Lisandro Dominguez — Sociología FCPyS

LA LUCHA POR PEMEX

Publicado en América Latina y el mundo Martes, 19 Marzo 2019 20:09

 

 

De todos los anuncios del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es posible que el más importantes sea el Plan Nacional de Hidrocarburos, que tiene a Petróleos Mexicanos (Pemex, la empresa estatal más grande del país) como epicentro. No solo por la cantidad de intereses que involucra, sino también por el carácter estratégico como medio para el desarrollo nacional, garantizando la seguridad y la soberanía energética.

 

 

Más de 35 años de políticas neoliberales como el TLCAN (tratado de libre comercio) dejaron un México azotado por la inestabilidad y el hambre. Para el año 2013 el 80% del agro y sus derivados, sumado a casi el total del mercado de bienes y servicios, estaba en manos de 20 corporaciones mexicanas-transnacionales. Para el año 2016, de cada 100 dólares que se invertían en México, 78 se dirigían a la especulación financiera.1  

El saldo social: un 70% de la población rural en condiciones de pobreza; una mano de obra entre las más baratas del mundo llegando a 1,01 dólar por hora y significando una pérdida del poder adquisitivo mayor al 60%; 20 millones de mexicanos con desnutrición y anemia y 35 millones con obesidad; migraciones anuales de pobladores rurales a los EEUU por 280,000 personas (un promedio anual de 400 fallecidos en el intento) , quedando en segundo lugar a nivel mundial en cantidad de migrantes  según la ONU (12.3 millones)2 . ¿Qué le queda a la juventud de un país que ocupa el primer lugar del mundo en producción de metanfetaminas y heroína?

“El Estado se ocupará de disminuir las desigualdades sociales, no se seguirá desplazando a la justicia social de la agenda del gobierno “3, sentencio Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a lo largo de su campaña. Y no fue parafernalia electoral.

Utilizando el Estado para “emparejar crecimiento económico y bienestar social y lograr así un desarrollo armónico”4, AMLO anuncio una serie de medidas destinadas a todos los sectores, pero en particular a los más humildes. Un aumento salarial histórico del 16,21% en lo que es “un nuevo paradigma, que permite dignificar el trabajo y rescatar su valor”5; duplicar el salario en la zona fronteriza con EEUU y tratar de erradicar así uno de los principales motivos de la migración como es el hambre, acompañándolo de programas de capacitación y trabajo efectivo para jóvenes en todo el territorio, con una inversión de 4.205 millones de pesos.

Pese a las similitudes que existen entre los distintos Estados de Latinoamérica, es en los gobiernos electos que los conducen en donde radica el carácter que los mismos tomen, y en función de a que sectores representen. AMLO parece haber entendido esto muy bien, o al menos sus primeras acciones de gobierno así lo demuestran; “El gobierno les va a pagar a los jóvenes que más lo necesiten. Que no se vean en la necesidad de emigrar, irse, ni queden atrapados en la delincuencia. Becarios sí, sicarios no”6. También va a duplicar todas las jubilaciones, las cuales van a tomar un carácter universal para todos los adultos mayores, incluyendo así a las poblaciones indígenas en la participación de la riqueza socialmente producida. Por otro lado, se entregarán microcréditos sin interés para pequeños productores rurales7, entre tantas otras medidas apuntadas a beneficiar a los sectores más necesitados.    

Es mediante la conducción del Estado mexicano, antaño servil al interés financiero internacional, que el gobierno de AMLO está dando la pelea por volcar la Renta Nacional y en particular uno de sus pilares, el de la renta petrolera. Lo anterior, siempre albeneficio de las mayorías populares, generando puestos de trabajo, incluyendo en la seguridad social a los eternamente olvidados, y devolviéndole al pueblo soberano, la dignidad humana que les pertenece.

