¿QUÉ ES UNA DEUDA ILEGÍTIMA?

 

Es inexplicable el siglo XX y parte del siglo XXI sin ese mal que aqueja a los países coloniales, semicoloniales e incluso a muchos centrales: LA DEUDA EXTERNA. Considerado por teóricos como parte de un sistema de dominación mundial que han denominado DEUDOCRACIA. Para poder adentrarnos en esta categoría y comprender un poco más el gobierno de Cambiemos, compartimos una nota del Comité Para la Abolición de las deudas ilegítimas que explican este conflicto mundial.

 

Carmen Aristegui, periodista mexicana que se ha destacado por su enfoque crítico, conversa con Eric Toussaint en el marco de la visita que realizó en México, en donde se ha constituido un comité promotor del CADTM.

Aristegui inicia contextualizando el problema de la Deuda en México con razón a las declaraciones que ha dado en días anteriores el ex Procurador Fiscal de la Nación, Gabriel Reyes Orona.

Durante la conversación se aborda en primer lugar la definición de la deuda ilegítima, que Toussaint define como aquella «que ha sido contratada para favorecer el interés particular de una minoría privilegiada», como las deudas de los grandes bancos que han sido socializadas, caso evidenciado en México en la década de los 1990 con el Fobaproa (Fondo Bancario de Protección al Ahorro), en la crisis norteamericana en 2008 y en algunos países de América Latina como Argentina y Chile a finales de los 90; y como la contratada para megaobras que no benefician a la población, ejemplo de los grandes estadios para los Mundiales en el caso de Brasil, México y Grecia.

En este sentido, Toussaint sostiene que se debe hacer hincapié en el servicio de la deuda pública, entendiendo el porcentaje del Presupuesto Nacional que es desviado a su pago, y que no se invierte en la garantía de derechos fundamentales, como salud o educación, por lo cual el tema de la deuda no es algo abstracto sino que tiene implicaciones reales y directas en la población

Ahora, si bien a menudo hay un cuestionamiento sobre la deuda, no hay una definición sobre si se paga o no, teniendo en cuenta que si se califica una deuda como ilegitima u odiosa, no existe obligación sobre el Estado de pagarla; sin embargo cuando un país se pregunta si paga o no su deuda, este reflexiona sobre las consecuencias internacionales que podría tener su decisión. Existen ejemplos en la historia que demuestra que no es imposible una suspensión de pagos soberana.

Paso seguido Toussaint comenta su experiencia con respecto a la experiencia en el estudio de la deuda en Grecia, Ecuador, en donde se puede ver como la Auditoria de la Deuda es una cuestión política.

Así mismo, se trae a colación como la historia de México está llena de suspensiones de deuda, por lo cual una próximo suspensión no es algo imposible. Inclusive existen leyes en donde se prohíbe la cesión de soberanía del Estado Mexicano en razón de contratos de empréstitos.

Finalmente, Eric Toussaint llama a que el pueblo mexicano aproveche el cambio de gobierno para cuestionar el proceso de endeudamiento de México. Como ciudadanía se debe preguntar si es justificado seguir pagando los impuestos para que estos sean destinados a pagar una deuda espuria u odiosa. En este sentido se debe cuestionar sobre los montos de deuda, para qué fueron contratados, quién los contrató y a qué tasa de interés se contrató.

Llama la atención el cambio que vive México actualmente, pues a través de las charlas que se llevaron a cabo se observa un interés creciente en diferentes grupos de la población y movimientos sociales mexicanos sobre el estudio de su deuda.

 

Valora este artículo
(0 votos)