Imprimir esta página

Cumbre de las Américas, con olor a azufre

Con olor a azufre, finalizó la Cumbre de las Américas con sede en Perú. La octava convocatoria a esta cumbre tenía como tema principal la “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”.

 

El objetivo era poder cerrar un bloque mayor de países suramericanos contra Venezuela, a pesar de que Trump no estuvo físicamente en las reuniones, ha operado incansablemente para conseguir ese objetivo.

Claro que mientras las Naciones discutían sobre estos asuntos, Venezuela no tenía derecho a réplica, porque la canciller peruana, Cayetana Aljovín respaldada por el Grupo Lima[1] y Estados Unidos revocaron la invitación al presidente Nicolás Maduro, pero invitaron gustosos a la oposición venezolana para opinar sobre el asunto.

Paradójico fue que Mauricio Macri se jacto como el abanderado de enfrentar la corrupción, hizo referencia a las medidas que se deben tomar para combatir la corrupción y a las necesidades de evitar el robo en la función pública.

El presidente resaltó, que “nuestra gente merece gobernantes honestos y con vocación de servicios, que trabajen para ayudarnos a vivir mejor y no para beneficiarse a sí mismos”.

Pareciera que estuviésemos relatando un capítulo de hablemos sin saber, del programa de Sin Codificar, pero no, al presidente offshore le dieron micrófono para abanderarse de ser quien enfrenta la corrupción en el mundo.

Frente a este cambio geopolítico en América Latina y el mundo, en donde se aplaude el sufrimiento del pueblo bolivariano, los ataques brutales a Siria, la detención de Lula Da Silva, y la intervención del Partido Justicialista en Argentina. Macri reafirmó su fidelidad hacia Estados Unidos y ratifico su entrega al interés norteamericano.

Pero como dijo Evo Morales en la cumbre, si no discutimos las estructuras que provocan la corrupción, de dónde se alimentan y quien las promueve. Si no denunciamos los mecanismos de transferencia Nacional hacia el Exterior, sean legales o ilegales, si no desmontamos este mundo de las finanzas defendido por un poder militar destructivo que garantiza acuerdos de libre comercio con el objetivo de que unos pocos se dejen todas nuestras riquezas, es imposible seguir discutiendo.[2]

Quizás frente a la crisis mundial que vivimos, los latinoamericanos nos encontremos en esos segundos de oscuridad máxima, antes de que salga el sol, pero el sol sale.  Tal vez no falte tanto para que nos llegue el amanecer.

 

 

 

 

 

 



[1] Es una instancia multilateral que se estableció tras la denominada Declaración de Lima, donde se reunieron representantes de 17 países con el objetivo de dar seguimiento y buscar una salida a la crisis en Venezuela. Doce países americanos en un principio suscribieron la declaración: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, uniéndose posteriormente Guyana y Santa Lucía. Siendo avalado también por Barbados, Estados Unidos, Granada, y Jamaica.

[2] https://www.eldestapeweb.com/el-cruce-discursos-evo-morales-y-mauricio-macri-la-cumbre-las-americas-n42303

Valora este artículo
(0 votos)