Ajustar y reprimir: la fórmula exitosa de los acechadores

Estamos atravesando una situación crítica. Los latinoamericanos y las latinoamericanas somos acechados por una jauría de perros salvajes con ganas de saquear nuestro continente y saciar su hambre a costa del sufrimiento de los pueblos. El líder de esta jauría es el Banco Mundial y lo siguen aquellos personajes que ocupan cargos de gobierno en países de Suramérica representando los intereses de la jauría extranjera.

 

Algunos llegaron con los votos otros a través de golpes inconstitucionales pero algo los une a todos: su constante deseo por perjudicar a las grandes mayorías mediante ajustes y así concretar sus negocios en una isla perdida del país de “nunca jamás”. El aparato cultural instalado por los perros genera indignación por la supuesta corrupción  de Lula Da Silva (porque aún no hay pruebas fehacientes) pero hace todo lo posible para que los pueblos hagan vista gorda a las cuentas y empresas offshore y el lavado de dinero que esto representa de los amigos y compañeros de trabajo de los líderes de la jauría, podríamos nombrar a Temer, Caputo, Aranguren y el Grupo Macri.  

Gobiernos que se han caracterizado por concretar sueños de una sociedad un poco más justa mediante la redistribución de la renta de forma equitativa hoy se ven en la mira y harán todo lo posible para voltearlos a ellos y también a los que lo apoyan. Anoche encarcelaron a un hombre que saco a 20.000.000 de brasileros de la pobreza y la gente que lo fue a bancar de forma pacífica fue duramente reprimida y atacada con gases lacrimógenos y balas de gomas en la sede policial de Curitiba. Lo que denunciamos hoy no es por capricho o un ideal sin sustento  en la realidad, denunciamos la puesta de todos los cañones en contra del pueblo y la repartija de paracaídas a los beneficiados por un modelo nefasto de concentración de renta y transferencia al exterior.

En la Argentina se nos están riendo en la cara. Mientras un funcionario se presenta en el Congreso con total impunidad por poseer cuentas offshore y bonos de deuda argentina, los argentinos y las argentinas no saben si llegan a fin de mes. Cansados estamos ya de escuchar promesas y más promesas. Pobreza 0, bajar la inflación, lluvia de inversiones y demás falacias  han quedado en el consciente colectivo de un pueblo que ha sido engañado. Esperamos para el cierre del primer trimestre una inflación que alcanzará el 12% cuando las metas anuales del gobierno rondaban en el 15%. ¿Hasta cuándo van a seguir mintiéndonos?

Queremos que se vayan todos los que se aprovechan de las riquezas de nuestros países latinoamericanos. Queremos que dejen de ajustar sobre el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras. Queremos justicia social. Queremos que se vayan los que hoy nos gobiernan y se arrodillan frente al jefe mundial de los hampones de las finanzas. Queremos que dejen de silenciar a los sectores populares. Queremos ser libres. Es mediante la integración latinoamericana que podremos dejar de servir el banquete de la extranjería y pasar a ser los protagonistas y dueños de nuestro futuro. 

Modificado por última vez en Domingo, 22 Abril 2018 12:58
Valora este artículo
(0 votos)