Apología de un magnicidio y colonización cultural

 

 

Utilizaremos los dichos del periodista proyanqui Jaime Bayly para observar la colonización cultural que ejercen las clases dominantes hacia los pueblos. Este cipayo comentó en su programa de TV que tenía conocimiento previo del atentado que se estaba conspirando contra Nicolás Maduro.

 

“Me dijeron: “El sábado vamos a matar a Maduro con drones”. Y yo les dije: “hágale, vamos para adelante” […] “¿Si esto ocurre usted no dirá que somos terroristas?” “¡Por favor! ¿Quieren que les compre un dron más? ¡Avisen! […] “El grupo que está conspirando, mis amigos, son gente bastante competente. (Maduro) ya se llevó un primer susto. Van a venir más” […] “Tengo buenos amigos en Washington, en la Casa Blanca, y sé, de fuentes muy confiables que Trump no se va a meter en Venezuela” […] “Entonces los gringos van a tratar de ayudar a los rebeldes venezolanos, pero este es un problema que tienen que arreglar los propios venezolanos […] “Con ayuda logística y tecnológica de los gringos”.1

 

Si nos proponemos hilar fino, iremos más allá de esas aberrantes declaraciones. Que un ¿periodista? pueda hacer apología de un magnicidio a viva voz sin que eso conlleve severas consecuencias penales para el mismo, nos hace pensar una vez más que las clases dominantes venezolanas y el intervencionismo norteamericano están detrás de esto. Conglomerado antinacional y antipopular que no es ajeno al resto de los países latinoamericanos.

 

Ahora bien ¿Qué pasaría si un periodista venezolano incentiva desde cualquier medio de dicho país el asesinato de Donald Trump? los acérrimos defensores de las instituciones pondrían el grito en el cielo. Frente al silencio cómplice de los medios de comunicación, y si las estrategias de desestabilizar gobiernos populares electoralmente o por la guerra jurídica no alcanzan, optan por asesinar a sus líderes.

 

¿El mejor oficio del mundo?

 

La pregunta surge a partir de una consideración para con los periodistas de Gabriel García Márquez, en la cual quien esto escribe disiente. Los medios se han transformado en herramientas de desinformación masiva para los pueblos, principalmente en los países semicoloniales. La gran mayoría de los periodistas en consecuencia son empleados que tienden a venderse al mejor postor. A sabiendas de que los principales responsables no son los periodistas, sino los amos de la prensa, vale decir, los grupos concentrados de poder que están detrás del mostrador.

 

“Estos son los tipos que manejan gran parte de tus horas libres, de tus deseos, de tus ganas de consumir, de tus simpatías políticas y lo que es peor de todo, de tu libertad.” […] “Estos son medios, que son empresas, son porcentajes, balances, vínculos y subterráneos de guita. Todos los medios son de los mismos 4 o 5 tipos, el más obvio es Clarín”.

 

Si el lector es curioso se preguntará a quien pertenecen dichas declaraciones, algunos analizarán si fue cualquier panelista de 678, propio del rencor al quedarse sin trabajo en los medios desde que gobierna simbólicamente Macri, pero no. Fue denunciado por uno de los que se vendió al mejor postor, Lanata.2 ¿En qué te has convertido Lanata? ¿No te quedó otra que desenmascarar la naturaleza propia de los gajes del oficio? ¿O fuiste siempre un perverso?

 

La colonización cultural va más allá de los Lanata, los Bayly, y otros tantos asalariados de los medios monopólicos que favorecen a quien pone el dinero. Para ahorrarnos el tener que irnos a buscar conceptos de intelectuales elaborados en el viejo continente que nos ayuden en la comprensión, veamos que el campo nacional y popular también tiene lo suyo, mucho más cerquita y criollo. Arturo Jauretche se refería a los cerebros de las clases dominantes con el siguiente término «la intelligentzia».

 

Es este sector que al tener los aparatos culturales de la sociedad en su poder, puede fijar el sentido común (lo que dicen Clarín, La Nación, TN y el medio pelo repite) y extirparnos el buen sentido (criterio para reflexionar de manera colectiva sobre los asuntos que nos conciernen). Esto facilita que Macri por ejemplo, sin poder expresarse de corrido sea el presidente de 40 millones de personas, ya que el problema radicaba en que “se robaron todo”.

