Cornejo defiende con escudos y policías el MENDOTRAN

Tras una semana de haberse lanzado el nuevo sistema de trasporte en Mendoza, el boleto de colectivo a partir de hoy costará $18.
Durante una semana entera los mendocinos y mendocinas viajaron gratis tras el desastre del nuevo modelo de transporte público en la provincia, implementado por el Gobernador Alfredo Cornejo y el Secretario de Transporte, Natalio Mema.


Sabemos los enormes problemas que trajo su implementación, pocas frecuencias, falta de señalización en colectivos y paradas, etc. Más allá de esto, lo cierto es que el MendoTran nace a causa del ajuste que impone Macri en la Nación y Cornejo en la Provincia.
Es imposible la implementación de un ajuste feroz, sin represión. Tal es así que hoy los colectivos aparecieron llenos de policías, según declaraciones del gobierno provincial, para cuidar a los choferes del colectivo, que tras este modelo se han visto atacados por los usuarios que no aceptan esta nueva política. Los trabajadores del MendoTran según Cornejo se ven violentados por una horda de salvajes, o eso nos quieren hacer creer.
Sabemos que no es así, no olvidemos que en 2017 una mujer fue bajada de un colectivo y detenida 7 horas posteriormente, acusada de no haber pagado el boleto del colectivo en Las Heras, sin ir más lejos esta semana detuvieron a manifestantes que reclamaban por la mala implementación del sistema.
Que la policía este hoy trabajando en los colectivos, no es para cuidar a los trabajadores, es para estar listos, en caso de que algo salga mal, otra vez, reprimir, y hacerlo rápido.
La represión que parece ser un Hobby para Cornejo en el último tiempo, se basa en el ajuste brutal y el endeudamiento de la provincia para poder pagar las deudas con el FMI. En las cuentas provinciales, se redujeron en particular los subsidios a la tarifa social y al sistema de transporte. Al ajustarse los aportes a las provincias, Mendoza debe hacerse cargo ahora de $1.400 millones más, conforme a los nuevos precios de combustibles e insumos para la actividad.
Con estas medidas, el gobernador no hace más que ser fiel a los intereses que defiende. Al igual que Macri, han colocado la Renta Nacional al servicio del mundo de las finanzas y sus aliados, fomentando la especulación y el endeudamiento. Y algunos tienen que pagar los platos rotos, en este caso el pueblo mendocino.

 

(Los Andes — Revista Integración Nacional)