Precarización laboral de docentes universitarios privados

Los recientes aumentos de cuota efectuados en las Universidades privadas de la Provincia de Mendoza, los cuales oscilan entre el 25% y 40% respecto al último aumento del año 2014, implican la imposibilidad de muchos estudiantes de poder continuar con su formación profesional, al convertirse en inaccesible el abono del arancel mensual que se establece.

 

El estudiantado entiende que estos aumentos de cuota  no se desplazan a beneficio del salario docente, siendo esta una de las principales justificaciones de las autoridades de cada universidad, a la hora de subir el arancel.  Entonces, a los estudiantes nos dicen que el aumento es para actualizar el salario docente y a los docentes le explican que no les pueden pagar más porque los estudiantes no quieren más aumento, generando de forma indirecta un enfrentamiento falso.

Las condiciones laborales de los docentes de universidades privadas son  precarias e inestables. Según el SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Privados) las Universidades e Institutos de educación superior tienen alrededor de un 10% de afiliados. El sindicato, por muchos años, viene llevando a cabo incesantes luchas contra el sector privado para tratar de incorporar a más docentes dentro del gremio. Pero resulta que el otro  90% de ellos se encuentra bajo condición de Prestador de Servicio, facturando sus servicios a la universidad, la cual fija los precios de su labor, que por cierto son muy bajos, sin poder obtener los beneficios correspondientes, como son: aportes jubilatorios, obra social o el de pertenecer a un gremio que los aglutine, como ya se dijo anteriormente.

La explicación a esto es que en la mayoría de los casos emplean a profesionales recién recibidos, que por la necesidad laboral inmediata, no les deja más alternativa que aceptar dichos puestos de educadores.

Es por eso que el alumnado ve y entiende  que no se alcanza la excelencia académica debido a la falta de motivación en el dictado de clases (ligado principalmente al bajo salario), muchas veces nos vemos en la situación de que los profesores faltan sin avisar o dictan clases leyendo un power point, sin dejar de mencionar que cuando estos renuncian y son remplazados, el otro docente no respeta el programa dado lo cual desfavorece a la continuidad de la materia. Los alumnos comprendemos que no se puede culpar a los profesores por estos factores que agravian a la educación sino a las autoridades de cada Universidad por ser la competencia máxima de las decisiones de los establecimientos.

Por esto desde el movimiento estudiantil comprendemos que los docentes deben tomar las banderas que en la actualidad enarbolamos con el Proyecto de Ley, el cual plantea la regulación de los aumentos de cuota, pero fundamentalmente ponemos en discusión la condición de lucro que hoy se percibe de un derecho tan importante como es la educación.  Pero que además en sus considerados el proyecto expresa la exigencia de la excelencia académica y para ello la necesidad de mejorar las condiciones laborales docentes, el Turno Noche de cursado en la UNCuyo, entre otros.

Estos asuntos que jamás habían sido discutidos en la Legislatura ahora toman estado público gracias a la comunidad estudiantil. Dado esto es que invitamos a los docentes del sector privado a participar de la Movilización en apoyo al Proyecto de Ley el día 1° de mayo, en la Apertura de Sesiones Ordinarias de la Legislatura Provincial.