Mauricio Nacif — Lic. en Logística-FCE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, declaraba hace un tiempo atrás quien era el enemigo de la humanidad, el intervencionismo. Señalo que EE.UU. no ha cesado su afán de intervenir en los asuntos internos de los países latinoamericanos.

Advirtió que “en este tiempo hay otras formas de invasiones o de intervencionismo, la historia se repite” haciendo referencia a las invasiones Europeas de hace 200 años donde los pueblos de América Latina le hicieron frente.

Es cierto la Historia se repite, y parece una suerte de permanente deja vu. Los incesantes intentos por el “libre comercio” y la “apertura económica y financiera” en estos tiempos hacen temblar a los gobiernos. Y sin ir más allá el que mejor está resistiendo es el Gobierno Boliviano.

Uno de los países que ha logrado establecer en su economía los principios de fortalecimiento de su mercado interno en base a la producción de sus propios alimentos quien entre 2006 y 2016 incrementó sustancialmente su producción de 7 millones a más de 14,7 millones de toneladas y este año piensa alcanzar la meta de llegar a las 18 toneladas de alimentos. Todo ello gracias a las políticas económicas llevadas adelante por el Gobierno en los últimos 11 años en favor del sector productivo del país”1.

Un país que inaugura la séptima línea de teleféricos en La Paz, el más largo y extenso en el mundo. El costo total del mismo es de unos 740 millones de dólares y que comenzó en el año 2012 con una inversión de 234 millones financiados por el Banco Central de Bolivia, que permite el transporte de unas 151.000 personas por día en la actualidad.  

Pero teniendo en cuenta el panorama Latinoamericano, donde en Brasil se tiene apresado al candidato con un alto apoyo popular, mientras que acá poseemos a un inepto que se está jugando la figurita que completa el álbum al firmar con el FMI, vemos un panorama a fin de época. Un simple cálculo nos hace dar cuenta de cómo es la situación en los distintos países. Con 50 mil millones divididos en 740 millones que es el monto total de lo que ha salido hacer una red de teleféricos en La Paz, podríamos poseer en Mendoza o quizá en Bariloche, 67 de los teleféricos más grandes del mundo.

El problema está en que de esos 50 mil que nos prestan los organismos internacionales de crédito, hay que devolverlos y no existe ningún tipo de inversión que indique rentabilidad frente a esta toma de deuda brutal, menos garantizar cancelar el pago de sus intereses.

El acuerdo representa el 54%, en términos nominales, del monto total de todos los acuerdos realizados entre el país y el FMI desde 1958 hasta la fecha, según un trabajo de la Universidad Austral. El gobierno de Macri es el que ha acordado el monto nominal más alto de endeudamiento con el FMI, que equivale casi a cuatro veces la cifra récord de 13.600 millones de dólares acordados durante el gobierno de De la Rúa en el año 2000.

¿Ahora bien es culpa del intervencionismo o es culpa de gobiernos como el de Macri que dejan que intervengan a países como el nuestro? Sabemos que podemos ponerlos en jaque, ya que hay líderes populares como Evo Morales en la región que lo están haciendo.

 

FUENTES:

 (1)http://rinacional.com.ar/sitio/bolivia-tres-claves-del-exito-economico-del-pais-que-mas-crece-en-america-del-sur/

https://www.telesurtv.net/news/evo-morales-inaugura-teleferico-bolivia–201807150002.html

https://www.telesurtv.net/news/enemigo-libertad-intervencionismo-eeuu-evo-morales-201807160014.html

https://www.diariouno.com.ar/mundo/bolivia-tendra-uno-de-los-telefericos-mas-largos-del-mundo-03202018_SJ-g8qXk9f