Lula no sería candidato y el PT opta por Fernando Haddad

Desde la conformación de los Estados modernos en América del Sur, las altas esferas del Poder Judicial han permanecido inalterablemente en la vereda de los sectores más reaccionarios. Jueces adictos y enquistados en su cargo durante décadas han sabido obrar junto con la prensa oligopólica del todo el continente para impedir el avance de las expresiones políticas del campo nacional. Las tareas pendientes de toda revolución nacional latinoamericana deberá contemplar la intervención directa del Poder Judicial para la democratización de  su estructura y el sometimiento de jueces y fiscales a la voluntad popular. 

Hasta entonces, seguirán siendo elementos de la contrarrevolución. El candidato más popular de Brasil ha sido finalmente impedido de participar en los próximos comicios. Este hecho augura una crisis política gigante en el vecino país, dónde el candidato que le sigue en las encuestas, caracterizado por xenófobo, machista, pero sobre todo, antipopular, presenta escaso apoyo del pueblo. Haddad, quién encabezaría la fórmula del Partido de los Trabajadores en lugar de Lula, es un desconocido para la inmensa mayoría.

Pero veamos no al hombre, sino al movimiento sobre el que se erige. Esperamos que pese a la ausencia de Lula da Silva, el pueblo opte por su partido, que con sus limitaciones, ha sabido ser la mejor expresión del interés de los hermanos cariocas.

- — -

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva renunciaría hoy a la batalla legal para presentarse en las elecciones del 7 de octubre y permitirá que el Partido de los Trabajadores anuncie a su compañero de fórmula, Fernando Haddad, como candidato a la presidencia.

Lula esperaba que el Supremo Tribunal Federal (STF) aceptara una apelación que habría dado más tiempo para modificar la candidatura del PT, luego de que la principal corte electoral de Brasil le prohibió postularse debido a una condena por corrupción y le dio 10 días para remover su nombre.

Dos fuentes con conocimiento de la decisión dijeron que Haddad se convertirá en el candidato oficial y se realizará un anuncio frente a la sede de la Policía Federal en la ciudad sureña de Curitiba donde Lula ha estado encarcelado desde abril, cumpliendo una sentencia de 12 años por recibir sobornos.

A pesar de las apelaciones pendientes ante el STFLula decidió que era hora de traspasar su apoyo a Haddad en el plazo establecido por la corte y no correr el riesgo de que el tribunal electoral anulara la candidatura del partido.

La carta de Lula donde anunciaría la decisión será leída a los partidarios que han acampado frente al edificio de la policía durante cinco meses para protestar por su encarcelamiento, que ven como un plan para evitar que vuelva al poder, dijo un funcionario del partido.

Lula y Haddad se reunieron el lunes por la tarde en su habitación de la cárcel y comenzaron a redactar la carta, dijo el funcionario. Las fuentes pidieron no ser identificadas porque no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre los planes.

Lula fue presidente entre el 2003 y el 2010 y sigue siendo el político más popular de Brasil. Pero no puede postularse para el cargo bajo la ley brasileña «Ficha limpia», que prohíbe a los candidatos presentarse si tienen condenas que han sido ratificadas en apelación.

La estrategia de Lula ha sido mantener viva su candidatura el mayor tiempo posible, y luego trabajar para transferir su apoyo a Haddad, que apenas es conocido en muchas partes de Brasil.

Una encuesta de Datafolha realizada el lunes mostró que ese traspaso ha comenzado. Aunque todavía está en un solo dígito, el apoyo a Haddad aumentó del 4 al 9 por ciento, la mayor ganancia entre los 13 candidatos en la carrera.

 Crece Bolsonaro

Por su parte, el candidato presidencial Jair Bolsonaro tiene el 24% de intención de voto y se afianzó en el primer lugar con vistas a los comicios del 7 de octubre luego del atentado que sufrió la semana pasada, según la encuesta.

El militar retirado tenía 2 puntos menos hace dos semanas y subió al 24 por ciento luego se haber sido apuñalado el jueves último durante un acto de campaña en la ciudad de Juiz de Fora, interior de Minas Gerais.

El candidato del Partido Social Liberal, de ultraderecha, supera por 11 puntos a su principal rival, Ciro Gomes, del Partido Democrático Trabalhista, de centroizquierda. 

Bolsonaro continúa internado en terapia intensiva en el Hospital Albert Einstein de San Pablo donde en los próximos días será sometido a una cirugía, informaron sus médicos.

En el tercer lugar de la encuesta de Datafolha se ubicó con 11 puntos Marina Silva, de la Red de Sustentabilidad, y en el cuarto aparece el exgobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, con 10 puntos.

Modificado por última vez en Martes, 11 Septiembre 2018 15:10
Valora este artículo
(0 votos)