Referencias:

1http://www.labaldrich.com.ar/amlo-50-dias-de-reconstruccion-nacional-por-manuel-valenti-randi-cenack/

2https://aristeguinoticias.com/1903/mexico/el-tlc-y-la-destruccion-de-la-economia-mexicana/

3https://lopezobrador.org.mx/2018/12/01/el-estado-se-ocupara-de-disminuir-las-desigualdades-sociales-no-se-seguira-desplazando-a-la-justicia-social-de-la-agenda-del-gobierno-afirma-amlo-en-toma-de-protesta/

4https://regeneracion.mx/crecimiento-economico-y-bienestar-social-deben-emparejarse-amlo/

5https://www.telesurtv.net/news/mexico-aumento-salarial-trabajadores-lopez-obrador-201812170035.html

6https://www.telesurtv.net/news/amlo-programa-becas-jovenes-mexico-empleo-201901100031.html

7https://www.telesurtv.net/news/mexico-amlo-programa-nacional-pueblos-indigenas–201812220029.html

 

Con una inversión de entre US$6.000 y US$8.000 millones, un recorrido de 1.525 Km y un plazo de construcción de 4 años,  el tren “moderno, turístico y cultural “está encaminado a ser la mayor obra en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).  

Nacido como una prioridad en el gobierno de AMLO y refrendado el pasado 24 y 25 de Noviembre en una masiva consulta popular con casi el 90% de los votos a favor1, el tren maya busca integrar los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo en tres tramos (Tramo golfo– Tramo caribe– Tramo selva)2 para lograr una vinculación económica y cultural de la región de la península con el resto de México. La antaño cuna de los Mayas, históricamente la región mas pobre del país, tiene la posibilidad de generar mediante este emprendimiento una cantidad masiva de puestos de trabajo, dejando a su paso pueblos estables y sustentables, respetando a las comunidades nativas y el equilibrio medioambiental3.

No es casualidad que, tras cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) heredado del gobierno de su antecesor Peña Nieto, AMLO inicie la integración nacional “priorizando a los más pobres”. Y en el México mestizo “los más pobres entre los pobres son los indígenas”4. Para su construcción se planea retomar y readaptar los derechos de vía preexistentes, tales como  tramos de ferrocarriles, carreteras y tendido eléctrico en donde sea posible, a la vez que se busca construir con el menor impacto medioambiental posible en el resto de las regiones, para preservar la autonomía y la riqueza cultural. A su vez se distribuyen los ingresos provenientes del turismo en toda la península. En donde no existan derechos de vía anteriores se buscará asociar a los propietarios con el proyecto y que los mismos reciban pago por su patrimonio, coparticipando de las ganancias5.

Pero este no es un tren solo de pasajeros. Tiene como meta en el tiempo la de transportar mercancías a bajo costo, integrando el mercado interno de México y posibilitando la producción de manufacturas nacionales que, de esta forma, permitan combatir la precariedad económica y el alto índice de pobreza en la región, buscando autonomía y soberanía respecto de EEUU y el TLCAN6.

A diferencia de la Argentina, en donde el trasporte se realiza comparativamente en pequeñas cantidades y a muy alto costo mediante camiones, el sistema férreo de la península de Yucatán está concebido para transportar gran cantidad de tonelaje a precios altamente competitivos y de manera veloz. El proyecto pretende quedar que el Tren Maya termine en el mismo Estado que el final del armado férreo del istmo de Tehuantepec, el cual conecta por tierra el Golfo de México y el Golfo de Tehuantepec,  como corredor bioceánico. Con esto asoma en el horizonte como competencia y alternativa al monopolio comercial del canal de Panamá. 

Asentado sobre lo que supo ser en el pasado el corazón de la civilización maya, históricamente excluida y olvidada de la vida política de un México servil a EEUU, el Tren Maya apunta a su pasado como un símbolo del valor de lo propio. Lo levantado sirve como ejemplo para el resto de quienes buscan mediante la solidaridad integrarse con sus pares, esperando obtener no otra cosa que la dignidad que da el trabajo y el bien común de las mayorías más desprotegidas.

