Federica De Filippi — Letras FFyL

Días atrás la Facultad de Filosofía y Letras fue empapelada con afiches morados que decían lo siguiente:

¡Doná el peluche de tu ex y hacé feliz a un niño!”

Una manera sutil de decir algo como lo que diría Micky Vainilla: “llevemos la basura a los barrios más humildes para que los pobres revuelvan en su propio territorio y no a la vista de todos”.

 

La Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas establece en su artículo II que la desaparición forzada consiste en “(…) la privación de la libertad a una o más personas, cualquiera que fuere su forma, cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona, con lo cual se impide el ejercicio de los recursos legales y de las garantías procesales pertinentes (…)”.

La desaparición forzada, considerada un crimen de lesa humanidad, es un delito complejo y considerado múltiple, ya que atenta contra un conjunto de derechos fundamentales como el derecho a la vida, a la libertad y seguridad personal, a la libertad de opinión, expresión e información, al trato humano y respeto a la dignidad, a un juicio, etc. Pero además, es considerado continuo, ya que la víctima, entendida como figura sujeto titular del derecho, se extiende a los familiares. Estos sufren en el tiempo el daño de la ausencia de sus allegados desaparecidos, cuya suerte no se esclarece, y de la impunidad de los autores, que no comparecen ante la justicia.

La Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, deja una clara diferencia con el concepto general de desaparición, como son los casos de Johana Chacón o Julio López, que si bien no dejan de ser preocupantes desde el momento en el que se comete el crimen, hasta la falta de intervención estatal en las investigaciones posteriores; se distinguen del de Santiago Maldonado en tanto esta última, fue cometida por agentes del Estado. Es decir, en el momento en el que el gobierno ordenó utilizar el aparato represivo del Estado para perseguir, apretar e intimidar a la población, cambió totalmente su responsabilidad en el crimen cometido.

El gobierno decide llevar adelante este tipo de crímenes con el fin de sustraer una persona de la protección de la ley, favoreciendo la impunidad de los autores del mismo. Es decir, el mismo gobierno. Ahora bien, ¿por qué el poder Ejecutivo nacional desaparecería y luego encubriría a sus autores a través de la justicia? Pues la desaparición forzada tiene el fin de intimidar o aterrorizar a la comunidad o colectivo social al que pertenece la persona.

Sembrar el terror, que desde la última dictadura cívico-militar creíamos erradicado de nuestro país, es la única manera de sostener un programa de ajuste como el que está llevando este gobierno.

No podemos permitir que sea “normal” que alguien desaparezca en manos del estado represivo del Estado, dejando de lado quién sea, que defienda ni qué haya hecho. En todo caso, debería afrontar la justicia pero no ser desaparecido. No podemos permitir que el gobierno nos impida decir, pensar y actuar sin temor a ser perseguido. 

Luego de la primera elección directa de la Federación Universitaria de Cuyo, en la Facultad de Filosofía y Letras se produjo el recambio de autoridades del Centro de Estudiantes. La Agrupación Universitaria Nacional presentó la renuncia a la Secretaría General, en conformidad con lo acordado al establecer el Frente Unidad Estudiantil, que ganó la conducción del Centro en octubre del 2016.


En el comunicado en el que informó su renuncia, Alejandro Rodríguez declaró:


“Esta renuncia solamente responde a un acuerdo electoral preestablecido con la Agrupación Osvaldo Soriano, que en conjunto con la AUN, forma parte del frente Unidad Estudiantil, que conduce dicho centro. Según lo acordado, la primer mitad del mandato sería ejercida por la AUN y la segunda por La Soriano.


Más allá de esto, queremos reafirmar nuestro compromiso con la política universitaria, con los estudiantes, con los argentinos y con las banderas que hemos defendido históricamente. Seguiremos participando activamente de la política del Centro de Estudiantes desde la Secretaría Gremial y la Secretaría de Deportes.”


Además, el ex Secretario General del Centro de Estudiantes reafirmó la vocación frentista de la Agrupación Universitaria Nacional entendiendo la importancia de conformar alianzas lo más amplias posibles que denuncien y enfrenten las políticas antinacionales, de endeudamiento (ahora centenario) y de ajuste sobre trabajadores y estudiantes que se están llevando adelante a nivel nacional y provincial, que tienen su expresión universitaria en la agrupación macrista Franja Morada.


En función de esto, la AUN ha convocado a la agrupación Osvaldo Soriano a renovar el compromiso con el estudiantado de la Facultad de Filosofía y Letras de seguir trabajando en conjunto a través de la conducción compartida del Centro de Estudiantes, manteniendo el frente UNIDAD ESTUDIANTIL para las próximas elecciones del gremio que se llevaran adelante en el mes de octubre.


