Se impone un Frente del Campo Nacional en la FULP

 

El día de hoy se renovaron las autoridades de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), consiguiendo la victoria el Frente Patriótico Milagro Sala, integrado por distintas agrupaciones del campo nacional. La victoria en la Federación desplazó de la conducción al frente Patria Grande integrado por La Mella, el PO, el PCR y otras fuerzas de izquierda. Este frente venía debilitado por reyertas internas que se habían generado a partir del ballotage presidencial del año pasado, donde un sector decidió apoyar a Scioli (La Mella) y otro llamo a votar en blanco (Frente de Izquierda).

En el congreso de la federación se habían armado dos bloques de 52 congresales, por un lado el peronismo y por otro La Mella junto con agrupaciones de izquierda, exceptuando al PO y otras fuerzas que habían dejado el espacio. Franja Morada contaba con 42 congresales, sin posibilidad de sumar más fuerzas y desde La Mella aseguran haber recibido la propuesta de recibir estos votos para que no se impusiera el peronismo. Sin embargo el frente decidió no aceptar los votos del radicalismo.

Desde La Mella aunque decidieron no aceptar los votos, increparon al sectarismo del PO de no votar por su frente cuando se produjo el empate técnico, a su vez, desde el PO aseguraron que La Mella entregó la federación como “prenda de cambio” para obtener lugar en el Frente Ciudadano en 2017.

Por otro lado, luego de la victoria kirchnerista, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner se hizo presente en un acto universitario para hablar sobre la juventud universitaria y la importancia de la unidad obrero-estudiantil para lograr la participación del movimiento estudiantil en los problemas que aquejan no solo a los universitarios, sino al país en general.

A su vez hizo mención de la necesidad de abrir la Universidad a los trabajadores y la necesaria participación de los gremios estudiantiles para lograr esto. Discusión planteada también en la Federación Universitaria de Cuyo con la incorporación de los centros de estudiantes de las universidades privadas, estudiantes excluidos de la universidad pública debido a la falta de oferta educativa, la falta de un turno noche que permita a quienes trabajan poder asistir a la misma, entre otras cosas y a su vez los obliga a pagar una cuota de una universidad privada para engordar los bolsillos de quienes lucran con la educación mientras con sus impuestos financian la educación pública.

A pesar de las agrupaciones que se oponen a esto como la Franja Morada creemos que es una discusión que se debe seguir dando para lograr una universidad abierta a los trabajadores y al servicio del pueblo argentino.