 

FUENTES

1 https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45254080

2 https://lopezobrador.org.mx/2018/09/11/proyecto-tren-maya/

3 https://www.animalpolitico.com/2019/02/tren-maya-proyecto-construccion-comunidades-indigenas/

4 https://vanguardia.com.mx/indigenaslosmaspobresentrelospobresenmexico-1807403.html  

5 https://www.tren-maya.mx/

6 https://www.lavanguardia.com/economia/20180827/451497020644/eeuu-mexico-nafta-tlcan.html

 

 

Si bien la revolución bolivariana en curso rescata una tradición histórica y latinoamericana que la precede ampliamente, podemos darle como fecha inicial el 4 de febrero de 1992 con el intento de golpe de estado contra Carlos Pérez, encabezado por quien luego será presidente de Venezuela mediante las urnas desde 1999 hasta 2013, Hugo Chávez. La defensa de la soberanía no muere con la partida física de “El Comandante”, ahonda raíces en el pueblo de Venezuela y es dirigida por Nicolás Maduro hasta la actualidad. Pero ante el golpe de estado en curso que sufre el gobierno Bolivariano de la revolución nos toca preguntarnos ¿Cuáles son las particularidades por las que atraviesa Venezuela? ¿Qué similitudes y diferencias guarda con el resto de los denominados movimientos progresistas de América Latina?, y lo más importante ¿Qué lecciones se pueden rescatar?

Simón Bolívar y San Martín dejaron herederos. Pilar fundamental del resguardo de la soberanía y punto de partida de la actual revolución, es en el Ejército de Venezuela en quien se encarna el interés nacional-latinoamericano y democrático, marcando una diferencia fundamental en la balanza a favor de las mayorías populares. No es casualidad que el vicepresidente de EEUU (y ex jefe de la CIA) Mike Pence dirija en uno de sus últimos discursos la atención a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), llamándola a desconocer a Maduro como Presidente electo1, ni tampoco es casualidad que las FANB (de la mano del actual Ministro de Defensa Venezolano Padrino López) ratifiquen su “apego a las leyes y los valores bolivarianos, reconociendo al presidente Nicolás Maduro”. De acá salió Chávez. Y su línea interna se impuso en todo el Ejército, pasando por las pruebas de fuego en el golpe de estado oligárquico del 2002 (golpe recordado por la obra de Carlos Prada en Puente Llaguno: “Entre el Grito y el Silencio”) como también en la guerra económica-paramilitar de las famosas guarimbas, intentonas de desestabilización perpetradas por Estados Unidos.

Con tal punto de apoyo como es el ejército en América Latina, es que se pudo tomar medidas de corte nacional-soberanas, como la democratización de la enorme riqueza que representa la renta petrolera venezolana. Creada en 1976, Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) posee la mayor reserva de hidrocarburos del mundo, alcanzando una cantidad certificada de 302 billones de barriles de petróleo en 2018 y representando más del 95% del total de las divisas que obtiene Venezuela. Es esta masiva cantidad de recursos las que se vuelcan al interior del país permitiendo, pese a un brutal bloqueo económico de EEUU y sus aliados, planes de reactivación económica, la importación de alimentos y manufacturas que no se producen en el país para el consumo interno, recuperación salarial, o el robustecimiento del sistema de seguridad social.

 Este marcado carácter democrático en lo que a la distribución de las riquezas específicamente se refiere, es de donde brota el apoyo popular en las calles de parte del pueblo, puesto de manifiesto en las movilizaciones que se dieron en todo el norte del país en repudio a quien fue la figura visible del golpe y autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó2. Significa un mayor grado de conciencia política de parte de los y las trabajadoras de Venezuela, que no se limitan solo a la democracia formal-electoral y que pone de manifiesto un fenómeno que no tiene una réplica generalizada en América Latina. Ante el golpe de estado en Brasil y la destitución de Dilma por parte de Temer, o la traición de Lenin Moreno a Correa en Ecuador, las calles fueron mayoritaria y tristemente aquiescentes. Ni hablar de las más recientes victorias “democráticas” en Argentina y Brasil, por parte de los gobiernos pronorteamericanos de carácter antinacional como Macri y Bolsonaro.