Las recientes elecciones de Federación permiten sacar algunas conclusiones sobre la política universitaria en general y sobre la Facultad de Filosofía y Letras en particular. Con respecto a esto último, las agrupaciones que hoy conforman Unidad Estudiantil representan, en conjunto, casi el 50% del electorado de la facultad. Esto le otorgaría al gremio estudiantil, en caso de mantenerse dicha unión, un grado de representatividad y participación prácticamente inédito para la Facultad de Filosofía y Letras, dotando de mayor legitimidad a los reclamos estudiantiles y a la política general del centro.


Por otro lado, uno de los mayores logros de la elección directa de la FUC fue la democratización de la discusión política en toda la Universidad. Los acuerdos arreglados entre dos o tres en un buffet perdido de la universidad a espaldas del estudiantado van quedando en el pasado. Es por ello que hacemos pública la invitación que hemos realizado a los compañeros y compañeras de La Soriano a discutir la continuidad del Frente Unidad Estudiantil en condiciones que respeten la autonomía y representatividad de cada agrupación, apuntando a fortalecer el Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras en defensa de la educación pública, gratuita, nacional, latinoamericana, democrática y popular.

Hoy en día, la defensa del medio ambiente significa salvar una ballena o un búho, mientras que hay grandes empresas o industrias que hacen uso y abuso de los recursos naturales del planeta, explotando constantemente y sin descanso la naturaleza. Esa a la que pertenece el ser humano.

Pero claro, la sociedad actual se rige por la “cultura del descarte”, la cual es impulsada por la lógica de la renta que deja de lado todo intento de moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar; en cambio deja de lado las posibles consecuencias sociales y económicas que afectan a las generaciones presentes y futuras.

Días atrás, Macri decía algo que a algunos no nos sorprende y es que “hay una terrible inequidad entre aquel que puede ir a una escuela privada y aquel que tiene que CAER en la escuela pública”. Sin embargo, el problema del deterioro de la educación pública es más profundo que las excusas que repiten una y otra vez sobre el ausentismo, la falta de infraestructura, de tecnología o de vocación por parte de los maestros que “hacen paro sin pensar en los chicos”. Decir esto sería no ver el panorama general que atravesó y en el que se encuentra la educación pública.

El rechazo al ítem aula, a la no apertura de paritarias nacionales y a las paritarias del 17% por decreto, son los reclamos que llevan adelante los docentes junto con los trabajadores que quieren demostrar el malestar que existe en los más amplios sectores de la Argentina. Estos se ven afectados por las políticas de comercio exterior, la flexibilización laboral, el tope de paritarias y otro sinnúmero de medidas a favor de la extranjería y los aliados locales del gobierno ceocrático de Mauricio Macri.

Sin embargo, condiciones dignas y equitativas de labor, retribución justa, protección contra el despido arbitrario, organización sindical libre y democrática, el derecho de huelga; son algunos de los derechos que incluye el artículo 14 bis de la Constitución Argentina.

Parece que ni a María Eugenia Vidal, ni a Alfredo Cornejo les importa que esté ahí con el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad; ya que en la provincia de Buenos Aires se buscará “aplicar multas a los sindicatos” y en la provincia de Mendoza el ítem aula funciona como una condición para evitar que los docentes salgan a la calle.

María Ester Linco Lorca, Secretaria General de SADOP en Mendoza, dijo en una entrevista:

Llamar a un paro, hoy significa para muchos una disminución significativa de su salario (10% más el día, más presentismo); salario por demás insuficiente. Realizar un paro en el cual sabemos que van a haber descuentos, es muy difícil. Buscan quitarnos la dignidad.” (1).

El gobierno actual ya no sabe cómo hacer para que las clases comiencen. Ni con multas, ni con el ítem aula, ni con voluntarios, ni con el intento de deslegitimar los reclamos mencionados diciendo que la marcha que convoca la CGT es un mero instrumento de propaganda ya que se acercan las elecciones; no pudieron evitar que en Buenos Aires marcharan más de 50.000 trabajadores al Ministerio de Educación y en Mendoza, a pesar de los dichos de Cornejo y Correas, fueron más de cinco mil los trabajadores que marcharon por las calles del centro hasta la Casa de Gobierno y en algunas escuelas el acatamiento fue del 100% según el relevamiento del SUTE.

La clase trabajadora no aguanta más, ni porque el presidente pida confianza, hacer un esfuerzo o diga que sufre con cada tarifazo, la situación económica va a mejorar. Su política, revelada por Esteban Bullrich, exhibe claramente la intención de sacar del medio a los gremios y sindicatos, para que el laburante no se queje y así poder llevar adelante las medidas de ajuste y flexibilización laboral que impone la política liberal del gobierno ceócrata. 

Aquí reside la importancia tanto de la dirigencia sindical como la de la comprensión de los asuntos actuales que nos mueven a los trabajadores y estudiantes en su conjunto, porque como ya ha establecido la historia, grandes cosas suceden cuando los trabajadores y los estudiantes se unen para llevar adelante reclamos en pos de una sociedad más justa.

