Argentina, ¿el granero del mundo?

Las sequías que representan 7 millones de dólares de pérdidas para el campo llevaron al gobierno a tomar la decisión de importar 120.000 toneladas de soja para abastecer a las aceiteras. Esto que parece absurdo en un país como el nuestro, considerado «el granero del mundo», tiene sentido cuando entendemos que Macri y su gabinete tienen una fuerte alianza con el campo a quien no han hecho más que quitarle retenciones para que un puñado se lleven aún más ganancias.

El gobierno actual ha decidido mantener la vasta producción de soja para exportarlo por unos chelines y olvidarse de la industria de nuestro país, para luego importar de Estados Unidos la soja necesaria para las aceiteras a un precio descomunal que luego tendrá su repercusión en los precios, en los salarios y en los puestos de trabajo de estas grandes empresas.

Entonces Argentina, ¿sigue siendo el granero del mundo o somos una especie de forro para que salgan los negocios de la Sociedad Rural y Mauricio Macri?

 

 

Argentina importará soja de EEUU en 2018

Argentina importará 120.000 toneladas de soja desde Estados Unidos para poder asegurarse la calidad y el abastecimiento para las aceiteras en el marco de la sequía que afecta a la producción nacional, que alcanzaría las 40 millones de toneladas este año, 7 millones menos de lo proyectado.

Según confirmó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), Argentina importará desde ese país 120.000 toneladas, que llegarían a los puertos argentinos del Gran Rosario cerca de octubre.

Fuentes del sector aceitero explicaron que no se trata de la primera vez que se importa soja desde Estados Unidos y que «la entrega está pensada para octubre y noviembre, cuando la cosecha de soja argentina ya se extinguió».

«Hoy hay problemas con la producción argentina por la sequía y en ese marco es lógico que las grandes plantas de molienda, que tienen que seguir su ciclo continuo, tomen recaudos para mantener el flujo de la producción a lo largo del año».

Justamente, hoy el USDA recortó la estimación de la cosecha de soja de Argentina de 47 millones de toneladas a 40, lo que implica que la temporada 2018 sería la peor de los últimos 10 años.

Valora este artículo
(0 votos)