Si a esto se le suma que el máximo órgano del poder Ejecutivo de Venezuela, el Tribunal Supremo de Justicia, no se subordina a intereses foráneos sino que brinda servicios al pueblo soberano, tales como considerar en desacato a la Asamblea Nacional y denunciar sus irregularidades3, se obtiene la receta para bloquear los golpes “suaves” de la denominada Lawfare, la guerra mediático-judicial impulsada por la casa blanca que busca poner en jaque mediante la persecución política, a cualquier dirigente opositor a los intereses del Imperialismo norteamericano. Tales son los caso de persecución política con Cristina Kirchner en Argentina y Rafael Correa en Ecuador, o la jugarreta con la que se destituyó a Dilma Rousseff y que luego impidió presentarse a elecciones a Lula Da Silva mediante su encarcelamiento sin prueba alguna4.

Pero en esta guerra quedaron flancos descubiertos. Errores que, con el paso del tiempo y la presión de distintos sectores, formaron el caldo de cultivo del cual abrevan los intereses antinacionales (de adentro y de afuera), generando una apoyatura aparentemente popular, brindada por los sectores universitarios y muchos de los sectores asalariados que viven cada día más asfixiados por una hiperinflación sideral. La espada de Damocles pende sobre las Tierras de Gracia y sus riquezas. El manantial de petróleo que yace debajo de ella — canalizando la renta que genera en pos del interés nacional mediante PDVSA– creó una dependencia económica fatal de las divisas producidas por los hidrocarburos, y que, al no tener una producción diversificada en otras áreas autónomas del mercado externo, volvió a la economía de Venezuela extremadamente dependiente del precio internacional del petróleo. La monoproducción de esta materia prima, que en tiempos de un alto valor en los mercados internacionales significó una bonanza sin precedentes en las arcas del Estado, es la que hoy en día (y junto a un constante boicot comercial liderado por EEUU) deja al gobierno Bolivariano expuesto a los ataques económicos.

El increíble caudal de riquezas que producen las materias primas de Sudamérica parece ser, al mismo tiempo, su condena. Esto es lo que ocurre actualmente no solo en Venezuela con el petróleo, sino también en Argentina con el valor internacional de la soja, o con el valor internacional del cobre en Chile. Las divisas que generan las materias primas en alza de las distintas regiones no son reinvertidas en la independización de los valores internacionales de los llamados “commodities”, o en obtener autonomía de las manufacturas producidas en las metrópolis, mediante la industrialización y diversificación de la producción Nacional. Esto condiciona, entre otras cosas, una dependencia de los medicamentos exportados en Venezuela, que junto a la importación de los alimentos son dos puntos fundamentales a los que se aboca el bloqueo imperialista ‚mediante el gobierno servil a Donald Trump de Macri ‚para que la Argentina no le brinde al pueblo hermano de Venezuela entre otras cosas, los alimentos y medicamentos que necesita, o qué Brasil de Bolsonaro le aporte recursos financieros y manufacturas más desarrolladas para salir al paso .

 Teniendo todo el potencial para la emancipación que nos brinda la integración nacional– latinoamericana, sobre todo en la complementación de nuestras producciones regionales y la creación de un gran mercado interno, se nos escapa de las manos una oportunidad que difícilmente se nos vuelva a presentar.

Sin embargo la historia, en algún momento, da revancha. Esperemos esta vez nos encuentre gloriosos y bravos, marchando a paso de vencedores.

 

 

Referencias

1https://noticieros.televisa.com/videos/mike-pence-apoya-a-la-oposicion-de-venezuela/

2https://www.telesurtv.net/news/venezuela-marcha-defensa-soberania-apoyo-nicolas-mad%20uro-201901250032.html

3https://rinacional.com.ar/sitio/golpe-olor-petroleo-la-comunidad-internacional/

4https://www.pagina12.com.ar/86842-la-guerra-juridica-o-lawfare

¡Padre augusto del pueblo argentino!

