasta hoy la AUH debería subir en marzo a $1607. Sin embargo, reforma mediante, en el año la AUH subirá unos $391 MENOS que con la movilidad que regía anteriormente.

El número de perjudicados con esta reforma se incrementa si tenemos en cuenta que quienes reciben las demás asignaciones familiares  también sentirán el cambio de esta fórmula de movilidad; y además no recibirán el bono “migaja” que impulsa CAMBIEMOS. En consecuencia, cumplir con las disposiciones que impone el Fondo Monetario Internacional en nuestro país, vale el hambre de millones de argentinos y argentinas.

El brutal ajuste que garantiza la reforma aprobada por los PRO-radicales en las bancas del Congreso corrompe los principios que fundaron esta política, impulsada por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en el año 2009. La AUH fue reconocida en 2014 por la ONU, quien destacaba la importancia de las políticas universales de protección social para la reducción de la pobreza en la Argentina.

Macri y los radicales, que se llenan la boca hablando del respeto por la ley y las instituciones, violan perversamente la normativa vigente (internacional y local), puesto que la Ley 26.061 que promueve la protección integral de niños/as y adolescentes estableciendo que el Estado debe garantizar “el máximo de los recursos disponibles”.

La Argentina de Macri, somete al sacrificio a jubilados y beneficiarios de las asignaciones familiares. Mientras tanto, los sectores concentrados de la economía se llevan en concepto de deuda 325 dólares por minuto.

No quedan dudas, estamos pagando con sangre y hambre el “festín” de CAMBIEMOS. Pero como nuestra historia política lo ha demostrado, cuando nos imponen el cercenamiento de los derechos conquistados “el subsuelo de la patria se subleva” aguardando la llegada de mejores tiempos.