Alumnos de Universidades privadas protestan por los aumentos de cuotas

Compartimos el artículo publicado en el día de hoy por el Diaro Vox, escrito por Sofía Fernandez. En él se incluyen las entrevistas a Yael Vela, presidente del Centro de Estudiantes de la Universidad de Congreso y María Angeles Uchon de la Universidad Católica Argentina, ambos compañeros del Movimiento de Integración Nacional.

 

Trece cuotas al año de más de 2500 pesos en promedio, pagar por certificados de alumno regular, la constancia del abono para el colectivo, adquirir los materiales de estudios, fotocopias y cuotas de biblioteca, además de tener que abonar el título final. Ese es el combo de gastos que deben afrontar los estudiantes de universidades privadas y que generó nuevamente reacciones por los aumentos. Algunas cuotas alcanzan los $3500 por mes y deben acreditarse también en el verano cuando la universidad permanece cerrada. Los alumnos insisten en que estos precios no se traducen en calidad y que se sienten “estafados” por las instituciones.

Yael Vela, presidente del Centro de Estudiantes de la Universidad de Congreso, comentó que los excesos en las cuotas se hacen insostenibles para los alumnos que muchas veces deben trabajar y estudiar. “Hay un abuso por parte de todas las universidades privadas que lucran con los estudiantes.

Nosotros no vamos ahí porque nos gusta, vamos allí porque no tenemos otra opción. No hay cursado nocturno en la universidad pública. Abogacía, por ejemplo: no hay otra alternativa que no sea la de Congreso en la noche. Lo mismo ocurre con Gestión Ambiental, solo se puede estudiar allí”.

Al año debemos pagar trece cuotas, una es la matrícula y otra es en enero donde no se cursa, estas cuotas no tienen ningún fundamento. Es una mentira lo de los semestres porque el primero se empieza a cursar en abril y finaliza en junio, el otro empieza en agosto y termina en noviembre”, aseguró el joven. Muy crítico con el sistema actual, Vela añadió: “Estos aumentos afectan a todas las universidades y más en el contexto económico actual del país, donde tenemos una devaluación del 50%, inflación, situaciones que llevan a muchos estudiantes a tener que abandonar la facultad porque no pueden pagarla”.

Las cuotas se dispararon este año

En la Universidad Champagnat las cuotas se dispararon este año a tal punto que los estudiantes comenzaron a presentar notas pidiendo explicaciones. Ayer, mantuvieron una reunión con las autoridades. “El tema es que a nosotros además de aumentarnos la cuota nos cobran todo lo que es administrativo: $100 el certificado de alumno regular, libreta, certificado de trabajo, por rendir materias, por promocionar materias, por todo”, explicó Ailén, estudiante de Recursos Humanos en la Universidad Champagnat. Por el momento, “si no hay una solución, vamos a ir con marchas, cortes de la calle que pasa por la universidad, sentadas, todo lo que esté a nuestro alcance”.

Al respecto, el vicerrector financiero de la Universidad Champagnat, Andrés Nicosia justificó la situación y dijo que el diálogo con los alumnos ha sido muy productivo. «Hemos tenido un aumento en el valor de las cuotas del 27%. Se comunicó por los canales habituales y hubo un par de notas donde los alumnos manifestaban que este aumento era uno más de tantos. El diálogo ha sido muy propositivo».

«Hay tres servicios que ellos han planteado cuyo aumento no les parece que responde a un principio de racionalidad. Es el certificado de alumno regular, permiso de examen y libreta universitaria. Nosotros vamos a hacer el máximo esfuerzo, pero les explicamos que estos certificados requieren de un costo administrativo. Hoy se va a comunicar que congelamos los valores al costo que tenían antes de aumento», resaltó el vicerrector. Además compartió que el valor de la cuota entera en este momento alcanza los $3395.

Lo mismo ocurre en la Universidad Católica Argentina. “En nuestra universidad las cuotas alcanzan en promedio los 3000 pesos y es un mercado cautivo, no hay psicología en la universidad pública. Argumentan que los aumentos fueron por el nuevo edificio. Pero no es solo el tema de las cuotas, el material de estudio, las fotocopias, y además todos los servicios que han aumentado, el boleto del colectivo.

Destaco el trabajo en conjunto que hacemos con otras universidades porque entendemos que el reclamo no es ajeno”, destacó María, secretaria de asuntos estudiantiles del Centro de Estudiantes de la UCA en Mendoza.

En la Universidad del Aconcagua, el conflicto se desató el año pasado cuando previos intentos de negociación con las autoridades, los alumnos de la facultad de Psicología, decidieron cortar la calle Catamarca y marchar a su rectorado. “Venimos sufriendo un abuso hace años por parte de estas instituciones que figuran como sin fines de lucro. Como tales ni siquiera al Gobierno le han rendido cuentas”, comentó en aquella oportunidad David, presidente del Centro de Estudiantes de Psicología de la UDA.

En la Universidad Maza, los estudiantes también sufren el aumento abusivo de las cuotas. Encima, en varias carreras hay alumnos que ni siquiera tienen lugar para sentarse en las aulas a causa de la sobre población de estudiantes.