Publicado en País Domingo, 19 Agosto 2018 12:44

Primer gobernador de una provincia de Cuyo en vías de ser industrializada, electo por el voto popular e independiente de Buenos Aires, es en la comprensión de su lucha y sus ideas en donde hoy encontramos uno de los más valiosos instrumentos para enfrentar las adversidades del presente. Sepultado y deformado bajo la presión de la historiografía oligárquica, su legado se convierte en una hoja de ruta para nuestra actualidad, encerrando un vivísimo pensamiento que demuestra nuestra  capacidad de pensar y actuar en términos revolucionarios conforme a los problemas que actualmente sufrimos.

A pesar de los constantes embates desestabilizadores y golpistas de los EEUU, Nicaragua celebra el triunfo de la Revolución Sandinista que puso fin, hace 39 años, a la dictadura de la familia Somoza. En noviembre del 2016 el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) refrendo su carácter popular en las urnas, donde Daniel Ortega fue electo presidente con el 72.5% de los votos y con una participación electoral de más del 62% de la población, cifras que despertarían la envidia de más de un presidente en la región.

Las medidas llevadas adelante por Daniel Ortega en búsqueda de una redistribución de la riqueza nicaragüense un poco más justa, desatan el odio de los amigos regionales de los Estados Unidos. Programas sociales tales como Hambre Cero, Plan Techo, Usura Cero, Merienda Escolar, Bono Productivo y Casas para el Pueblo, resultan revolucionarios si tenemos en cuenta que hace unos años atrás disputaba el podio de los países más pobres de Latinoamérica.

En la actualidad Nicaragua es uno de los escenarios más complejos en el Cono Sur. Es allí donde se disputan un importante punto de apoyo los gobiernos nacionales y populares de Venezuela, Cuba y recientemente México, y en donde el yugo de la Casa Blanca más fuertemente aprieta financiando una oposición golpista no solo con recursos económicos y armamento sino también trasladando sus mercenarios de “guarimbas” venezolanas. El conflicto social, constantemente en aumento y fomentado por los medios de comunicación reaccionarios, ya se cobró la vida de más de 300 personas. Muertes que sufre como propias la América Morena.

El proceso de independencia económica llevado adelante por Daniel Ortega reduce la estratégica influencia de los EE. UU.  en el Caribe y tiende a disputarle una de las conquistas que con más orgullo exhiben. El planteo de construir un canal interoceánico en Nicaragua con financiamiento chino-cubano,  capaz de disputarle el comercio al Canal de Panamá, representaría una reconfiguración internacional en contra de Norteamérica. Entiéndase el descontento del impresentable Trump.

Si bien algunas medidas como la de entablar alianzas políticas con sectores históricamente opuestos al FSLN, o tratar de imponer una reforma previsional de manera inconsulta le están pasando factura, es innegable el alejamiento y la resistencia que ejerce Nicaragua a formar parte de la periferia de  Norteamérica, por más que esto le signifique un acercamiento al (para nada altruista) Estado Chino. Si a esto le sumamos la constante solidaridad reciproca para con los gobiernos populares de América Latina, la lucha coordinada por la pacificación de la región y en contra del narcotráfico, nos encontramos con un baluarte de resistencia e integración latinoamericana, digno heredero de la memoria de Sandino.    

Fuentes

https://www.telesurtv.net/bloggers/Nicaragua-la-revolucion-y-la-nina-en-el-bote-201807170002.html

https://www.telesurtv.net/news/Canal-interoceanico-transformara-la-historia-de-Nicaragua-201412220024.html

https://www.nodal.am/2018/07/las-venas-abiertas-de-nicaragua-por-boaventura-de-sousa-santos/

La Contraloría Payasesca

Publicado en América Latina y el mundo Martes, 10 Julio 2018 21:20

La injerencia foránea en la vida de la Nación Latinoamericana persiste hoy más viva que nunca, y sin embargo las intervenciones militares parecieran ser (por el momento) cosa del pasado. No las necesitan. Los intereses que las propiciaban han encontrado en nuestra región formas más creativas y eficaces.

