Milagros Sala detenida y ¿los Derechos Humanos?, bien gracias

 

Los argentinos vivimos en una sociedad más injusta desde que gobierna Cambiemos en el país, personajes perversos con claros fines políticos asumieron los cargos de presidente, gobernadores, diputados, intendentes, etc. etc. Los argentinos y argentinas hemos tenido que vivir las permanentes burlas desde decir que la inflación iba a ser lo más fácil (el 2018 fue el año con más inflación desde el 91′), hasta decir que combatían el narcotráfico y como resultado «allanaban» una heladera con pollo. Ministros que desconocen el país que gobiernan, Ceos que imponen tarifas inalcanzables.

Sin embargo, el ajuste no es zonzo y para que el pueblo argentino no patalee, se utilizan varias medidas, pasando por una cortina mediática que repite todos los días que el problema fue el gobierno anterior, que se robaron todo hasta la persecusión política de quienes piensan distinto. El caso de Milagros Sala en Jujuy es el caso más avanzado.

Por morocha, por negra, por darle dignidad al olvidado pueblo norteño que supo ser una provincia clave en la época de la colonia. Lamentablemente han elegido a alguien que no se rinde facilmente. La acusaron de corrupta, de organizar «marchas en contra del gobierno» (aun no vemos a ningún tilingo detenido por marchar al no poder comprar dólares mientras gobernaba la «yegua»). Milagros sala está detenida por defender al desposeído. Los Derechos Humanos y el Estado de Derecho en nuestro país hace tiempo no existen más. Ojalá este 2019 electoral traigan aires de esperanza y un poco de justicia social.