 

Fuentes:

(1http://rinacional.com.ar/sitio/entrevista-maria-ester-lincolorca-secretaria-general-sadop-mendoza/

http://www.ambito.com/874884-paro-docente-provincia-quiere-aplicar-multas-a-los-gremios

http://www.minutouno.com/notas/1539946-al-menos-50-mil-docentes-se-concentran-el-ministerio-educacion

 

Federica De Filippi

Estudiante Facultad de Filosofía y Letras

Cornejo siente vacilar la tierra bajo sus pies

Publicado en Opinión Miércoles, 18 Enero 2017 20:24

A finales de 2016 Cornejo nos dijo que teníamos buenos motivos para brindar. Esos buenos motivos no eran más que el supuesto “orden” que le hacía falta a Mendoza. Orden en las cuentas públicas, orden para que sea atractivo invertir, orden para que los chicos tengan una mejor escuela, orden para ir por más seguridad, orden para tener mejores hospitales, orden, en fin.


 

Sin embargo, algunos datos de lo que realmente sucedió en el año 2016 podrán mostrar fácilmente que el orden del que habla el gobierno vendepatria Cornejo-Macri, es inexistente.

Para empezar, siempre es necesario recordar que, la alineación del gobierno provincial con el del Macri, al día de la fecha ha dejado una inflación del 40 por ciento anual, 200 mil nuevos desempleados, aumento de las tarifas de los servicios, caída de los índices de producción industrial, caída del consumo, recesión.Por lo visto, mucho orden no hay.

En cuanto a las cuentas públicas: al 30 de junio pasado la deuda pública provincial llegó a los 23.183 millones de pesos (1). El endeudamiento externo, que agudiza la dependencia con la extranjería, es una de las bases del gobierno de Cambiemos para entregar la renta nacional. Así, las primeras semanas de diciembre, Cornejo junto con su equipo de finanzas viajaron a Nueva York a “vender Mendoza” para que sea atractivo invertir (no debe sorprendernos la ligereza con la que dicen estas palabras, para el gobierno de los CEOs es algo habitual). Y comenzamos otra vez con el cuento de la “lluvia de inversiones”, algo parecido al “segundo semestre”; la semejanza está en que nunca va a llegar.

Se supone que también debería haber orden en las escuelas, lo cual, como todas las promesas que hizo el gobierno, es una mentira. A sabiendas de que hasta octubre del 2016 hubo incontables paros de docentes por la falta de reapertura de paritarias y el rechazo al “ítem aula”; además teniendo en consideración el intento de arancelamiento en algunas carreras de la UNCUyo, más el aumento de la bandeja del comedor o el recorte de becas, es evidente que otra de las alineaciones políticas, Cornejo – Pizzi, descargan todo el peso del ajuste presupuestario impuesto por el Gobierno Nacional sobre las espaldas de los estudiantes y los trabajadores. Sumémosle el brutal ajuste en Ciencia y Tecnología con el que se perdieron puestos de trabajo y financiamiento para investigaciones, además del fuerte deterioro que afecta un área tan importante para el desarrollo argentino (2).

Hasta nos mintieron descaradamente con el “orden para tener mejores hospitales”, lo cual, teniendo en cuenta los despidos y la no reapertura de paritarias para los médicos de hospitales públicos.

Consecuencia de todo esto, el orden social es lo que menos asegurado tiene Cornejo: los empleados de la Empresa Provincial de Transporte (EPTM) se quejaron por la media sanción que obtuvo el proyecto de privatización del trole, y ademáscientíficos y becarios de Mendoza reclamaron contra el recorte de ingresos al Conicet.  Así es como Cornejo quiere que brindemos por los buenos momentos.

No obstante, pareciera que los argentinos de a poco van notando que ya no les alcanza el sueldo, que no están viviendo mejor, que se vino el ajuste, los tarifazos y el endeudamiento. Se dan cuenta que nada de lo que prometió este gobierno, representante de los bancos, lo cumplió. Ya no les basta con las excusas de la pesada herencia y el “hay que darle tiempo”, y así es como algunas de las medidas que afectaban a los trabajadores empiezan a dar marcha atrás (4) mediante la lucha y los reclamos de los sindicatos, los afectados y los trabajadores.

El gobierno comienza a perder apoyo debido a la toma de medidas que en ningún caso ayudan a los trabajadores y teniendo en cuenta que en el 2017 que empezó con protestas programadas, se vienen las PASO, Cornejo empieza a sentir la tierra vacilar bajo sus pies.

 

Fuentes:

1.       http://www.losandes.com.ar/article/deuda-la-clave-del-presupuesto-2017

2.       http://rinacional.com.ar/sitio/ajuste-investigadores-cientificos-mendoza-toman-cct/

3.       http://www.losandes.com.ar/article/el-primer-trimestre-traera-una-maraton-de-aumentos

4.       http://rinacional.com.ar/sitio/continuidad-los-docentes-mendocinos/

 

 

 

Cornejo siente vacilar la tierra bajo sus pies