Se trata de la Guerra Jurídica, la implementación de instrumentos judiciales aparentemente legales que, en conjunto con los medios de comunicación, serviles al interés antinacional, son capaces de realizar sin prueba alguna, una impía persecución política sobre los representantes de los sectores populares, carcomiendo su imagen pública, y, en algunos casos, inhabilitándolos electoralmente.

Las oligarquías regionales encumbran a sus representantes (enmascarados de un tecnicismo apolítico de lenguaje confuso) en el lugar de  jueces, fiscales y abogados, para, algunas veces inventar y otras seleccionar, que casos de corrupción se van a investigar y cuales se van a cajonear, para de esa forma manipular la opinión pública e impedir el accionar político de cualquier representante que se oponga a sus intereses.   

Tal es el caso del expresidente Rafael Correa en Ecuador, ante los infatigables azotes de la Contraloría General de la Republica, el máximo organismo de control fiscal del Estado,  entidad de carácter técnico con autonomía administrativa y presupuestal que tiene a su cargo la función pública de ejercer el control y la vigilancia de la gestión fiscal de la administración y de los particulares o entidades que manejen fondos o bienes de la Nación.

El Departamento de Estado Norteamericano no desconoce las simpatías que despierta en Ecuador el que supo encabezar la representación de los sectores nacionales y populares, llevando a cabo durante su gobierno una recuperación del  PIB, que pasó de USD 46.000 millones en el 2006 a USD 97.000 millones en el 2016, del PIB industrial, que  creció de USD 6.000 millones a USD 14.000 millones en igual periodo. Las utilidades de las empresas pasaron de USD 3.900 millones a USD 8.000 millones y las exportaciones no petroleras pasaron de USD 5.000 millones en el 2006 a USD 11.000 millones en el 2016. Todo esto llevo aparejado  la salida de la pobreza de grandes sectores rurales (que componen la mayoría de la población en Ecuador), reduciendo la pobreza rural  del 61% al 38%, y la extrema pobreza rural por debajo del 17%.

La furia de la impúdica Curia Judicial Ecuatoriana que se desata actualmente sobre el expresidente no tiene antecedentes en ese país. Tal es así que la jueza Daniela Camacho ha emitido — a través de twitter —  una orden de captura internacional sobre Rafael Correa, por no presentarse en persona cada 15 días ante la Corte Nacional de Justicia en la ciudad de Quito, y hacerlo desde la embajada de Ecuador  en Bélgica (en donde reside), por el presunto secuestro de un opositor (Fernando Balda) en el año 2012. Buscando nada más que el desgaste psicológico y la inacción política  mediante la persecución penal con medidas tan absurdas, como la de obligarlo a viajar 10.000Km cada 2 semanas solo para hacerlo firmar un papel,  es que se da la apertura de una nueva causa (de la mano del Contralor Pablo Celi) por el “posible” caso de perjuicio a los fondos públicos, producto de las  decisiones económicas tomadas durante su mandato,  sin prueba alguna que sustente la denuncia. «Sigue el payaso y la payasada», denuncia Correa. Se queda corto.

Pareciera ser que el único delito que puede ser adjudicado con pruebas a Correa y sus allegados es el de sacar a más de 2 millones de ecuatorianos de la pobreza. A todo esto, llama la atención que las imputaciones se realicen, no solo contra Rafael Correa, sino contra las personas cercanas a él o a su gobierno, con excepción de quien fuera su mano derecha y  vicepresidente durante su mandato. Lenin Moreno, presidente en ejercicio de los ecuatorianos, luego de obtener el triunfo en las urnas con la alianza política de los sectores populares  que creo Correa,  a quienes vilmente traiciono, es el actual representante de los intereses de la oligarquía y la extranjería, y el que encabeza la persecución política contra su antecesor y todos los que actualmente lo defienden.

