Juan Galaburry-Ingeniería Civil UTN-FRM

David y Goliat

Publicado en América Latina y el mundo Lunes, 23 Julio 2018 19:20

De obrero sindicalista a presidente. Luiz Inácio Lula da Silva se encuentra dando una lucha contra los sectores antinacionales y antipopulares de Brasil, una lucha tan despareja, solo comparada con David y Goliat.

Desde el día 7 de abril el expresidente se encuentra preso acusado por corrupción pasiva.Dicha medida fue llevada a cabo cuando este se presentó en la Policía Federal en Curitiba para acatar la orden del juez Sergio Moro. La acusación se basa en que Lula se habría beneficiado por más de un millón de dólares definidos como “propinas” apostadas al Partido de los Trabajadores desde la empresa constructora OAS, consecuencia de cierto porcentaje de un negocio entre el consorcio (Conest/Rnest) y OAS. Esto fue investigado y a pesar de no poder probarlo, se procede a la detención de Lula haciendo caso omiso de 73 testigos y otros recursos presentados por la defensa, que contradecían las acusaciones dadas. Moro lo condenó en julio de 2017 a 9 años y luego en enero del presente año, el Tribunal Regional de la 4° Región ratifica la sentencia y la aumenta a 12 años y un mes de prisión.Esta forma de operar actualmente, se aplica en varios países de Latinoamérica, se conoce como “Lawfare”, para derrotar gobiernos populares, suplantarlos en el poder, encarcelarlos o por lo menos desprestigiarlos, buscando inhabilitar a los adversarios políticos con acusaciones sin pruebas.

El único justificativo de mantener a Lula en prisión es la palabra de un ex directivo de OAS, apoyado por un multimedio como es la Red O ‘Globo (ferviente defensor de la oligarquía brasilera) desinformando en todos sus canales y repetidoras basándose en la teoría del dominio del hecho. Lo que dicho elegantemente “incomoda” a las minorías acaudaladas, en realidad es, la promoción de la reforma agraria, que buscaba que los pobres produzcan en tierras dejadas de lado, el ingreso de estudiantes hijos del sector trabajador a la universidad; cuando antes se limitaba solo a la elite de la sociedad brasilera; creando numerosas becas con el fin de que muchos estudiantes pobres pudieran tener el acceso a la educación superior,  programas sociales como “bolsa familia”, “mi casa, mi vida”, “mas médicos” elogiados a escala mundial1, que estas y otras políticas impulsadas por el ex mandatario lograron estabilizar  la economía del país llegando a sacar de la pobreza a unos 30 millones brasileños durante su presidencia (20032010).

Ahora esto les molesta desde lo más profundo de su ser, porque sus intereses mezquinos están en juego, resulta que oprimir a una gran masa que, se alimenta mejor, que conoce y hace valer sus derechos, que tiene una opinión crítica de la repartición de riquezas, que quiere ser un representante político, pero sobre todo que tiene una ideología orientado hacia lo colectivo, les resulta más que difícil imposible.

Evidentemente existe una intención de evitar por la vía jurídica la candidatura de Lula, pero esto ha producido un efecto contrario, el tiro le está saliendo por la culata, la presión de los movimientos sociales es cada día más grande y con él se fortalece la opción de Lula como candidato presidencial.

El rol de este obrero sin estudios superiores  se está volviendo más grande que lo que cualquier político hubiese pensado, incluso el mismo. Al día de la fecha el ex mandatario sigue preso haciéndose más fuerte frente a las adversidades, ¿cuál será el próximo movimiento de Goliat?… no se sabe, aunque lo que  sí se sabe, es que están trapazando, los hondazos surgen cada vez mas efecto, en las próximas elecciones caerán…

 

 

Referencias:

1¿Por qué Lula sigue liderando las encuestas electorales de Brasil? https://www.telesurtv.net/news/liderazgo-lula-escenario-electoral-201804030044.html