Ya conquistamos la Elección directa de la FUCuyo: Vamos por la Elección Directa de Autoridades de la FUA.

El pasado 6 y 7 de junio culminó un largo proceso, que comenzó hace más de cuatro años, en donde postulamos la necesidad de que las autoridades de la Federación Universitaria de Cuyo fuesen electas en forma directa.

 

Poniendo fin al antiguo sistema antidemocrático que privilegiaba la rosca y el negociado en lugar de la elaboración y discusión de un proyecto de Universidad; por primera vez los estudiantes de la UNCuyo y la UTN (Regionales Mendoza y San Rafael) pudieron conocer, discutir y votar qué tipo de Federación Universitaria quería.

Más de 11 mil estudiantes concurrieron a las urnas, pudiendo elegir a sus candidatos que, en igualdad de condiciones, plantearon el rumbo que debía tomar la FUCuyo en un futuro.

Después de tantos años de invisible existencia, la FUCuyo ha dado un paso más para convertirse en la herramienta democrática por excelencia para la defensa de los intereses de los estudiantes mendocinos. Es momento de que la Federación Universitaria Argentina siga este ejemplo.

Desde 1983 hasta la fecha, el máximo órgano de representación gremial estudiantil de todo el país ha carecido de signos notables de vida. Sus autoridades son electas en total desconocimiento de los estudiantes. Un puñado de congresales rodeados de patovicas y barras bravas alquiladas para custodiarlos define, sobre 2 millones de estudiantes, el destino de nuestro gremio. Muchas agrupaciones que no pueden asistir a estos Congresos, pierden sus electores en manos de esta “mafia” de la política universitaria que deja, elección tras elección, paralizada la Federación Universitaria Argentina.

Sus miembros pocas veces emiten declaraciones para discutir el camino que las Universidades Argentinas transitan. No tienen necesidad de hacerlo porque nadie sabe de su existencia. La elección directa dotaría de legitimidad a un gremio que fue creado con fines distintos a los que hoy desempeña.

Hace casi 100 años un conjunto de estudiantes argentinos fundaban la FUA, persiguiendo no solo objetivos estudiantiles, sino que pretendían  convertir a la Universidad en parte de un proyecto político que alcanzara la unidad latinoamericana. Exigían la democratización de la Universidad Argentina, el co-gobierno universitario, la necesidad de adecuar los planes de estudio a  la realidad local, la gratuidad de la educación, entre otros puntos.

Es necesario retomar donde aquellos estudiantes dejaron  y dotar a nuestro gremio de las herramientas  que permitan que los estudiantes universitarios discutamos, con el resto de la ciudadanía argentina, qué Universidad necesitamos. La elección directa de sus autoridades es el primer paso. El ejemplo de la Universidad Nacional de Cuyo y su Federación,  demuestra que es posible.

 

Mariana Abrego, Secretaria General electa de la FUCuyo y militante de la Agrupación Universitaria Nacional.

Valora este artículo
(0 votos)