Libro «Decálogo sobre historias de una villa sureña: Malargüe en los siglos XIX y XX«

Compartimos con nuestros lectores la síntesis del libro Decálogo sobre historias de una villa sureña: Malargüe en los siglos XIX y XX de Sergio Eschler. Examina los procesos de construcción histórica del sur de nuestra provincia, para traer un poco de luz al conocimiento actual, pero además para que proliferen estudios y debates historiográficos regionales en Mendoza. Siempre es necesario el conocimiento y el estudio de lo propio para comprenderlo, quererlo y defenderlo desde nuestro lugar. Por esto celebramos cuando las voces mendocinas se alzan para alumbrar nuestro presente a partir del estudio de nuestro pasado.

 

 

Un libro, varias historias. Decálogo sobre historias de una villa sureña:

Malargüe en los siglos XIX y XX.  Síntesis historiográfica.

Por Licenciado Sergio Eschler

 

El presente trabajo es compilado de estudios realizados en conjunto con el Archivo Histórico de Malargüe que tiene como finalidad visibilizar diversas trayectorias de actores sociales  y procesos históricos de la antigua Villa malargüina poniendo a dialogar la complejidad de esos transcursos con diversos enfoques historiográficos y formatos de presentación de la información histórica. Las hipótesis de los diferentes trabajos de este decálogo, intentaron reflejar la conflictividad que atravesó a Malargüe desde el siglo XIX y XX, marcando puntos de encuentros y desencuentros entre las diferentes esferas estatales y la participación popular. Se evidencian procesos de consolidación del Estado nacional y provincial, articuladas por grandes dificultades para consolidar una esfera municipal que acompañe los vaivenes socioeconómicos del sur provincial.

 

Las regiones del sur de Mendoza han sido estudiadas de manera fragmentada, sin una política historiográfica que permitiera darle continuidad a la reconstrucción de los intrincados y complejos transcursos en los espacios territoriales sureños. Estas historias sureñas, han sido políticamente incorrectas con respectos a los vientos decimonónicos, atravesados por intervenciones sociales y económicas que solo llegaron mediante la aculturación y la apropiación militar, de un sector de la elite mendocina, para fundar estancias y darle los primeros pasos administrativos y jurisdiccionales en la década del setenta del siglo XIX.

 

Una de las razones de ser de esta publicación, es intentar tensionar algunas construcciones teóricas que se han prologado sobre la realidad histórica del actual departamento del sur provincial. La marginalidad, el olvido, la liviandad o el vaciamiento social del pasado han sido una constante a la hora de revisar los trabajos realizados sobre dicho espacio. Sin descartar cada una de estas tesis, comprobamos que muchas veces son incompatibles con la las fuentes históricas y en otros casos se comprueba la conjeturas, denunciando a los actores que fueron la génesis de esas postergaciones, olvidos voluntarios y marginalidades.

 

Al embarcarse en el recorrido vertiginoso de la historia regional el lector puede alcanzar a romper con ciertos prejuicios y cuestiones instaladas desde lugares remotos o usinas de poder discursivo,  que a modo de interpelación, en varios fragmentos del presente trabajo, se intentan resolver con miradas múltiples, plurales, diversas y democráticas. A lo largo de ese recorrido, se pueden encontrar alianzas de clases, también rupturas de las mismas,  que tuvieron su correlato en prácticas políticas y socioeconómicas que respondieron a diversos y múltiples intereses.

 

Durante el largo camino historiográfico, el lector podrá encontrarse con una gran diversidad de procesos de reconstrucción históricas en cuanto a lo metodológico.Durante el siglo XX este compendio examina los procesos de construcción histórica de una comunidad, muy específica, enclavada en un espacio de una gran diversidad climática, toponímica y de una profunda inestabilidad política, pasando de ser departamento a distrito y luego, en 1950, nuevamente con autonomía municipal, articulando  la “cuestión social” propia de la región, en busca de aquellos sujetos históricos que operaron en las duras circunstancias de la vida local.

 

De alguna manera, este trabajo es un homenaje a todos aquellos que custodiaron y pusieron en valor todas las fuentes históricas que fueron el sustento de este trabajo. A la espera que ese aporte produzca motivación e inquietudes para que proliferen estudios y debates historiográficos regionales en Mendoza, y especialmente en el Sur de la provincia, de ser así, la misión y los esfuerzos estarán solventados.