 

En Latinoamérica un método – no es el único– que utiliza la intelligentzia, es ir disgregando mediante el aparato mediático los sectores de las clases populares. Se les ofrece intereses, necesidades y demandas diferentes. Se les presentan candidatos y discursos para cada sector y aparece como quien no quiere la cosa el concepto de la “grieta”, futbolizando la política en el terreno de un River– Boca. Una nube de humo que impide a las clases populares comprender al enemigo único de los pueblos, las clases dominantes.

 

La intelligentzia duranbarbeana

 

Señalaba Maquiavelo «La política es el arte de engañar». Jaime Durán Barba, lo viene aplicando al pie de la letra. En su libro “El arte de ganar” el gurú electoral de Cambiemos, afirma:

 

“El electorado está compuesto por simios con sueños racionales que se movilizan emocionalmente. Las elecciones se ganan polarizando al electorado, sembrando el odio hacia el candidato ajeno […]Es clave estudiar al votante común, poco informado, ese que dice “no me interesa la política” […] El papel de los medios es fundamental, no hay que educar a la gente. El reality show venció a la realidad”

 

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica antigua para evitar que los individuos se detengan a pensar, si no se piensa mucho menos se tiene sentido crítico. Esto es propio de que las élites tienen acceso a conocimientos que les permiten conocer mejor al ciudadano común de lo que él se conoce a sí mismo. Manejar al electorado como “simios racionales y emocionales” abre la puerta para imponernos de manera inconsciente ideas, deseos, miedos, incluso el poder para estimular comportamientos. No vaya a ser que el poderoso lo aproveche para inducir a los votantes en contra de sus propios intereses…

 

Destacamos que el aparato mediático no es el único medio para la colonización cultural. Duran Barba no salió de un repollo, en sus inicios de juventud estudió en ¡La Universidad de Cuyo! y para sorpresa de algunos lectores militó en la ¡Juventud Peronista!3. Que Durán Barba pasó de cantar la marcha peronista a ser el cerebro del artificio para que Macri logre la presidencia no es el problema, el problema es lo que estudió, y sobre todo a que intereses de clase responden los planes de estudios.  La paradoja es que ya no necesitan irse a Chicago para formar su cipayismo, ahora los financia la clase trabajadora mediante nuestras universidades nacionales.

 

Ahora bien, mientras el lector lee esta nota, la intelligentzia duranbarbeana diagrama el triunfo electoral de Cambiemos para el 2019, manejando la agenda mediática a su merced. Manejo que se podría haber combatido de aplicarse la ley de medios sancionada pero no ejecutada por el gobierno anterior.

 

Combatir la colonización cultural implica un proceso que no se dará de la noche a la mañana. En consecuencia, el combate es en términos políticos, con carácter nacional y popular. En los tiempos que corren es inadmisible mantenerse neutral o peor aún “apolítico”, teniendo en cuenta que ese es un punto de vista político reaccionario. Tercera posición que no aplica a la época.

 

La cosa es mucho más sencilla, o se está de manera consciente o inconsciente con las clases dominantes, que podrán cambiar de nombres propios pero la esencia de beneficiar lo foráneo y perjudicar lo propio siempre está. O se está con los ciudadanos y ciudadanas a pie cansados de las injusticias diarias a tal punto que cada vez sean más los argentinos y argentinas que les cuesta comer más seguido. Allá usted en que parte se quiere ubicar.

 

 

 

Referencias

 

1 Jaime Bayly reconoce que participó del atentado contra Nicolás Maduro https://www.youtube.com/watch?v=kC8m6anMV94

 

2 Lanata explica el monopolio del Grupo Clarín https://www.youtube.com/watch?v=VGuXxx0RNfg

 

3 Durán Barba cuenta su pasado en la Universidad de Cuyo y su militancia en la JP https://twitter.com/webdifu/status/870601617544019968?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E870601617544019968&ref_url=https%3A%2F%2Fdiariok.com%2Fnoticia%2F3521%2Fvideo-yo-fui-peronista-duran-barba-conto-que-militaba-en-la-juventud-peronista-y

 

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 20 Agosto 2018 13:01
Valora este artículo
(0 votos)