Si Micky Vainilla fuese estudiante, militaría en la Franja Morada

Días atrás la Facultad de Filosofía y Letras fue empapelada con afiches morados que decían lo siguiente:

¡Doná el peluche de tu ex y hacé feliz a un niño!”

Una manera sutil de decir algo como lo que diría Micky Vainilla: “llevemos la basura a los barrios más humildes para que los pobres revuelvan en su propio territorio y no a la vista de todos”.

 

Esta consigna de derecha y reaccionaria, al mejor estilo de Micky, es la actual manera de hacer política de la Franja que cada día está más lejos de ser aquella Franja de la Coordinadora del 73’.

Al fin y al cabo, las discusiones y posibles soluciones que pueden llevarse en torno al nivel de pobreza, que no para de aumentar desde que asumió Macri, pasan por pedir peluches usados que una mujer despechada donaría porque era de su ex. Más allá del estereotipo barato, ¿acaso no se podrían haber utilizado los $800.000 pesos para comprar peluches nuevos? ¿O quizás recuperando los puestos de trabajo que el gobierno actual destruye, y aumentando el poder adquisitivo de miles de familias, no podrán estas comprar peluches NUEVOS?

Obviamente, la respuesta de Micky sería un escándalo porque (léase con voz de Micky Vainilla indignado): ¿cómo se nos ocurre pensar que la plata de sus impuestos debiera ser invertida en industria para que trabajen los pobres, si él ya los ayuda compartiendo fotos de Gandhi y el Papa en Facebook?

Micky calzaría muy bien dentro del molde del militante de la Franja, ya que él no quiere llevar adelante las discusiones políticas, ni enfrentar el conflicto, solamente quiere hacer música pop para ver a los chicos divertirse. Esto, que es tan falso como que la Franja es una agrupación reformista que defiende la educación pública y gratuita, refleja el claro objetivo de esta agrupación que intenta que los estudiantes no discutamos acerca de los problemas que los argentinos estamos sufriendo, ni que nos organicemos para reclamar por nuestros derechos.

En cambio, siempre podemos donar peluches para erradicar la pobreza y poder cumplir con las promesas de su Presidente.