 Con la alianza Correa-Lenin Moreno en Ecuador se repite lo ocurrido con la alianza de Dilma-Temer en Brasil, en el que las alianzas electorales que tejen los conductores de los sectores populares con los sectores antinacionales  (medios de comunicación — poder judicial) quedan en manos de estos últimos. Cabe observar que los gobiernos populares  que quedan en pie  (Maduro en Venezuela, Evo Morales en Bolivia) se desembarazaron en gran medida de los sectores antinacionales, no solo en lo que respecta a elecciones, sino también  llevando adelante profundas reformas en el sistema judicial y los medios de comunicación.  

Tengamos presente que en los Estados Unidos han adquirido gran habilidad para encontrar lacayos que cumplan con sus mandatos. Ellos tienen presente que hemos adquirido una gran habilidad a la hora de derribar lacayos.

Fuentes:

https://noticieros.televisa.com/ultimas-noticias/dictan-orden-prision-expresidente-ecuador-rafae/

https://www.nodal.am/2018/03/ecuador-la-nueva-dominacion-regreso-del-neoliberalismo-la-judicializacion-la-politica-jorge-glas-especial-nodal/

 

https://www.debate.com.mx/mundo/Contraloria-de-Ecuador-pide-nueva-investigacion-contra-Correa-201807090208.html

 

MEJOR 100 AÑOS TARDE QUE NUNCA : Universidades en Chile

Publicado en País Domingo, 13 Diciembre 2015 21:54

El parlamento de Chile recibió el pasado Martes 8 de Diciembre un proyecto por parte de la presidenta Michelle Bachelet con el objetivo de fortalecer la calidad de la enseñanza que reciben niños, niñas, jóvenes y adultos que asisten a establecimientos públicos del país. A través de diversas iniciativas educativas se posibilita a un 50% de los estudiantes secundarios chilenos a que puedan acceder a una educación universitaria de calidad, lo cual formaba parte de las propuestas de campaña de la presidenta.

Con el nombre de «Balances y desafíos de una década larga (20012015): aportes y debates desde la Sociología»   se celebrarán las segundas jornadas de sociología, el 27 y 28 de agosto .

El Detrimento en la Sociología

Publicado en Ciencias Políticas y Sociales Jueves, 04 Junio 2015 10:13

La carrera de sociología ha visto su matrícula reducida alarmantemente. Posicionándonos en primer año y, comparando con otras carreras de la Facultad De Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo, la diferencia en el número de compañeros es abismal. Este año iniciaron los estudios 51 alumnos , de los cuales pasados el primer parcial, quedaron alrededor de 24. Este fenómeno se observó en años anteriores , de manera decreciente en todos los casos , pero nunca en un nivel tan bajo.

Ante esta situación, y frente al planteo de cerrar la carrera , es que decidimos desde AUN tomar parte de manera activa en el análisis de la problemática, con la aspiración a una solución en concreto.

Nuestra intención es para con esta problemática específica son, inicialmente, un estudio comparativo (latinoamericano específicamente) respecto a las diferentes instituciones (tanto de carácter público como privado) que brinden esta carrera, para analizar su situación actual respecto a la matrícula de ingresantes, si históricamente se vieron en esta problemática y concordaron una solución a la misma, un análisis profundo al plan de estudios a la que las mismas competen, interpretando el perfil profesional y el objetivo al cual se aspira, los medios de difusión que poseen para el conocimiento de dicha carrera , y el ámbito laboral en el cual se pueden desenvolver los profesionales, para de esta forma comprender si la encrucijada en la que se encuentra la facultad es resultante de una incapacidad de la disciplina para brindar soluciones a la sociedad , interpretando las necesidades de la misma; o un problema en la institución respecto a lo que intrínsecamente es la Sociología.

No debemos olvidar lo que significaría dejar una tarea tan importante como el análisis de las problemáticas a las que enfrenta la sociedad en manos de intereses privados.

Ya planteada la problemática , desde AUN invitamos a quienes quieran participar del análisis , a unirse al mismo, con el objetivo claro de realizar un cambio positivo en nuestra Sociología, no solo desde el plano teórico , sino también en el ámbito concreto.